Iglesia al día

" Cada uno de nosotros es una historia de amor de Dios. A cada uno Dios nos llama y nos conoce por el nombre, nos mira, nos espera, nos perdona, tiene paciencia con nosotros. "
Papa Francisco (Audiencia General, 17/5/2017)

Virgen de Lourdes (Montevideo)

Santuario Nacional de la Gruta de Lourdes

Avda. Instrucciones 2223 – MONTEVIDEO

10623812_810921635641670_2905771966749151628_o

ORIGEN DE LA DEVOCIÓN

Los hechos que dieron origen a esta devoción muy difundida en todo el mundo son universalmente conocidos. Aquí queremos dar una breve síntesis de la historia de las apariciones de la Virgen a la niña Bernardita según el testimonio de la misma vidente.

Bernardita tenía catorce años. Era hija de molineros empobrecidos, que entonces vivían miserablemente en la antigua prisión de Lourdes, “le Cachot” (el Calabozo), como le llamaban. De allí sale Bernardita, el jueves 11 de febrero, para ir a recoger leña. Se descalza para atravesar un arroyo, y es entonces cuando tuvo lugar la primera aparición. He aquí como ella la relata:

“Apenas me había quitado una media cuando oí un gran ruido como si el viento hubiese soplado. Volví la cabeza del lado de la pradera y pude constatar que los árboles no se movían… Seguí descalzándome… Volví a oír el mismo ruido… Levanté la cabeza para mirar a la Gruta. Vi a una Señora vestida de blanco: llevaba un vestido blanco, un velo blanco, un cinturón azul y una rosa dorada en cada pie, del color de la cadena de su rosario… Tuve miedo. Creía soñar y me froté los ojos. Volví a mirar y seguí viendo a la misma Señora. Metí la mano en mi bolsillo y saqué el rosario. … La Señora tomó el rosario que tenia entre las manos e hizo la señal de la cruz. Yo comenzaba a perder el miedo y volví a tomar mi rosario. Intenté santiguarme por segunda vez y pude hacerlo, y des de aquel momento no tuve más miedo. Pude ponerme de rodillas y rezar el rosario en presencia de la Señora. La Señora deslizaba las cuentas del suyo, pero no movía los labios… Cuando lo hube terminado, la Señora me hizo señal de acercarme, pero no me atreví y me quedé en el mismo lugar. Y de pronto la visión desapareció”.

Después de algunas apariciones silenciosas ocupadas por la contemplación y la oración, la Virgen confía a Bernardita el mensaje de penitencia: “Ruega a Dios por los pecadores”. El 25, repite tres veces: “Penitencia” y da una nueva orden: “Ve a beber y a lavarte en la fuente”. Así se descubrió la fuente que no se agotará jamás. El 2 de marzo y los días siguientes, nueva petición: “Dirás a los sacerdotes que se construya una capilla en este lugar y que se venga en procesión”. Al final de la quincena Bernardita ignora todavía quién es aquella que se le aparece. Tres semanas después, el jueves 25 de marzo, a fuerza de insistir, obtiene la respuesta: “Yo soy la inmaculada Concepción”.

RESEÑA HISTÓRICA DEL SANTUARIO DE LA GRUTA DE MONTEVIDEO

En noviembre de 1940 llegaban al Uruguay los padres Dehonianos que habían recibido la invitación del Arzobispo de Montevideo para que se hicieran cargo de una amplia zona de los suburbios de la capital. Uno de ellos el P. Pedro Bartels empezó a juntar los muchachos más pobres de esas barriadas para darles un poco de educación humana y religiosa y así el 21 de junio de 1942 puede abrir la primera escuela parroquial de “El Salvador”, que funcionaba en un modesto galpón pedido a la vecina fábrica textil en el cual se reunían cada día unos 40 niños. Junto a esta escuelita nacía también una sentida devoción a una pequeña imagen de la Virgen de Lourdes que los niños de la escuela habían colocado sobre un tronco de eucalipto cortado. Allí como anotan las crónicas parroquiales– los niños de la Escuela se encontraban todas las tardes para pedirle a la Virgen María que les concediera “una linda escuela y una gran Gruta”. Alrededor de esta pequeña imagen creció la devoción de los niños y de todos los fieles v así se construyó una primera “grutita”. En el año 1943 llegó a la parroquia como nuevo párroco el P. Antonio Klomp, un gran devoto de la Virgen, y la procesión diaria a la Gruta de Lourdes, seguida por la bendición eucarística, se hace una institución. El 17 de octubre de 1943, delante de esta primera Gruta toda parroquia se consagra a la Virgen María. Al inaugurar la nueva Escuela “El Salvador”, el 14 de marzo de 1944, el P. Antonio Klomp confirmaba su propósito de construir una gran Gruta, fiel reproducción de la Gruta de Lourdes en Francia. Fue así que el mismo arzobispo de Montevideo Mons. Antonio Ma. Barbieri, el 11 de febrero de 1915, colocaba la primera piedra de la nueva Gruta. En ese mismo día el Arzobispo ya expresaba su convicción que ese lugar de oración se convertiría en Santuario Nacional para todo el Uruguay.

