Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispos advierten que no se defiende a los homosexuales

EL PAÍS |

Matrimonio gay: apoyo mayoritario en partidos

En una votación única -es decir sin abrir el contenido del proyecto a la discusión- la Cámara de Representantes considerará esta tarde el proyecto que consagra el matrimonio entre parejas de igual sexo.

Dado que se constata el apoyo de legisladores pertenecientes a todos los partidos políticos, la iniciativa quedará sancionada y será promulgada por el Poder Ejecutivo.

La sesión comenzará a las 16 horas y se prevé una larga duración.

En tanto, la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) consideró en un comunicado que quedó claro con esta iniciativa que “el objetivo perseguido” por los impulsores de la misma “no era la protección efectiva de los derechos de parejas homosexuales, sino asimilar estas situaciones de hecho al matrimonio”.

“Llamar de manera igual a realidades desiguales, so pretexto de igualdad, no es justicia sino asimilaciones inconsistentes que solo harán que se debilite todavía más el matrimonio”, afirma la comunicación.

Los obispos añaden que “se legisla siguiendo modelos del extranjero, a nuestro juicio sin el debido análisis antropológico y sin profundizar las consecuencias que las alteraciones legales conllevan para el conjunto de la sociedad uruguaya en el tema de la familia”.

A su vez, afirman que esta ley afecta “los derechos del niño que corre el riesgo de convertirse en un objeto”, porque se entiende que al ser adoptado por una pareja homosexual no se tiene en cuenta “el interés del propio niño de crecer con una clara referencia paterna y materna”.

Reiteran, así, los mismos fundamentos que en el caso de la ley de despenalización del aborto: “no por haber sido aprobada esta ley es moralmente buena”. “La moralidad de los actos no depende de las leyes humanas”, afirman los obispos.