Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Papa Francisco: «Voy a Egipto como mensajero de paz»

EL ESPECTADOR |

http://www.espectador.com/internacionales/350725/papa-francisco-voy-a-egipto-como-mensajero-de-paz

El papa Francisco dijo a los egipcios que llegará a El Cairo en los próximos días como amigo y «mensajero de la paz».

En un mensaje por video en italiano difundido por el Vaticano el martes, Francisco expresó la esperanza de que la peregrinación sea «un abrazo de consuelo y aliento a todos los cristianos del Medio Oriente».

Dos ataques con bombas a iglesias cristianas coptas en Egipto el Domingo de Ramos dejaron 44 muertos.

Francisco parte hacia El Cairo el viernes y regresa el sábado.

Deseo paz al «querido pueblo de Egipto» y dijo que llegaba «con el corazón jubiloso y agradecido».

También expresó la esperanza de que su viaje al país musulmán pueda «ofrecer un aporte válido al diálogo interreligioso con el mundo islámico y al diálogo ecuménico con la venerada y amada Iglesia ortodoxa copta».

Los coptos egipcios, la comunidad cristiana más grande del Medio Oriente, han denunciado muchos actos de discriminación y ataques.

Entre los que invitaron al papa se encontraban el gran imán de Al-Azhar, el centro principal del islam sunita, que anteriormente había congelado las relaciones con el Vaticano.

Francisco dijo en su mensaje que el mundo «desgarrado por la violencia ciega» necesita «gente valiente capaz de aprender del pasado para construir un futuro sin encerrarse en los prejuicios», así como «constructores de puentes de paz, diálogo, fraternidad, justicia y humanidad».

Francisco ha tratado de mejorar el diálogo con el mundo islámico luego de las tensiones acrecentadas bajo el pontificado de su antecesor Benedicto XVI.