El 11 de febrero de 1946 con una solemne procesión, el mismo Mons. Barbieri bendice la estatua de la Virgen que irá en la nueva Gruta. En diciembre del mismo año la Gruta había asumido su definitiva y característica forma. El mismo padre Antonio, entre la admiración de todos sus parroquianos y de los primeros peregrinos había juntado y dispuesto con paciencia las grandiosas piedras de granito rosado que forman la Gruta.  Por fin podía colocar la nueva imagen de la Virgen en el nicho de la Gruta y en el libro parroquial simplemente anota “emocionante” El día 8 de febrero de 1947 se inauguraba la nueva Gruta con una hermosa Velada de oración que se prolonga hasta la madrugada del domingo 9 de febrero mons. Barbieri presidió las celebraciones que culminaron con una sugestiva Misa de medianoche.

UN MILAGRO DE LA FE EN EL URUGUAY

Desde la inauguración de la nueva Gruta, no paso un día que no hubiera devotos y peregrinos que visitasen este Santuario al aire libre, en cualquier hora de la jornada. Varias veces, en los primeros años, eran los seminaristas del clero diocesano que desde la antigua sede del Seminario encabezaban las peregrinaciones con antorchas encendidas e las manos, al estilo de las procesiones de Lourdes. Pero luego, con el pasar de los años fue cada vez más imponente el número de peregrinos que desde todo Uruguay y del exterior acudían a visitar a la Virgen. En un país chico y marcado por estructuras educativas y sociales profundamente laicistas, esas multitudes peregrinantes todos los días 11 de cada mes, son el verdadero milagro. El 11 de febrero de 1958, a cien años de la primera aparición de la Virgen en Lourdes, todos los obispos del Uruguay declararon “SANTUARIO NACIONAL” a la Gruta de Lourdes situada en Avda. Instrucciones 2223 en Montevideo. Esta importante declaración coronaba la devoción profunda del P. Antonio Klomp y de los peregrinos. Sin embargo, siempre bajo la dirección y directa participación del incansable P. Antonio, siguen las obras materiales del Santuario. Cada vez más se embellecen los alrededores de la Gruta con un grandioso parque en honor a María. Poco a poco surgen la fuente del agua, el Vía Crucis con una reconstrucción del “Santo sepulcro” y del “Monte Calvario” con su hermoso Cristo crucificado, una obra en bronce del artista uruguayo Benjamín Deminco. El 11 de febrero de 1975, día solemne de la Virgen de Lourdes, Moría a la edad de 70 años, en Oldenzaal (Holanda), el P. Antonio Klomp, el gran animador de este santuario. Todos los peregrinos de la Gruta de Montevideo recibieron con gran admiración esta noticia considerándola como la manifestación del cariño de la Virgen María para con su humilde servidor.

 

CELEBRACIONES Y ORENTACIONES PASTORALES

En los años de la dictadura y y en la década siguiente, el Santuario Nacional de la Gruta ha asumido también la característica de Santuario de la paz, donde en forma personal y comunitaria se ha expresado vivamente el deseo de paz y reconciliación. Signo de este deseo de paz y bienestar es el gesto solidario de los peregrinos que mensualmente traen centenares y centenares de paquetes de alimentos, ropa y remedios para que sean repartidos a sus hermanos más necesitados. Otra señal significativa es el deseo de reconciliación con Dios y los hombres a través del Sacramento de la Confesión. En 1986 se construye junto a la Gruta una “Capilla de Reconciliación”, lugar de reencuentro y de perdón. Al frente de esta Capilla se ha colocado “La Cruz de la Paz”, que el Papa Juan Pablo II bendijo en su segunda visita al Uruguay, en 1988. Esta obra del artista uruguayo Eduardo Lapaitis, está compuesta por unas 2000 piezas de metal soldadas unas a otras para expresar el compromiso de trabajar unidos para construir la Paz.

El Santuario de La Gruta es actualmente el lugar de manifestaciones religiosas populares más concurrido en Uruguay. Son entre 20.000 y 30.000 los peregrinos que visitan al Santuario los días once de cada mes; y alrededor de 100.000 los que recurren a la Virgen en el día desu fiesta, el 11 de febrero. Actualmente las orientaciones pastorales del Santuario son:

1. EVANGELIZAR los signos, expresiones y gestos religiosos de la gente, con el anuncio explícito v sencillo de la Palabra de Dios; con una predicación sistemática en todas las celebraciones (misas, rosario meditado, bendiciones…), con la entrega de un folleto donde se desarrolle una catequesis elemental todos los meses y con una librería donde la Biblia tiene el primer lugar junto con ediciones de libritos económicos y populares.

