Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Sturla motivado por papa Francisco

EL PAÍS |

REITERÓ POSICIÓN CONTRARIA A LA BAJA DE LA IMPUTABILIDAD

El arzobispo de Montevideo, monseñor Daniel Sturla, expresó su posición contraria a la baja de la edad de imputabilidad penal ayer en el marco de una conferencia “La sociedad montevideana y sus valores” organizada por al Intendencia de Montevideo en la rural del Prado.

Sturla manifestó su postura a raíz de la pregunta de una asistente. Pero enfatizó que esta es su opinión y que el tema no ha sido discutido a nivel institucional de la Iglesia. “Me parece que tiende a estigmatizar a los jóvenes por más de que yo no voy a las intenciones de los que lo proponen, y me parece que obviamente hay argumentos a favor. Lo que pasa es que si se baja a 16, habría argumentos para bajarla a 14”, expresó.

Con respecto a su participación en la actividad de anoche, Sturla admitió que lo pusieron en un dilema porque que un obispo estuviera “cortando la Semana Santa” para ir a la Criolla “no quedaba muy bien”.

Sin embargo, decidió aceptar la invitación. “Yo lo viví dentro de ese espíritu que dice el papa Francisco, `prefiero una Iglesia accidentada porque sale a una Iglesia enferma porque se queda encerrada`, entonces en este espíritu vine”, dijo.

Sturla hizo referencia a su libro, una tesis de la Licenciatura en Teología, “¿Santa o de Turismo?” en el que estudia el proceso de secularización uruguayo.

En cuanto al aporte de la Iglesia a la sociedad, Sturla valoró la cantidad y diversidad de obras solidarias de la institución.

“Los cristianos rezamos, los que tenemos fe rezamos, uno puede decir, ¿y esto? En el ambiente laico uruguayo, los cristianos uruguayos somos uruguayos por lo tanto tenemos también un sello laico en nuestro ser cristianos”, dijo el arzobispo, quien señaló que esto aporta la esperanza, un valor “necesario”.

“Y ojo, la esperanza cristiana no es esperanza de vida eterna (…) el valor eterno de lo que hacemos en la temporalidad es parte de la herencia judeocristiana, es parte de los valores que han construido nuestra sociedad, nuestra laica y plural sociedad uruguaya que también ha contado y cuenta con el aporte religioso, judeocristiano, de la Iglesia Católica”, remató.