Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Sturla: “Esto está llegando al ridículo”

UY PRESS |

El cardenal Daniel Sturla atacó con virulencia — a pesar de su tono calmo- las reacciones que generaron la actividad sobre el aborto desarrollada en el liceo de Salto, y calificó la situación como un “escándalo”.

“Se suscitó un escándalo en nuestro laico Uruguay. Pero un escándalo que fue urgentemente reprimido -digamos así- por nuestras autoridades de la enseñanza, con la inmediata separación del cargo de la directora y el comienzo de un sumario a la misma”, dice Sturla en un editorial radial emitido por Radio Oriental, propiedad de la Iglesia Católica.

“Lo que ha sucedido me parece absolutamente lamentable. En este Uruguay plural y democrático. En esta sociedad libre, se puede hablar de sexo siempre y cuando esto sea manifestado como una realidad placentera, donde lo único importante es no enfermarse, no hacer daño a otro y no quedar embarazadas las chicas. Pero fuera de eso parecería que, en algo que afecta tanto la intimidad de las personas, las inclinaciones más profundas de la naturaleza humana, no hay una norma moral. Esto parecería retrotraernos a la época de las cavernas, al origen del ser humano, al hombre guiado solamente por sus instintos”, manifestó el cardenal.

“La laicidad parece entenderse en el sentido de única dirección, la que propone la hegemonía cultural en la que nos encontramos. Donde nombrar a Dios o donde se haya visto (…) una imagen de la Virgen María en un liceo es una situación que resquebraja el edificio de la laicidad uruguaya. Esto está llegando al ridículo”, consideró.

Sturla indicó que se quiere imponer una hegemonía cultural que pretende transformar el aborto (un delito que no es penalizado en algunos casos) en un derecho. “Incluso se habla de la agenda de derechos, cambiando totalmente el sentido de la ley”, agregó. Esto, sin querer polemizar con “la tragedia que supone el aborto” para aquellas personas que lo realizan, sino en referencia a la transformación “de lo que es una tolerancia en lo que se quiere hacer pasar como un derecho”.

En su alocución, el Cardenal citó unas palabras el Obispo de Canelones, Mons. Alberto Sanguinetti: “Según la ley de  educación la enseñanza pública está abierta a todas las ideas y creencias. ¿Qué mal les puede hacer a jóvenes de 17 y 18 años que oigan a unas ‘exageradas’ señoras que les dicen que ellas piensan que no es bueno abortar y exponen algunos datos científicos? ¿Hay tanto miedo a un poquito de libertad de enseñanza? ¡Ah! Pero parece que después se les cayó una estampita de… ¡la Virgen María! Eso es más peligroso que un cohete intercontinental. Vamos. Se puede pintarrajear de todo en los liceos y una figurita de Santa María va a hacer caer el sistema”.

“Me parece lamentable lo que estamos viviendo”. Y concluyó con la recomendación de “poner las cosas sobre la mesa, de forma desapasionada pero sin tergiversar la verdad de los hechos en este Uruguay laico y plural, donde parece que lo único que está condenado al ostracismo, lo único que no puede entrar dentro de lo plural, es una visión humanista y abierta (…). Una postura de libertad donde puede caber la defensa de la vida humana desde su concepción”.