Iglesia al día

" Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende. "
San Juan XXIII, papa

Santuario Nacional María Auxiliadora

Avda. Lezica 6375 – MONTEVIDEO

http://santuariomariaauxiliadora.org/

 

ORIGEN DE LA DEVOCIÓN A MARIA AUXILIADORA

La veneración a “María Auxilio de los Cristianos” arranca desde el siglo XVII. Esta invocación figuraba en las letanías que se recitaban en el Santuario de Loreto (Italia) y aprobadas por el Papa Clemente VIII en 1601. “María Auxilio de los Cristianos” fue invocada en 1577 cuando la flota naval de Juan de Austria venció a los turcos en Lepanto, y cuando los turcos atacaron Viena en 1683. Al comienzo del siglo XIX esta devoción pasó desde Baviera, al norte de Italia, en la ciudad de Turín. Pío VII, que fue victima del despotismo napoleónico, durante sus cinco años de prisión (1809-1814), imploraba el auxilio de María, invitando a todos los cristianos a encomendarse a ella. Cuando Pío VII se vio libre y pudo volver a Roma, el 24 de mayo de 1814, atribuyó aquella liberación a la protección de la Virgen. En consecuencia, instituyó en ese día la fiesta litúrgica de María Auxiliadora. San Juan Bosco fue el gran impulsor de esta devoción. Apenas tenía nueve años cuando tuvo un sueño” clave para toda su vida. Allí María le indicaba todo lo que después llegaría a ser la espiritualidad salesiana. En 1887 en el ocaso de su vida, lloraba Don Bosco, mientras celebraba la misa en el altar de María Auxiliadora de la iglesia del Sagrado Corazón en Roma, recuerda las palabras de la Señora: “A su tiempo lo comprenderás todo”. La Auxiliadora es la expresión mariana que caracterizará siempre el espíritu y el apostolado de D. Bosco. Toda su vocación apostólica se le presentará como Obra de María Auxiliadora y sus diversas e importantes iniciativas: la Sociedad de San Francisco de Sales, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y la gran Familia Salesiana.

 

BREVE HISTORIA DEL SANTUARlO DE VILLA COLÓN

El 17 de noviembre de 1886, Don Bosco escribe al Obispo Jacinto Vera: “Un puñado de mis hijos salesianos va a Montevideo para iniciar el Colegio Pío, fundado por la caridad y el celo de Vuestra Excelencia”.

Este se inaugura solemnemente el 2 de febrero de 1877 con la participación del Vicario Apostólico y del Ministro de Gobierno. El Colegio Pío se convierte en punto de referencia del catolicismo uruguayo; primer internado con escuela primaria y secundaria. En ese mismo año 1877 los hijos de Don Bosco se encargan de la asistencia espiritual de la zona, cuya iglesia es declarada “Santuario Votivo Nacional de María Auxiliadora”, al final del siglo XIX por el Arzobispo Mariano Soler y es por él mismo bendecida el 14 de diciembre de 1901 Siendo luego consagrada solemnemente el 2 de febrero de 1978, por el Obispo Andrés M. Rubio, ex alumno del Colegio Pío.

 

CELEBRACIONES

También en Uruguay la veneración a María Auxiliadora ha llegado a ser la devoción más propia y característica de la familia salesiana que la celebra con una tradicional pro­cesión-peregrinación cada 24 de Mayo. Durante el año las iniciativas del “Santuario” están más bien limitadas a las actividades de la parroquia. No se releva un movimiento particular de “peregrinos” ni expresiones típicas de religiosidad popular. Otro monumento dedicado a Maria Auxiliadora se encuentra a la entrada de la ciudad de Paysandú y es meta de las peregrinaciones de la familia salesiana del litoral. En Uruguay, 6 parroquias ,v muchísimas capillas están dedicadas a Maria Auxiliadora.