Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Secundaria advierte disgusto por liceos públicos-privados

EL PAÍS |

Puente señaló que la preselección es la que los lleva a buenos resultados

CARLOS TAPIAmié mar 4 2015

54f6692a3eecd

La primera piedra la lanzó la directora general de Secundaria, Celsa Puente, que ayer declaró sentir “preocupación” por los liceos públicos de gestión privada y advirtió que los buenos resultados que lucían estos centros eran producto de una preselección de los estudiantes.

Tras esto, en declaraciones a El País, desde la dirección del liceo Jubilar y el Impulso, ambos ubicados en el barrio Casavalle, defendieron el modelo. En tanto, la ministra de Educación, María Julia Muñoz, advirtió que “la selección es innegable”, pero dijo que para ella esto no era algo preocupante.

“Los liceos de gestión privada lo que hacen es una selección de jóvenes para el ingreso, aunque digan que no, los seleccionan, porque ahí tiene que haber un adulto que se haga cargo, por lo tanto ahí hay un primer filtro, no todo el mundo entra. Tienen un número muy acotado de jóvenes, lo que les permite hacer un seguimiento muy específico”, precisó ayer a radio El Espectador la directora del Consejo de Educación Secundaria (CES).

Puente prosiguió con sus críticas y comparó: “Si yo eligiera solo algunos alumnos tendría otros resultados. Yo lo digo con mucho orgullo: Secundaria abre las puertas a todos los jóvenes del Uruguay”. Y concluyó: “No estoy de acuerdo con estas instituciones (…) y me preocupan un poco”.

Para ingresar al liceo Jubilar se necesita pertenecer al barrio Casavalle, que los alumnos no tengan más de un año de repetición y que la familia (que debe estar comprometida con el proceso que lleve adelante su hijo) sea de un nivel económico bajo. Desde la institución, su director, Ricardo Villalba, señaló ayer a El País: “el apoyo a la institución por parte de las familias es una característica propia del Jubilar, porque consideramos que nuestro trabajo es un aporte para esta. Así lo pensamos y por eso lo requerimos”.

En tanto, desde el Impulso, se pide que los alumnos no tengan más de 14 años, que no hayan repetido más de dos años y que vivan en Casavalle. Su director, Guillermo Patritti, sostuvo ayer a El País que “nadie decreta que la familia colabore, sino que es un proceso que se construye”. Por otra parte expresó: “hablar de cómo se preselecciona es un desconocimiento de la propuesta”.

Luego de estos parámetros en el último año en el Jubilar quedaron anotados 320 alumnos de los cuales ingresaron 70. Y en el Impulso 350, de los cuales quedaron 100. Esta selección se hizo, sí, a través de un sorteo. El País intentó comunicarse también con autoridades del centro Providencia, ubicado en el Cerro, para consultarlas sobre los dichos de Puente, pero no obtuvo respuesta.

Sobre los dichos de Puente, la ministra Muñoz precisó a El País que “coincide en lo que ha planteado la directora de Secundaria de que existe un proceso de preselección”, pero advirtió que este “no es un tema que le genere preocupación”.

“Hay una selección de los estudiantes que es innegable y que el resto de los liceos públicos no puede hacer. Pero este es solo un hecho constatable, no me parece que implique un problema. Es una opción que tienen los empresarios para aportar. Claro, esto también es lo que hace que los resultados sean diferentes”, añadió Muñoz.

Los liceos públicos de gestión privada ya habían sido fuente de críticas por parte de los sindicatos. Desde la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES), su presidente, Emiliano Mandacen, ha dicho que estos centros “no enseñan nada”, que son “una especie de contención social” y también había acusado que “Impulso y Jubilar se entrevistan con las familias antes de aceptar a los alumnos”.

Ayer, la Federación Uruguaya de Magisterio también se expresó en contra de este tipo de iniciativas, al advertir en un comunicado que “terminan implicando siempre la transferencia de recursos de la ciudadanía hacia ámbitos privados” y “no logran resolver los problemas del ámbito público estatal”.
UNA INICIATIVA QUE SE MULTIPLICA
1. Jubilar: el pionero

El liceo Jubilar Juan Pablo II se fundó en 2003. Fue el primer público de gestión privada. Recibe 400 alumnos cada año. Entre ellos, 120 adultos con aspiraciones de terminar el Ciclo Básico, en un programa, aprobado por Secundaria, que compacta 3 años en 1.
2. Impulso: Su tercer año

El liceo Impulso se fundó en 2013. Recibe unos 100 alumnos por año, aunque las vacantes que se abren no suelen ser más de 80, dado que los hermanos de los estudiantes que ya asisten al centro pueden inscribirse sin pasar por el sorteo. Hoy cuenta con 300 alumnos.
3. Providencia: su segundo año

El liceo Providencia abrió sus puertas en 2012. Recibe a unos 60 alumnos por año. La institución también cuenta con un Club de Niños (un centro de educación complementaria para niños de edad escolar). Los que van al Club luego pueden pasar directamente al liceo.
4. Francisco: Llega a Paysandú

La iniciativa llegó a Paysandú este año, con la apertura del liceo Francisco, inspirado en el Jubilar. Allí empezaron a estudiar esta semana 50 adolescentes que viven en barrios de contexto crítico. El Papa les regaló una tablet que van a subastar para conseguir fondos.
5. Pinos y Anima: Tecnología

Los Pinos prepara la creación de un ciclo básico tecnológico para la zona de Casavalle, que empezaría a operar a partir del año que viene. En tanto, un grupo de profesionales planea abrir también en 2016 la institución Anima, que pretende ser un bachillerato tecnológico.
6. Liceo Obrero Foeb: para 2016

Se prepara un liceo público de gestión privada para hijos y trabajadores del Gremio de la Bebida, que estaría operativo a partir del año próximo. Este sería de doble turno y en él se enseñarían también oficios. Hay una comisión trabajando en los pormenores del centro.