2. ENCAMINAR HACIA LA COMUNIDAD. Las Bendiciones que muchas veces fueron fuente de individualismo y magia, se celebran siempre comunitariamente, con la proclamación de la Palabra de Dios y la oración de los fieles. En especial se instauró la Bendición de Niños recién Bautizados para educar a los padres a bautizar a los hijos en su Comunidad Parroquial, y al mismo tiempo dar lugar a su acción de gracias a Dios por María. En las Celebraciones de los Sacramentos sobre todo de las Confesiones que son muchas en número y conversiones, los Sacerdotes se preocupan de invitar a los penitentes a integrarse a su Parroquia y a los grupos y pequeñas Comunidades.

3. EDUCAR EN LA SOLIDARIDAD. “Un Hermano necesitado te pide que cambies tu promesa de velas o flores por alimentos, rapa y remedios”. Con este escrito, a la entrada del Santuario, se piensa trasformar las promesas en ocasiones de solidaridad humana. Los alimentos ofrecidos son actualmente entregados a 3 comedores populares que funcionan en los Barrios cercanos. La mayor parte de las limosnas y ofrendas, a los dos Colegios parroquiales. Otras expresiones de solidaridad se dan con algunas celebraciones nacionales que anualmente se están realizando en la Gruta como la celebración del día del Migrante y del día de oración por los Enfermos. Así el Santuario no es sólo un lugar de encuentro con Dios, sino también de “auténtico” encuentro entre los hombres.

HISTORIA DEL SANTUARIO NACIONAL DE LA GRUTA DE LOURDES (Montevideo – URUGUAY)

Los primeros pasos: una escuela y una gruta

En noviembre de 1940 llegaban al Uruguay los PADRE DEHONIANOS, invitados expresamente por Mons. Francisco Aragone arzobispo de Montevideo para hacerse cargo de la nueva parroquia de “El Salvador”, en una amplia zona de una periferia de Montevideo entre el camino Propios y el Camino Mendoza. La parroquia fue erigida oficialmente el 2 de Febrero de 1941 y el primer párroco fue p. Juan Karskens al que después de un breve tiempo le sucedió p. Pedro Bartels.

Fue el p. Pedro quien tuvo la idea de construir una Gruta a la Virgen Inmaculada. Ya en 1941 obtuvo la autorización del arzobispo para la construcción de una gruta sobre el modelo de la de Lourdes(Francia)

El p. Pedro era un gran devoto de la virgen Maria. Detrás de la Iglesia en un descampado el colocó sobre un tronco de eucalipto una imagen de la Virgen Inmaculada .Todos los dias con un grupo de niños, se dirigia a ese lugar para rezar el rosario, y para pedir una linda y grande Escuela para todos los ninos del barrio.

Mientras tanto, el 21 de julio de 1942, se abre provisoriamente la Escuela Parroquial , en un pequeño galpón con unos 40 niños.

El tercer parroco, P. Antonio Klomp, al hacerse cargo de la parroquia en 1943, continuo con el proyecto de la gruta y sigue pidiendo con los ninos a la Virgen para realizar el sueno de la Escuela Parroquial.

El 14 de mayo de 1944 el p. Antonio puede finalmente inaugurar la escuela “El Salvador” en un nuevo edificio construido sobre el camino que va a la gruta(la que mas tarde será la Guardería y ahora es el centro Padre Dehon).

En el año 1950 la escuela ya tenia dos turnos con 140 alumnos . Hasta que en 1960 se decide trasladar otra vez a la escuela al otro lado de la Avenida Instrucciones y construir un colegio mas grande con un nuevo nombre: COLEGIO CRISTO DIVINO OBRERO; obra que se termina de realizar, sobre todo gracias a los esfuerzos de p. Gilberto De Jong, en 1963. Con la llegada de los padres Dehonianos italianos, en el colegio Cristo Divino Obrero, sobre todo por la labor incansable de p. Andres Ferla, se logra implementar en 1971 un importante taller industrial para jóvenes Torneros.

Esta preocupación por los niños y los pequeños esta muy en sintonía con el mensaje de Lourdes y por supuesto con el Evangelio. También en tierra Uruguaya. Maria ha querido unir este Santuario a ella dedicado a la atención y cuidado de la niñez y de los pequeños.

Asi lo entendieron los Sacerdotes promotores de la idea hace mas de cincuenta anos y así lo entiende hoy la pastoral del santuario.

