Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

Noticeu OMP del Cono Sur se reunieron en Uruguay: «Discípulos Misioneros, comunicadores apasionados de la Buena Nueva»

omp 8

Directores y secretarios de las Obras Misionales Pontificias (OMP) del Cono Sur se reunieron del 11 al 14 de setiembre, en Salinas, Diócesis de Canelones. Participaron del encuentro las delegaciones representantes de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

El objetivo del encuentro consistió en ofrecer a los participantes un espacio de formación y discernimiento con la finalidad de establecer criterios y acciones concretas para mejorar la comunicación entre las direcciones nacionales del cono sur, aprovechando los recursos producidos para la animación misionera.

En la tarde del jueves 11 se dio la bienvenida a los participantes y la presentación de la propuesta de trabajo. Seguidamente, el Arzobispo de Montevideo y Presidente del Departamento de Misiones de la Conferencia Episcopal Uruguay, Mons. Daniel Sturla, presidió la Eucaristía.


TESTIMONIOS MISIONEROS

En la tarde del viernes 12 se abrió el espacio para compartir testimonios de misioneros como el sacerdote Fabio Arcila de la Diócesis de Sonsón, Rio Negro, en Colombia, que describió su experiencia de cinco años, en Bangladesh, Asia. Manifestó que en Colombia trabajó durante varios años en la formación de los seminaristas, pero siempre se sentía cómodo dejando para una misión fuera de su diócesis, que tenía más de 450 sacerdotes. Después de varios intentos llegó la propuesta para participar en el Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME), congregación que opera en varios países, específicamente en un proyecto de Misión en Bangladesh. «No fue una experiencia fácil, pero muy gratificante», confesó el sacerdote. «La integración de la cultura y de la sociedad en el otro requiere una gran disponibilidad interior. Quién no está dispuesto a dejar el confort, la familia, no debe dejar «, puntualizó, al tiempo que señaló la necesidad del misionero de contar con preparación inmediata. El sacerdote indicó que a pesar de las dificultades para aprender el idioma local, vivió la misión con alegría. «La Iglesia es una, pero tiene diferentes expresiones”, subrayó.

Después de regresar a Colombia, donde trabajó de nuevo en el entrenamiento, el Pbro. Arzila volvió a salir del país y ahora trabaja en la Diócesis de Canelones en Uruguay.

La joven misionera brasileña de la Comunidad Shalom, Helena Sirius, lleva dos años en Uruguay trabajando en un Centro de Evangelización en Montevideo, especialmente con jóvenes. «Es muy importante –la misión- para amarnos unos a otros, me encanta la cultura y tratar de sentir lo que Dios quiere para mí. Es parte de la misión también aprender la historia del país. Tenemos que amar la misión”, manifestó la misionera.

El sacerdote uruguayo Edgardo Jaime Rodríguez, de la Diócesis de Mercedes, estuvo cuatro años en la región del Chaco, al este de Bolivia, tierra habitada por el pueblo guaraní. Compartió que la “región sufre los impactos de la globalización y los proyectos multinacionales”. “Nuestra tarea es descubrir cómo Dios trabaja en este lugar «, dijo el padre Rodríguez. “El pueblo guaraní, con los años, fue masacrado, pisoteado, destruido, pero conserva la sabiduría como brasas bajo las cenizas», comentó.. «Entre ellos aprendí a comer lo que comen y evangelizan a través de El”, dijo.

«Los pueblos indígenas nos enseñan a respetar la tierra, la naturaleza. Siempre piden permiso antes de cazar un animal y nunca cazar más de lo necesario”, añadió. «En nuestra misión, recibimos más de lo que podemos dar», aseguró el Pbro. Rodríguez.

La laica consagrada Verónica Armaro, del Instituto Uruguayo de los Oblatos de María Inmaculada (ATE), se refirió a su experiencia en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, África. «La comprensión de la misión como un servicio y la gracia, marcó mi vida de bautizada. Para mí, ser enviada es una gracia de Dios «, dijo la misionera. Verónica sintió el deseo de ir a la misión ad gentes, tras compartir “la caminata” con grupos de animación de la Niñez, Adolescencia y Juventud Misionera. El mayor impulso provino luego de su participación en el Congreso Americano Misionero (Comla 6 – CAM 1). celebrado en 1999, en Argentina. «El tema de la misión ad gentes marcó mi vida desde el Congreso», aseveró. Se fue a vivir simplemente entre la gente de Kinshasa, donde trabajó en una casa diseñada para el tratamiento de pacientes con tuberculosis y VIH / SIDA. «Dejar la tierra misma y compartir la Buena Nueva fue un regalo de Dios», confiesa la misionera.

ESTUDIO Y REFLEXIÓN

Los diversos elementos destacados en los testimonios sirvieron como insumo para la reflexión en torno a la preparación y el envío de misioneros de los países de América a otros continentes.

El día terminó con la misa presidida por el Obispo de canelones, Mons. Alberto Sanguinetti.

El sábado 13, se realizó una jornada de estudio y reflexión sobre la consigna principal del encuentro, de la mano del docente universitario Lic. Italo Fernández, quien propuso abordar el tema de la comunicación en dos dimensiones:

– La comunicación al servicio de nuestra organización.
– La comunicación al servicio de la Evangelización, desde el Carisma de las OMP.

En primera instancia el disertante efectuó la exposición del tema y en la tarde hubo un espacio para talleres, donde cada delegación debió comenzar a trabajar en un proyecto de comunicación, teniendo en cuenta las herramientas dictadas por el docente.

El domingo, se realizó una puesta a punto de lo trabajando durante los días del encuentro. En la mañana se rezó el Rosario Misionero, dirigido por el grupo de niños que integra la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM) de la comunidad parroquial Santa Isabel de Hungría. Posteriormente, la celebración Eucarística estuvo presidida por el Pbro. Leonardo Rodríguez, Director Nacional de las OMP.

Al finalizar la Santa Misa, las delegaciones del Cono Sur entregaron a los niños un pin como símbolo de bienvenida y acompañamiento de la IAM y unión con los niños del mundo.

Más Fotos