Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios Obispos y seminaristas de Uruguay celebraron fiesta patronal del país: La Virgen de los Treinta y Tres

GAUDIUM PRESS |
https://m.es.gaudiumpress.org/content/106073-Obispos-y-seminaristas-de-Uruguay-celebraron-fiesta-patronal-del-pais—La-Virgen-de-los-Treinta-y-Tres

El Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Mons. Arturo Fajardo, los Obispos del país, sacerdotes, diáconos y seminaristas del Seminario Interdiocesano Cristo Rey se unieron para celebrar a la Patrona del país en la Solemnidad de la Virgen de los Treinta y Tres el pasado 08 de noviembre.

«Venimos a celebrar como Iglesia, pueblo en camino, para que María nos mire, nos muestre a Jesús y nos consuele en nuestras luchas», indicó Mons. Fajardo a los numerosos fieles congregados en el Santuario Nacional de Florida. El prelado encomendó a la Santísima Virgen la preparación espiritual de los creyentes para el V Congreso Eucarístico Nacional de 2020 en Montevideo.

Mons Fajardo invitó a los presentes a «agradecer el pasado, la historia, y el don de la fe recibida, a tener memoria agradecida de aquellos que nos dieron la patria». El prelado comentó que es necesario preservar la identidad propia y las raíces cristianas de la patria. «Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre», predicó, invitando a tener «memoria agradecida del pasado, a vivir el presente con pasión, y el futuro con esperanza».

«¡Qué lindo que toda nuestra Iglesia se convirtiera en Santuario, lugar fiesta, de reconciliación, de alegría, de encuentro con Dios, con su pueblo, con su historia», comentó el Presidente de la Conferencia Episcopal haciendo referencia a la presencia de la Santísima Virgen en numerosos Santuarios marianos en América Latina. «¡Qué lindo que viviéramos a modo santuario la actividad pastoral!». Mons. Fajardo recordó que la Santísima Virgen María dio a Dios un lugar central en su vida y le permitió obrar plenamente, cuestionando a los fieles «qué lugar le hacemos nosotros a Dios en nuestro corazón, en nuestra familia, en la patria y en la Iglesia».

Con información de Conferencia Episcopal del Uruguay.