Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Prof. Carriquiry: “El desafío más grande para la Iglesia en América es ser capaces de custodiar, revitalizar e incrementar el patrimonio de fe de nuestros pueblos”

La Pontificia Comisión para América Latina y los Caballeros de Colón, con la colaboración del Instituto de Estudios Guadalupanos (México), organizó un Congreso Internacional llamado “Tras las huellas de la Exhortación Apostólica Post-sinodal Ecclesia in America, bajo la guía de Nuestra Señora de Guadalupe, Madre de las Américas, Estrella de la Nueva Evangelización”. Dicho encuentro se desarrollò del 9 al 12 diciembre de 2012 en la ciudad de Roma coincidiendo con los quince años del Sínodo de los Obispos para América.

El Profesor Guzmán Carriquiry, Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, consultado por NotiCEU acerca de cuáles fueron los motivos que llevaron a la Pontificia Comisión para América Latina a convocar este Congreso expresó que “nos pareció que era necesario retomar (y éste fue justamente el verbo que usó el Papa) la Exhortacion Apostólica Ecclesia in America que contenía una intuición profética del Beato Juan Pablo II: intensificar y promover una relación de comunión y cooperación, de intercambio vivo, entre las Iglesias de todo el continente americano con la convicción de que de esa comunión van a brotar con más fuerza energías de solidaridad en la vida de nuestros pueblos.”


Desarrollo del Congreso

El Congreso se inició en la tarde del domingo 9, en el altar de la Cátedra de la basílica vaticana, con la celebración de una Eucaristía en lengua inglesa que fue presidida por el Prefecto de la Congregación para los Obispos y Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Cardenal Marc Oullet. Al culminar, el Papa Benedicto XVI bajó hasta la Basílica de San Pedro y allí dirigió un saludo a los participantes. En su alocución expuso una síntesis de las preocupaciones, retos y desafíos para la Iglesia en América: el secularismo y las sectas; la educación y promoción de una cultura por la vida como alternativa a la creciente difusión de una mentalidad contraria a la dignidad de la persona y que no favorece ni tutela la institución matrimonial y familiar; la emigración, la delincuencia organizada, el narcotráfico, la corrupción o el comercio de armamentos; las desigualdades y la pobreza provocadas por cuestionables medidas económicas, políticas y sociales. Ante esta realidad, el Santo Padre afirmó que “el amor de Cristo nos urge a dedicarnos sin reservas a proclamar su Nombre en todos los rincones de América, llevándolo con libertad y entusiasmo a los corazones de todos sus habitantes. No hay labor más apremiante ni benéfica que ésta. No hay servicio más grande que podamos prestar a nuestros hermanos. Ellos tienen sed de Dios”.

Los trabajos comenzaron al día siguiente, en el Aula del Sínodo, con la oración de las laudes a la que siguió una exposición introductoria del Cardenal Ouellet.

El Director del Instituto de Estudios Guadalupanos (México), P. Eduardo Chávez en una presentación sobre “el evento de Guadalupe en el inicio de la Evangelización del Nuevo Mundo” marcó diversos aspectos de la aparición de la Virgen que ayudaron a la Evangelización en el siglo XVI y que hoy tienen total vigencia para la Nueva Evangelización en el Continente Americano. Posteriormente, el Prof. Carriquirry hizo una iluminadora  presentación de las diversas realidades sociales, políticas, culturales y religiosas de América, destacó y valoró las diferentes instancias de colaboración y relacionamiento entre las Iglesias y señaló las enseñanzas y compromisos dejados por la Exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in America. Luego, tuvo lugar la conferencia del Prof. Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón: “La Exhortación Apostólica Ecclesia in America, bajo la intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe, estrella de la nueva evangelización y madre de la civilización del amor”.

En la tarde se realizó un trabajo en grupos con distintas temáticas como: Nueva Evangelización, familia, eduación, unidad de los cristianos y sectas, etc. Al finalizar el día, Mons. Luis Ladaria, Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, brindó sus reflexiones en torno al significado del Año de la Fe.

El martes 11, luego de la oración matutina, se compartieron los aportes del trabajo de los grupos del día anterior y se rezó el Santo Rosario en los jardines vaticanos delante de la escultura de Nuestra Señora de Guadalupe con San Juan Diego, intercalando los distintos misterios con la lectura de los textos del “Nican Mopohua”. En la tarde, el P. Chávez presentó las investigaciones científicas sobre la “tilma” comenzando por las realizadas pocos años después de la manifestación y culminando con los últimos estudios realizados.

El miércoles 12 de diciembre, por la mañana, se participó en la Audiencia pública del Papa Benedicto XVI; por la tarde el Cardenal Sean Patrick O’Malley, Arzobispo de Boston, ofreció una excelente conferencia en la que planteó desde su experiencia como misionero y como coordinador del trabajo con los inmigrantes hispanos en los Estados Unidos de Norteamérica, los escenarios y propuestas para la comunión y colaboración entre las Iglesias del continente americano y para la solidaridad entre sus pueblos. Luego de dar lugar a intervenciones libres en reunión plenaria, el Cardenal Ouellet realizó una síntesis conclusiva y culminó el Congreso con la Solemne Celebración Eucarística en la Festividad de Nuestra Señora de Guadalupe en la Iglesia de Santa Maria in Traspontina.

Esta celebración fue muy significativa ya que todo el Congreso estuvo marcado por la mirada a María de Guadalupe como modelo de la Nueva Evangelización para la Iglesia en América. En ese sentido el Profesor Carriquiry manifestó a NotiCEU que “el desafío más grande en absoluto para la Iglesia en América es ser capaces de custodiar, revitalizar e incrementar el patrimonio de fe de nuestros pueblos para que ella arraigue mucho más profundamente en el corazón de las personas, en la vida de las familias y en la cultura de nuestras naciones.”

Texto completo de la alocución del Papa 

Crónica y entrevista realizadas para NOTICEU por el Pbro. Ignacio Muñoz desde Roma

>> Fotos