Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu “Ser puente entre los jóvenes y Jesús” : Superior salesiano celebró Bodas de Plata sacerdotales

nestor

P. Néstor Castell sdb | Foto de Sebastián Andión

“Ser puente para que Jesús llegue a los jóvenes y los jóvenes a Jesús”, es el propósito que ha animado los 25 años de sacerdocio del P. Néstor Castell sdb, Inspector Salesiano en Uruguay, según compartió en la Celebración Eucarística de sus Bodas de Plata el miércoles 19 de octubre.

En la emotiva celebración, que tuvo lugar en la Capilla “Nuestra Señora del Rosario” (Maturana), el P. Castell estuvo acompañado por el Cardenal Daniel Sturla sdb (Arzobispo de Montevideo), el Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazzi sdb, el P. Inspector de Paraguay, Néstor Ledesma sdb, la Superiora de las Hijas de María Auxiliadora en Uruguay, Hna. Laura Guisado; unos 50 sacerdotes Salesianos y otros del clero diocesano, sus padres, familiares, amigos y miembros de la Familia Salesiana.
La bienvenida estuvo a cargo del Vicario Inspectorial, P. Alfonso Bauer sdb, y la Primera Lectura fue leída por la mamá del P. Castell, de 84 años de edad, acompañada muy de cerca por su esposo.

En su homilía, el P. Inspector destacó -aludiendo a palabras del Papa emérito Benedicto XVI- que recibió el sacerdocio porque “Dios es audaz” y, como le dijo en una ocasión el Obispo de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, “Dios no elige a los capaces sino que capacita a los elige”. En este sentido, aseguró que “sin dejar de experimentar mi pobreza, mi fragilidad y mis límites … nunca sentí que no estaba a la altura de lo que el Señor me confiaba”.

“Dios nos ama, no deja de bendecirnos y lo hace                  gratis. Nuestro pago es agradecer”

Al inicio de su prédica, el P. Néstor agradeció a los presentes por “estar y acompañarme en este día”. “Su presencia me ayuda a no olvidar que si algo buennestor-castell-72o tengo como persona se lo debo a ustedes porque no nací hecho sino que me fui realizando y me sigo construyendo con el contacto de la gente con quien compartí y comparto la vida”, les dijo.

Argumentó el sentido de la celebración señalando que “los que creemos, cuando vivimos cosas lindas hacemos fiesta, con un sentido bien claro: festejamos con corazón agradecido a Dios y sus mediaciones volviendo nuestra mirada a lo bueno de la vida y reconociendo que eso bueno vino de Él, por su gran amor, que lo manifiesta regalándonos y regalándose”.
“Dios nos ama, no deja de bendecirnos y lo hace gratis. Nuestro pago es agradecer”, señaló.

El Padre Castell aseguró que el regalo más grande que nos ha hecho Dios Padre es su Hijo Jesús, “único y eterno sacerdote, hecho hombre”, que “comparte nuestra humanidad para hacernos participes de su divinidad”.

Al retrotraerse a su ordenación sacerdotal por imposición de manos de Mons. Andrés Rubio sdb, recordó las palabras del entonces Obispo de Mercedes: “Dios eligió a Néstor y lo llamó como a Jeremías. También él se siente pequeño ante la misión tan delicada y hermosa que Cristo le confía. Pero Jesús le da la certeza de que está con él, que pondrá sus palabras en sus labios y lo hará instrumento de reconciliación para que los jóvenes se encuentren o se reencuentren con el Padre Dios. Y lo hará Ministro del Pan de Vida, la Eucaristía, con el que alimentará a sus muchachos para que sean amigos de Jesús y tengan vida en abundancia”.
En distintos tramos de su homilía el P. Inspector agradeció una y otra vez la infinita generosidad de Dios que “continuamente” lo está eligiendo: “para vivir, hace 53 años; para la fe, por el bautismo; y me eligió hace 25 años para servir a la comunidad, para que Cristo pueda hacerse presente a través de mí y habite nuestra historia, nuestra cultura, especialmente la de los jóvenes”.


ESTOY ENTRE USTEDES COMO EL QUE SIRVE…

Haciendo alusión al lema que hace 25 años eligió para acompañar su camino sacerdotal “Estoy entre ustedes como el que sirve” , nestor-castell-22
el P. Castell pidió a 5 personas significativas para él, elegidas con antelación, que le plantearan algunos desafíos para su camino sacerdotal. “No quiero que hables bien de mí sino que me invites a comprometerme como sacerdote Salesiano en la concreción de este lema”, fue la consigna explicitada a cada “elegido” ( el P. Jorge Martínez sdb, el joven Agustín Escudero, una representante de los matrimonios que acompaña, sus amigos “Lalo Mangado” y Virginia Ruglio). Los “citados” le auguraron continuar viviendo su ministerio sacerdotal con misericordia y sin condiciones para todos, especialmente para con los jóvenes más carenciados; perseverar en su servicio de acompañamiento a amigos y matrimonios con alegría y cercanía; y acompañar la formación en el carisma salesiano para poder plasmarlo en la cotidianidad de la vida.


EL DECALOGO DE GRACIAS

Al finalizar su homilía, el P. Castell comentó que en el retiro previo a su ordenación sacerdotal le pidió al Señor 10 Gracias y explicit su deseo de renovarlas en sus bodas de plata. “Algunas de ellas aún no me las condenó”, confesó, ante la risa espontánea de los presentes:

1 ) Rezar ante el Santísimo una vez al día.
2) Celebrar la Eucaristía pensando que es la primera y la última de mi vida.
3) Que servir a los adolescentes y jóvenes sea lo primordial de mi vida.
4) Durante la semana tener cuatro horas de formación personal.
5) Cuidar mi vida comunitaria.
6) No desear ningún puesto ni cosa alguna que no se me haya dado por obediencia.
7 )Meditar con la Palabra de Dios.
8) Vivir todas las situaciones o actividades de mi vida con intensidad.
9) Aceptar la cruz de mi vida con alegría.
10) Considerar a los demás como superiores a mí mismo.

“Recen para que sea sacerdote según el carisma de Don Bosco y pueda decir todos los días lo mismo que un día expresó este `santaso´ después de experimentar la fragilidad física por una enfermedad: ‘he prometido a Dios que hasta mi ultimo aliento será para mis queridos jóvenes…’”, concluyó el P. Inspector.
Luego de recibir algunos regalos por parte de sus hermanos Salesianos, y con la bendición final culminó la Misa y todos compartieron un ágape fraterno.

Todas las fotos AQUI