Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispos renovaron consejo y ratificaron posición sobre aborto y matrimonio igualitario

UNOTICIAS |

La Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) tiene un nuevo consejo, según informó este miércoles.

El nuevo presidente es el obispo de Maldonado, Rodolfo Wirz, vicepresidente el obispo de San José, Arturo Fajardo, y secretario general el obispo de Melo, Heriberto Bodeant.

Dos puntos que fueron largamente tratados por los obispos fueron los dos hechos que marcaron a la Iglesia Católica en esta primera mitad de 2013: la renuncia de Benedicto XVI y la asunción de Francisco.

Bodeant informó a Unoticias que recordó a Benedicto XVI con agradecimiento y como gran teólogo que enfrentó temas graves.

Respecto de Francisco, expresó que hubo alegría porque Uruguay quede “cerca del fin del mundo” donde fueron a buscar al actual papa.

Según Bodeant, Francisco tiene presente la realidad latinoamericana en la cual hay una aparición que creencias diferentes, estando abierto al diálogo tanto con no cristianos como con grupos cristianos.

La sanción de las leyes de aborto y matrimonio igualitario fueron también temas de la conferencia.

En cuanto al aborto, los obispos ratificaron que “sigue siendo el deber de los laicos católicos y de los hombres y mujeres de buena voluntad aportar sus esfuerzos para procurar que nuestra legislación respete el derecho a la vida humana desde su concepción”.

Aunque no hay una definición directa respecto del referéndum, las autoridades eclesiásticas afirman que “alentamos las iniciativas legítimas que busquen la derogación de esta ley”.

Respecto del matrimonio igualitario, Bodeant afirmó que la utilización del nombre “matrimonio” para este tipo de uniones, se contradice con la naturaleza del matrimonio, en cuanto unión de hombre y mujer, base natural de la familia.

Además, manifestó que se corre el riesgo que los niños pasen a ser un objeto, en la medida que tenga derechos vulnerados porque los derechos de los niños quedan sujetos a las facultades de la pareja.

Bodeant aclaró que “no estamos persiguiendo a nadie, ni nos mueve el resentimiento hacia nadie tampoco. No es el odio que nos motiva, sino que estamos solo viendo los cambios que se están dando en la sociedad”.

“No estamos tampoco derechos de la Iglesia porque no estamos ante leyes que afecten directamente a la Iglesia, sino que afectan a la sociedad uruguaya”, acotó Bodeant.