Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu Peregrinos uruguayos parten a su cita con el Papa en Brasil

Más de 3000 jóvenes uruguayos viajarán a Brasil para participar de la 28a. Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Río de Janeiro, del 23 al 28 de julio. Asimismo, viajarán 7 Obispos uruguayos, algunos de los cuales acompañarán a los jóvenes en la JMJ y otros se encontrarán con el Papa Francisco.

La JMJ es un encuentro internacional organizado por la Iglesia Católica que reúne a jóvenes de todo el mundo, católicos y de otras confesiones, presidido por el Santo Padre. Este será el primer viaje al exterior del Papa Francisco quien, además de encontrarse con los jóvenes, se reunirá con la presidenta de Brasil, presidirá el comité de coordinación del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), que agrupa a los obispos de América Latina y el Caribe, visitará una favela en Río, y viajará al Santuario de Aparecida, el más visitado de Brasil.

Diócesis, movimientos, colegios, parroquias y grupos de amigos se han organizado desde hace meses para vivir esta fiesta de Fe con sus pares del resto del mundo.

Historia de las JMJ

Las JMJs tienen su origen en grandes encuentros con los jóvenes celebrados por el Papa Juan Pablo II en Roma. El Encuentro Internacional de la Juventud, por ocasión del Año Santo de la Redención pasó en 1984, en la plaza de San Pedro, en el Vaticano. Fue allá que el Papa entrego a los jóvenes la cruz que se tornaría uno de los principales símbolos de la JMJ, conocida como la cruz de la jornada.

El año siguiente, 1985, fue declarado Año Internacional de la Juventud por las Naciones Unidas. En marzo hubo otro encuentro internacional de los jóvenes en el Vaticano e en el mismo año el Papa anuncio la institución de la Jornada Mundial de la Juventud que desde entonces continúa mostrando al mundo el testimonio de una fe viva, transformadora y a mostrar el rostro de Cristo en cada joven.

La primera fue diocesana, en Roma, en el año de 1986. Seguido por los encuentros mundiales: En Buenos Aires (Argentina-1987) – con la participación de 1 millón de jóvenes; en Santiago de Compostela(España-1989)-600 mil ; en Czestochowa (Polonia-1991)-1,5 millones; Denver (Estados Unidos-1993)-500 mil; en Manila (Filipinas-1995)-4 millones; en Paris(Francia-1997)-1 millón; en Roma (Italia-2000)-2 millones; en Toronto (Canada-2002)-800 mil ; en Colonia (Alemania-2005)-1 millón ; en Sídney (Australia-2008)-500 mil; y en Madrid(España-2011)-2 millones.

Más allá del hecho de estar en otros países, con sus encantos turísticos, la participación en la Jornada requiere un cuerpo preparado para la peregrinación y un corazón abierto para las maravillas que Dios tiene reservado para cada uno. Son catequesis, testimonios, acciones, ejemplos de amor al prójimo y a la iglesia, festivales de música e actividades culturales. Al final, un encuentro de corazones que creen movidos por la misma esperanza de que la fraternidad en la diversidad es posible.