Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Obispos uruguayos en el Sínodo sobre “Nueva evangelización”

Dos obispos uruguayos participan en la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que comenzó domingo 7 en el Vaticano y se extenderá hasta el 28 de octubre, sobre el tema “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

Mons. Alberto Sanguinetti Montero, Obispo de Canelones, fue elegido directamente por el Papa Benedicto XVI para participar de la Asamblea, en tanto, Mons. Milton Tróccoli, Obispo Auxiliar de Montevideo, fue designado para participar por la Conferencia Episcopal Uruguaya.

Mons. Sanguinetti forma parte del pequeño grupo compuesto por 12 Cardenales, 12 Arzobispos, 8 obispos y 4 reverendos y padres de todo el mundo, elegidos directamente por el Papa. En una carta dirigida a sus diocesanos, el Pastor aseveró que “este llamado es motivo de alegría y gratitud para mí y toda la Diócesis canaria”, al tiempo que agradeció “a todos aquellos que han apreciado con gozo esta designación y me han manifestado sus congratulaciones”.  El Obispo de Canelones invitó, asimismo, a “acompañar a los Padres Sinodales con su oración perseverante para que nos guíe el Espíritu Santo”. (Texto carta completa)

Un tercer uruguayo participa en la Asamblea del Sínodo, aunque hace ya muchos años que vive en Roma, el Profesor Guzmán Carriquiry, quien se desempeña como Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina y fue invitado para oficiar de auditor.

El Sínodo es una asamblea de obispos convocados por el Papa y tiene como tarea ayudar al Romano Pontífice en el gobierno de la Iglesia universal dándole su consejo. Esta asamblea se conforma por un número indeterminado de obispos elegidos, unos directamente por el Papa sin sujeción a regla, otros por las Conferencias Episcopales y otros en representación de los institutos religiosos clericales.

El Sínodo de los obispos fue creado por el Papa Pablo VI el 15 de septiembre de 1965 con el Motu proprio “Apostolica sollicitudo”, en respuesta a los deseos de los padres del Concilio Vaticano II de mantener vivo el espíritu de colegialidad nacido de la experiencia conciliar.

Durante las asambleas sinodales el Santo Padre y los obispos tratan ordinariamente cuestiones relativas a la Iglesia universal, aunque también pueden referirse a las Iglesias particulares. Es el Sumo Pontífice quien convoca el Sínodo, elige el tema a tratar, designa a sus miembros, preside él mismo la asamblea o designa al Presidente y recibe las sugerencias presentadas por los obispos.

Todas las instancias del Sínodo podrán seguirse a través de los boletines de la Oficina de Prensa de la Santa Sede