LA REALIZACIÓN DE UN GRAN SUEÑO

En agosto de 1943 las crónicas parroquiales anotan:

Todos los días del año, antes de la bendición, Visita a la GRUTA DE LOURDES-una pequena construcción anterior a la actual- con los niños y mayores>. Frente a la misma gruta el 17 de octubre toda la Parroquia se consagra solemnemente al inmaculado Corazon de Maria y el 8 de Diciembre celebra una gran fiesta.

Para poder realizar la grandiosa obra de la construcción de una nueva Gruta el p. Antonio Klomp habia formado en el ano 1944 una comision encargada de recudar fondos en toda la ciudad. En accion de gracias por la recuperada Salud de su Senora Leonardo Steverlink, el industrial Belga que ya habia hecho construir el Templo de “El Salvador”, se comprometio a ayudar al p. Antonio a construir la Gruta.

Asi el 11 de Febrero de 1945 mons. Barbieri puso la piedra fundamental y con palabras profeticas afirmaba: “Esta gruta atraera la Bendición de la Virgen no solo sobre esta parroquia sino sobre toda la Ciudad”.

Al ano siguiente, el 112 de Febrero de 1946, el mismo arzobispo bendijo la imagen de la Virgen; el 8 de Diciembre se la coloco en su nicho actual. El 11 de Diciembre de 1946 mons.Barbieri declaraba:”Es nuestro vehemente deseo que de todos los lugares de nuestra sede metropolitana se organicen periódicamente devota visitas a la gruta”.

Llego el dia de la inauguración solemne de la nueva Gruta. Después de haber mirado la Película “Bernadette” y organizar una gran procesión desde el templo hasta la gruta, el 8 de Febrero de 1947 a medianoche, con la presencia de 2000 personas que alumbraban el ambiente con sus antorchas encendidas, el arzobispo inauguro y bendijo solemnemente la gruta reZando la S. Misa.

La gruta de Lourdes de Montevideo , seguen el diario El Bien Publico(9-2-47) de la epoca, tiene las mismas dimensiones que las originales en Francia. Hubo que hecar 500 toneladas de granito sobre una base de 8 metros de profundidad de cemento armado. El Arquitecto fue el senor Paul Groenberg Hilton . Se ha traido de la gruta de Massabielle en Francia, un pedazo de roca para ponerla debajo de los pies de la Virgen .

El 27 de marzo de 1947 por la tarde , como suele hacerse en Francia, de todo Montevideo fueron trayendo en camilla , en coche o de a pie a unos 400 enfermos. Saliendo en procesión desde el Templo, mons. Alberto Levane, primer nuncio Apostolico en el Uruguay, impartio la bendición Eucaristica.

Hoy la Bendición a los enfermos se renueva todos los anos en el día mundial del enfermo, instituido recientemente por el Papa Juan Pablo II justamente en la fiesta de la Virgen de Lourdes, el 11 de Febrero de cada ano.Tambien se celebra en la gruta los primeros domingos de noviembre , el dia arquidiocesano

de la pastoral de la Salud.

En 1954 fue nombrado parroco de la Parroquia El Salvador p. Luis Voorhuyzen y rector del Santuario nuevamente p. Antonio Klomp. Este gran Apóstol de Maria, tanto empeno puso en la obra del Santuario que trbajaba dia y noche. Construyo el monte Salvario y Sepulcro, reconstruido como en los tiempos de Cristo.

El 10 de Febrero de 1957mons. Barbieri bendijo solamente la Cruz del Calvario con su hermoso Cristo, obra de bronce del artista Uruguayo Benjamín Deminco. Escribe Deminco: “Queria dar la imagen de un Cristo joven, dándose plenamente a sus hermanos; las manos bendicen y se compadecen, sus pies se alargan y se inclinan a la tierra. El rostro no es tragico sino sereno, mira a sus semejantes en un mensaje de paz”.

El 11 de Febrero de 1958, centenario de las apariciones de la Virgen de Lourdes, la Gruta fue declarada por los Obispos Uruguayos SANTUARIO NACIONAL. “…Considerando que ese lugar, la Gruta, dedicada a Nuestra Senora de Lourdes , sita en el Camino Instrucciones n.2223, se ha convertido en meta de constantes peregrinaciones de fieles…para implorar sobre nuestra Provincia Eclesiástica la protección de la Madre de Dios y Madre nuestra Amatisima, por las presentes y en virtud de nuestras facultades declaramos la referida Gruta de Lourdes SANTUARIO NACIONAL”.

Recien el 22 de marzo de 1964 se concluiran y serian bendecidas las 15 estaciones del VIA CRUCIS. P. Antonio regreso a Holanda en 1966 y murio en Oldenzaal, justamente en el dia de la Virgen de Lourdes, el 11 de Febrero de 1975, a la edad de 70 años.

Fuente: UMBRALES