Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Sínodo de la familia termina con la mira en la misericordia

EL OBSERVADOR |

http://www.elobservador.com.uy/sinodo-la-familia-termina-la-mira-la-misericordia-n687947

Concluyó la reunión de obispos que dedicó 20 días a pensar sobre la familia

El papa Francisco celebró ayer la misa de clausura del sínodo sobre la familia, una reunión en la que participaron 270 personas (en su mayoría obispos) que reflexionaron sobre la realidad de la familia actual y los desafíos que se le presentan, con vistas a la búsqueda de soluciones.

El día anterior, sábado, se promulgó el documento final de los 20 días de trabajo, donde se recogieron 94 puntos que fueron aprobados por mayorías de dos tercios. En su declaración final, el papa comentó que, si bien no se encontraron soluciones para todas las situaciones que viven las familias (que, en todo caso, no era lo que se pretendía), sí se avanzó en otros sentidos.

“Seguramente no se hayan encontrado soluciones exhaustivas a todas las dificultades y dudas que desafían y amenazan a la familia, sino que se han puesto dichas dificultades y dudas a la luz de la fe, se han examinado atentamente, se han afrontado sin miedo y sin esconder la cabeza bajo tierra”, dijo el papa ante los llamados padres conciliares. Entre estos participantes hubo dos uruguayos, el cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, y el obispo de Minas, Jaime Fuentes.

“Significa haber dado prueba de la vivacidad de la Iglesia católica, que no tiene miedo de sacudir las conciencias anestesiadas o de ensuciarse las manos discutiendo animadamente y con franqueza sobre la familia”, puntualizó el papa.

La definición del matrimonio no ha cambiado, aclaró. Y lo caracterizó como la unión entre un hombre y una mujer, fundado sobre la unidad y la indisolubilidad. La familia es la base fundamental de la sociedad y de la vida humana, apuntó Francisco.

Lo que sí puede cambiar es la actitud de acercamiento hacia las personas, especialmente hacia las que sufren. “La Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón, y no sólo de los justos y de los santos”, comentó Francisco. En esta línea, sus palabras fueron una introducción hacia el Año de la Misericordia, que celebrará la Iglesia católica en 2016.

Sin cambios en la doctrina

Del documento final del sínodo surge que no hubo cambios en la doctrina, sino una valorización de la familia y de la enseñanza del Evangelio. Y un avance hacia una mayor comprensión para los divorciados que se volvieron a casar, algo que en sentido estricto es considerado ilícito por la Iglesia católica porque esta sostiene que el matrimonio es indisoluble y único, y por lo tanto no se puede superponer con otro.

En tres de los 94 puntos –que fueron los que más votos negativos tuvieron–, se explica que estas personas “deben ser más integradas en las comunidades cristianas en las varias maneras posibles”. Se invita a los pastores a atender cada caso de manera diferente y a guiar a las personas en una “sincera reflexión”.

El texto no recoge nada concreto sobre la posibilidad de que estas personas comulguen o no, algo con lo que se especulaba antes del comienzo del sínodo.

En su blog, el obispo Fuentes dio su explicación sobre por qué este silencio. “En mi opinión, lo importante es fomentar en la Iglesia la actitud misericordiosa. Teniendo en cuenta la enseñanza de la Iglesia, la conciencia bien formada y con la ayuda del sacerdote, según las orientaciones del obispo, es necesario tratar a cada persona personalmente, valga la redundancia, es decir, conociendo sus circunstancias para poder discernir su real situación”, redactó el obispo uruguayo.