Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios Papa Francisco contra casas de ancianos “prisiones”: hay “eutanasia oculta”

LA RED 21 |

El papa Francisco cargó ahora contra las casas de ancianos convertidas en “prisiones” y dijo que el abandono en que se deja a las personas de la tercera edad, es una verdadera “eutanasia oculta”.

“Cuántas veces se deshecha a los ancianos, a los que se hace víctimas de un abandono equivalente a una eutanasia oculta”/ Foto: AFP

El pontífice, junto con el papa “emérito” Benedicto XVI, participaron en un encuentro con ancianos del mundo que se realizó el fin de semana en El Vaticano.

En la Plaza de San Pedro, el prelado se dirigió a más de 40.000 asistentes, todos de la tercera edad, de los que destacó su importancia para la sociedad y los defendió ante la perspectiva de que puedan ir algún día a terminar “en las prisiones que los intereses empresariales, dejando los cuidados en segundo plano”, han convertido a esos centros de asilo. “Deben ser realmente hogares, no cárceles donde la gente vive oculta, descuidada, olvidada”, sentenció.

“La violencia contra los ancianos, es tan inhumana como la violencia contra los niños. Cuántas veces se deshecha a los ancianos, a los que se hace víctimas de un abandono equivalente a una eutanasia oculta: Éste es el resultado de una cultura que usa y tira, una cultura que tanto está perjudicando a nuestro mundo”, puntualizó Francisco.
La presencia del “emérito” Benedicto XVI por tercera vez en un acto público

Francisco volvió a destacar una vez más a su predecesor, que por tercera vez desde que renunció el año pasado se presentó en un acto público. “Es como tener un abuelo sabio en casa”, dijo Francisco sobre el ex papa alemán, el primero en renunciar en seis siglos, al que estrechó en un cálido abrazo dos veces durante el acto.

A sus 87 años y aunque se lo vio de pie y durante una hora permaneció escuchando a Francisco, Benedicto se retiró antes que el pontífice iniciara la misa. Benedicto vive en el antiguo convento que existe en los jardines vaticanos y si bien se considera que su estado de salud es aceptable, no admite mayormente visitantes y continúa en su estado de reflexión, según fuentes allegadas a la Santa Sede.

Francisco pidió particularmente a quienes asistieron a la homilía pública que oren por el Sìnodo Extraordinario de la Familia, que tendrá lugar entre el 5 y el 19 de octubre próximos en el Vaticano, un encuentro crucial en tanto los cardenales más ortodoxos se oponen a los cambios que induce el papa, para que los divorciados puedan recibir los sacramentos.