Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Obispo lamentó “confusión” con que algunos legisladores votaron ley de aborto

OBSERVA |

Pablo Galimberti señaló que en el debate las lealtades partidarias inclinaron la balanza. “Quedan pocos capaces de levantar la voz solitaria y discrepar en aquellos derechos que están por encima de cualquier acuerdo”, señaló

El obispo de Salto, Pablo Galimberti, lamentó “la madurez” con que muchos legisladores discutieron y votaron la ley de despenalización del aborto el martes pasado en la Cámara de Diputados.

“El primer derecho es la vida; la libertad viene después. Muchos legisladores y mujeres invierten la lógica, primero está la libertad como capacidad decisoria absoluta y en función de ella depende la vida del niño concebido”, señaló Galimberti en una columna publicada en la web de la Conferencia Episcopal del Uruguay.

“El debate parlamentario abundó en discursos ideologizados, donde poco o nada importa la realidad. ¡Como si en pleno día yo afirmara que es de noche! Los datos de la ciencia no contaban”, se quejó el obispo, al tiempo que puso el ejemplo de una diputada que argumentó su voto a favor de la despenalización porque era “una bandera progresista de la izquierda”.

“Los derechos humanos ¿son de derecha o de izquierda? Lamentable confusión en la cabeza de quien debe ser representante del pueblo. ¿A qué pueblo defiende? Los bebés ¿son de derecha o de izquierda?”, se cuestionó Galimberti, quien aseguró que “las lealtades partidarias inclinan la balanza”.

“Cada votante mostró la firmeza o debilidad de sus convicciones; para unos el derecho a nacer es totalmente relativo (…) Su conciencia está amordazada. Otros votaron ‘con los pies’, saliendo de sala. El sillón en la cámara está primero. En cambio, otros, como Andrés Lima defendieron con firmeza el primer y fundamental derecho: nacer”, afirmó.

Lima fue el único diputado del FA que votó en contra del proyecto. En este sentido, Galimberti aseguró: “Quedan pocos capaces de levantar la voz solitaria y discrepar en aquellos derechos que entienden que están por encima de cualquier pacto o acuerdo”.

El obispo continuó cuestionando el argumento esgrimido para defender la despenalización del aborto. “¿Somos dueños de nuestro cuerpo? Algunas mujeres afirman enfáticamente este derecho de propiedad al mejor estilo capitalista (…), o sea derecho al uso, disfrute y disponibilidad. Pero este derecho no es absoluto”, enfatizó.

Para ejemplificar su postura puso el ejemplo de un propietario que posee una vivienda junto a un hospital, “no puedo perturbar hasta la madrugada al vecindario con un local bailable”. “Existen derechos pero también límites. Esto nos pasa siempre y en todas las cosas”, manifestó y concluyó: “El niño no es libre de tomar un cuchillo para amenazar o herir a su hermanito menor porque no lo deja dormir. Este aprendizaje es de todos los días”.