Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Otro sacerdote que acusa a las mujeres por “provocar” a los violadores

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/mundo/1388009-obispo-sanborn-abuso-sexual-mujeres-provocan-asaltos

Un obispo estadounidense asegura que las víctimas de violación son culpas de los asaltos sexuales debido a sus vestimentas “indiscriminadas”.

El sacerdote sedevacandista estadounidense Donald Sanborn, obispo y seminarista del Seminario Católico de Brooksville, Florida, EE.UU., aseguró que las mujeres tienen culpa de ser violadas debido a sus “conductas deplorables”.

Así lo aseveró en un blog que escribe para el portal católico In Veritate. “Es cierto que la conducta de algunos hombres es deplorable a este respecto, pero también es cierto que la conducta de algunas mujeres también lo es”, afirmó el prelado.

“La década de 1960 produjo una revolución sexual desconocida en la historia del mundo, que a su vez causó una revolución en la vida familiar de la que todavía estamos tambaleándonos, y cuyo final no está a la vista”, continuó.

¿La vestimenta es la causa?

El obispo es parte del movimiento sedevacantismo, una posición teológica minoritaria dentro del catolicismo apostólico romano que sostiene que el actual ocupante del papado (el Papa Francisco) no es válido y por eso se encuentra en un estado de “sede vacante”.

Más adelante en su blog, explica por qué la vestimenta de las mujeres es la culpa de que las violen sexualmente. “Hasta 1918, las mujeres usaban faldas por debajo de los tobillos. Antes eso era considerado inmodesto. Incluso en el siglo XVIII, donde los escotes eran pequeños, las mujeres cubrían sus brazos por lo menos a las tres cuartas partes y llevaban faldas hasta los tobillos. Mostrar el brazo desnudo o llevar una falda más alta que los tobillos era señal de ser prostituta”, dice.

“En la década de 1920, la ropa de las mujeres sufrió una transformación radical. Lo mismo hizo el comportamiento de las mujeres. Con el advenimiento del cine, y especialmente el de Hollywood, el look de la ‘chica glamorosa’ se puso de moda, así como la coquetería que lo acompañó. Sin embargo, la mujer respetable promedio usaba un vestido que llegaba a la mitad de la pierna y, por lo demás, era modesta en cuanto a la ropa”, sigue el cura en su blog.

En resumen, Sanborn afirma que una mujer que es agredida sexualmente “probablemente hizo mucho para causar el asalto” porque se parece a una mujer “lasciva”.