Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios Números rojos y cambios en Iglesia de Montevideo

BÚSQUEDA |

Una de las primeras medidas que tomó el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, después de asumir el cargo el 9 de marzo, fue iniciar una auditoría en la institución para conocer «dónde estaba parado» en términos financieros.

Sturla sabe ahora que está parado sobre números rojos. A partir de esa información, que recibió a fines de julio, el arzobispo sustituyó al ecónomo de la Arquidiócesis y designó a un nuevo Consejo de Asuntos Económicos.

«En las iglesias de Montevideo, hemos hecho una auditoría para ver el estado de las finanzas. Hay un déficit importante, se gasta más de lo que hay. Entonces estamos viendo cómo podemos ahorrar, cómo administrar bien y si los fieles también nos ayudan», declaró Sturla el martes 26 en el programa «Pisando Fuerte» de Metrópolis FM. «La iglesia se mantiene con el diezmo así como rentas, como por ejemplo de antenas que hay en parroquias, y beneficios que recibe por diferentes conceptos. Pero lo que se recibe anualmente no alcanza para los gastos que se tiene, los dos gastos fuertes son los seminaristas, quienes estudian para curas, y los viejitos que viven en el hogar sacerdotal».
Consultado por Búsqueda, el arzobispo dijo que la auditoría terminó «sin nada de ‘escándalo’ ni descubrimientos especiales».

«Ahora sé donde estoy parado en el campo de recursos económicos», añadió.
Después de recibir esa información, Sturla, que era obispo auxiliar cuando al frente del Arzobispado estaba Nicolás Cotugno, designó a un nuevo ecónomo, el sacerdote y contador Pablo Coimbra. Además nombró para en el consejo del área a Ignacio de Posadas, Leonardo Slinger, Mario Ortolani y Gonzalo Noseda.
Según el arzobispo, el cambio de ecónomo se resolvió «pacíficamente».