Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Otro liceo gratuito de gestión privada con buenos resultados

EL OBSERVADOR |

En su primer año no registró repetición y la asistencia fue de 95%

+ Magdalena Cabrera @magcabreran

liceo-providencia_338747

Sin ningún alumno repetidor, con dos casos de desvinculación de la institución –pero con reinserción en otros liceos– y un promedio de asistencia escolar de 95% en 197 días de clase, el liceo Providencia Papa Francisco del barrio Casabó cerró su primer año de gestión.

Ese liceo es gratuito pero de gestión privada, y es llevado adelante por miembros del Movimiento Apostólico de Schoenstatt (Iglesia Católica). Se inauguró en febrero de 2014 con 60 alumnos de primer año de Ciclo Básico divididos en dos grupos.

Si bien las autoridades del centro educativo celebran los resultados, también son conscientes de que un año no es suficiente para realizar una evaluación completa. “Tenemos señales de que el camino es el correcto y de que el trabajo se ha asumido con mucha responsabilidad, (sin embargo) un año en educación no es suficiente para realizar una evaluación profunda de resultados”, dijo a El Observador el coordinador general del Centro Educativo Providencia, Luis Arocha.

Más allá de que la cantidad de alumnos del liceo Providencia es bastante menor a la de cualquier liceo público de Secundaria, sus resultados contrastan con los indicadores que maneja la ANEP. En 2013 en la mitad de los 55 liceos públicos de Ciclo Básico que existen en Montevideo, la cifra de no promovidos superó 40%. En tanto, el índice de repetición de primer año entre los liceos de Montevideo fue de 42,2%. En 2012, el porcentaje de alumnos montevideanos de primer año que no promovieron el año se ubicó en 44%.

Esfuerzo y compromiso
En Providencia están convencidos de que la inexistencia de repetición se debe a una serie de factores que influyen en el clima educativo.

“Si bien se trata de un indicador del resultado, la repetición tiene sus limitaciones, y entendemos que esto fue una consecuencia del esfuerzo que hicieron los alumnos, el compromiso familiar en las situaciones más comprometidas y las medidas de apoyo y estudio que instrumentó el equipo educativo”, afirmó Arocha.

Respecto a los dos casos de desvinculación, explicó que uno de ellos se trató de una chica que se mudó de barrio y la familia prefirió mandarla al liceo más cercano, que le quedaba a una cuadra. El otro caso involucró a un alumno que no pudo adaptrarse al doble horario. Arocha aseguró que, en ambos casos, los jóvenes aprobaron el año en sus liceos respectivos. Y en lugar de ellos, Providencia tomó a dos adolescentes que estaban en lista de espera.

El director general del centro explicó también que hubo un promedio de 95% de asistencia escolar, equivalente a nueve faltas por alumno en promedio en los 197 días de clase que imparte el centro. En los liceos públicos, la cantidad de días de clase dictados, por lo general, no supera los 150.

Arocha manifestó que, para alcanzar este objetivo, el centro ha implementado acciones, como la de seguir de cerca a los alumnos y estar en contacto con sus familias. “Trabajamos en esto con las familias, llamando día a día a aquellos que llegan más de 15 minutos tarde o que no asisten, e intentamos crear una conciencia sobre el poner en conocimiento al centro de cuándo se va a faltar, ya sea por consulta médica o por alguna otra razón”, dijo.

Más allá de eso, en Providencia también son conscientes de la situación socioeconómica y familiar de sus alumnos e intentan “ser comprensivos con esa realidad”, señaló el director general.

Con ese objetivo, han ideado una serie de “soluciones compensatorias” para aquellos alumnos que por motivos familiares, como cuidar hermanos en horario escolar, puedan igualmente asistir al centro. Por ejemplo, hay casos en que se les permite asistir al centro con los niños a su cargo y que estos utilicen las instalaciones adaptadas para escolares que tiene el local.

Familia y actividades extra
El liceo Providencia es un liceo de tiempo completo. Los alumnos concurren desde las ocho de la mañana hasta la hora 17 o 18, dependiendo de las actividades extracurriculares opcionales que cada uno realice.
Entre las opciones a elegir existen talleres de expresión, competencias digitales, periodismo, conversación en inglés, voluntariado, catequesis, fútbol masculino y femenino y rugby. El 80% de estas actividades son llevadas a cabo por voluntarios que colaboran con la institución.

Al respecto, Arocha manifestó que se trata de una “buena experiencia” que se debe seguir desarrollando para lograr una mejor articulación con los contenidos curriculares.

A su vez, el director destacó que las familias de los alumnos desempeñan en el liceo un papel fundamental. “Se busca entender a la familia como el principal ámbito de educación de los chiquilines” y acompañarla en ese rol, afirmó. Para eso, el liceo imparte talleres para padres, organiza visitas a cargo del equipo psicosocial y les ofrece participación en las tareas del centro educativo.

Suman más alumnos y las clases inician el 18 de febrero

Para el 2015, el liceo Providencia tiene planes de seguir creciendo. El objetivo es duplicar la matrícula, es decir, atender a 120 alumnos. Para ellos abrirán dos grupos de segundo año de Ciclo Básico para que los alumnos actuales puedan seguir cursando sus estudios en la institución y recibir una nueva generación de 60 alumnos de primer año.

Para los estudiantes de primero, las clases comenzarán el miércoles 18 de febrero, mientras que los de segundo arrancarán el año lectivo el lunes 23.

El Movimiento Apostólico de Schoenstatt trabaja en la zona desde 1995, con un merendero escolar. Actualmente el proyecto incluye además del liceo, un club de niños, que atiende a 113 alumnos en edad escolar, y un centro juvenil, que brinda apoyo a 40 adolescentes de entre 15 y 18 años.

Según datos del Mides, el 48,9% de las personas vive en hogares con un clima educativo bajo. A su vez, 24% de los jóvenes entre 15 y 24 años, no estudia ni trabaja.

Sturla defendió el modelo ante Vázquez

El liceo Providencia es uno de los tres liceos gratuitos de gestión privada que existen en el país. El primero fue el liceo Jubilar y el segundo el liceo Impulso, ambos ubicados en Casavalle. Días atrás, el obispo de Montevideo, Daniel Sturla, se reunió con el presidente electo Tabaré Vázquez y uno de los temas que le planteó fue la necesidad de “multiplicar” ese tipo de instituciones. Para el obispo, el modelo es parte de la solución a la crisis educativa. “Yo digo que en Uruguay podemos solucionar (la crisis) porque las experiencias –que entiendo son puntuales– del liceo Jubilar, Providencia e Impulso, demuestran que, si se quiere, se puede”, subrayó. En 2012, el liceo Jubilar registró una repetición de 3% y una desvinculación de 0%. En tanto, en 2013, cuando se inauguró el liceo Impulso, 38% de los estudiantes no logró aprobar la prueba básica de cálculo y a mitad de año los que no lograron una nota aceptable fueron 3%.