Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu Primera “Fiesta” de Santa María Magdalena: “ejemplo y modelo de toda mujer en la Iglesia”

6a00d8341bfb1653ef017ee9dd6b8f970d

Por primera vez, según el deseo del Papa Francisco, la Iglesia universal celebra este 22 de Julio la Fiesta de Santa María Magdalena. Esta decisión del Santo Padre “se enmarca en el actual contexto eclesial que quiere reflexionar más profundamente sobre la dignidad de la mujer, la nueva evangelización y la grandeza del misterio de la misericordia divina”, conforme lo expresado por Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Por “expreso deseo” del Papa, la celebración de Santa María Magdalena fue elevada al Calendario Romano General al “grado de fiesta”, tal como lo dispone el decreto dado a conocer por la referida Congregación el pasado 3 de junio, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. El Santo Padre tomó esta decisión en el contexto del Jubileo de la Misericordia para “significar la relevancia de esta mujer que mostró un gran amor a Cristo y fue tan amada por Él”, señaló Mons. Arthur Roche, Secretario de la Congregación, en una misiva dirigida a todas las conferencias episcopales, en la que subraya que la santa “es ejemplo y modelo de toda mujer en la Iglesia”.

Ya el Papa Juan Pablo II había dedicado especial atención al papel especial de María de Magdala como la primera testigo que vio al Resucitado y la primera mensajera que anunció la resurrección del Señor a los apóstoles. Mons. Roche afirma, en su carta, que esta importancia al rol de la santa persiste en la Iglesia que “quiere acoger a todos los hombres y mujeres de cualquier raza, pueblo, lengua y nación (cfr. Ap 5,9), sin distinción alguna, para anunciarles la buena noticia del Evangelio de Jesucristo, acompañarles en su peregrinar terreno y ofrecerles las maravillas de la salvación de Dios”.

“Santa María Magdalena es ejemplo de una verdadera y auténtica evangelizadora, es decir, de una evangelista que anuncia el gozoso mensaje central de la Pascua”, puntualiza. Aludiendo a todas las interpretaciones que refieren a María de Magdala, el Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos afirmó que “lo que es cierto es que María Magdalena formó parte del grupo de discípulas de Jesús, le acompañó a los pies de la cruz y, en el jardín donde se encontraba el sepulcro, fue la primera `testis divinae misericordiae´”.  Explica, en este sentido, que por un lado “tiene el honor de ser la primera testigo (“prima testis”) de la resurrección del Señor (Hymnus. Ad Laudes matutinas), la primera que ve el sepulcro vacío y la primera en escuchar la verdad de su resurrección”. “Cristo tiene una especial consideración y misericordia con esta mujer, que manifiesta su amor hacia Él, buscándole en el huerto con angustia y sufrimiento”, acota. Porque María Magdalena fue testigo ocular de Cristo Resucitado, fue también, por otro lado, “la primera en dar testimonio de él ante los apóstoles. Cumple el mandado del Resucitado: “Anda, ve a mis hermanos y diles… “, indica Mons. Roche.

“De este modo se convierte …en evangelista, es decir, en mensajera que anuncia la buena noticia de la resurrección del Señor”, enfatiza el Arzobispo, al tiempo que  recuerda el término usado por el Doctor Angélico para aplicarlo a María Magdalena: “ella es testigo de Cristo Resucitado y anuncia el mensaje de la Resurrección del Señor, como el resto de los Apóstoles”.