Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Precandidato blanco propone cambiar la “perspectiva de género” por una “de familia” y pide derogar “experimento” de la ley de aborto [de interés]

SEMANARIO BÚSQUEDA |

https://www.busqueda.com.uy/nota/precandidato-blanco-propone-cambiar-la-perspectiva-de-genero-por-una-de-familia-y-pide-derogar/ls-1970-401f096d8964468e9234

Familia. La palabra familia se repite una y otra vez a lo largo de las 117 páginas del programa de gobierno del precandidato nacionalista Carlos Iafigliola. “La familia, más que una unidad jurídica, social y económica, es una comunidad de amor y de solidaridad”. Es “insustituible para la enseñanza y transmisión de los valores culturales, éticos, sociales, espirituales y religiosos, esenciales para el desarrollo y bienestar de sus miembros y de la sociedad”, dice. La familia es una “institución natural sin la cual el hombre no puede vivir”. “El ser humano nace indigente y, sin la familia que lo cuide y eduque, no puede vivir. Esta tarea no la puede realizar el Estado, ni la escuela, sino los padres”, agrega.

En su plan gubernamental —el primero que presenta un precandidato blanco y que será dado a conocer hoy jueves en conferencia de prensa— Iafigliola cuestiona la preponderancia de la perspectiva de género en las políticas de Estado recientes por sobre la “perspectiva de la familia”, algo que pretende instalar como su sello distintivo. Con esa bandera y con un discurso que confronta abiertamente las leyes de la denominada ‘agenda de derechos’ procura abrirse paso entre las candidaturas de pesos pesados como los senadores Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga.

En buena parte del documento Iafigliola usa como hilo conductor a la familia para explicar y resumir a las políticas sociales que promueve. De hecho, una de sus propuestas es “convertir” el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en un Ministerio de Familia.

“Proteger activamente a la familia redunda en la protección de los más desfavorecidos, el robustecimiento del tejido social y la preparación de un futuro mejor, previniendo fracasos y sembrando progreso”, explica. Y señala que “proteger” a la familia desemboca en una “disminución de la delincuencia, de los comportamientos antisociales, del fracaso escolar, mejor salud psíquica, reducción de la pobreza —especialmente la infantil— y reducción del gasto público empleado en resolver los problemas asociados a la crisis de la familia”. Para Iafigliola, la “protección a la familia es un patrimonio común que debe mantenerse al margen de ideologías”.

La plataforma de gobierno de este precandidato de la agrupación Adelante exige al Estado “la definición de una política pública con perspectiva de familia” entendida como “un bien en sí mismo” y “no solo con políticas sociales de lucha contra la pobreza o de apoyo a los miembros de la familia individualmente considerados”.

Experimentos.
En otro de los capítulos del plan de Iafigliola para el gobierno, hay espacio para reflexiones sobre el impacto local de políticas globales. Dice que el hecho de que Uruguay sea “el único” lugar del mundo “donde la bancarización es obligatoria” demuestra, junto con otras leyes en las que ha “sido pionero”, como la ley que despenalizó el aborto o la que legalizó la venta de marihuana, que el país “es tomado como un laboratorio para experimentos que luego serán impuestos a nivel mundial”.

“Toda esta centralización lleva a la creación de un poder global que termina destruyendo las formas republicanas, porque las decisiones vienen dictadas desde el exterior, aunque se traten de mantener las formas”, sostiene.

Contra ese espíritu van algunas de sus propuestas: “Defender el derecho a la vida de todo ser humano, desde la concepción hasta la muerte natural, buscando la derogación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo; promover la libertad de expresión y la libertad religiosa en toda su extensión; rechazar y derogar la bancarización obligatoria y defender las libertades fundamentales también en materia tributaria”.