Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu Mons. Bodeant ordenará sacerdote a religioso brasileño

Fray

El Obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant, ordenará sacerdote al diácono Fray Adeíldo Dos Santos SIA el sábado 25 de marzo, en la Catedral de Melo.

Fray Adeíldo Dos Santos es brasileño, religioso, perteneciente a la Sociedad Misionera San Ignacio de Antioquía. Nació hace 38 años en Pindoba Grande, en el estado de Alagoas, en el Nordeste de Brasil. A partir de su ordenación se hará cargo de la parroquia San Juan Bautista de Río Branco.

La ordenación sacerdotal tendrá lugar a las 17 horas. El lema elegido por Fray Adeíldo para su ordenación es “Estoy entre ustedes como el que sirve” (Lucas 22,27)

Con esta ordenación sacerdotal se afianza la presencia de esta congregación brasileña que inició el año pasado su colaboración con la Diócesis de Melo con el envío de Fray Adeíldo y luego de dos religiosas de la rama femenina de la congregación, las Hermanas Aldilene Santos y Conceiçao Marques, que llegaron en enero de este año a Río Branco. Está previsto que en el correr del año, algún otro miembro de la congregación se integre temporalmente al servicio pastoral en la parroquia de Río Branco.

Los Frailes Ignacianos fueron fundados en Brasil en 1991, por el P. Gino Serafino, un misionero italiano. La congregación define su misión como “Evangelizar con renovado ardor misionero, dando testimonio de Jesucristo en comunión fraterna, a la luz del Evangelio, para formar el Pueblo de Dios y participar en la construcción de una sociedad justa y solidaria, al servicio de la Vida y de la Esperanza en las diferentes culturas, en vista del Reino definitivo”. El fundador se inspiró en la figura de San Ignacio de Antioquía, obispo mártir del siglo I. Fue importante también la perspectiva de la Nueva Evangelización abierta por san Juan Pablo II y el caminar de la Iglesia en América Latina, particularmente con la Conferencia de Puebla (1979) con su énfasis en “Comunión y Participación”. La Familia Ignaciana está presente en Brasil, en la Diócesis de Baurú (Estado de San Pablo), en Italia (Diócesis de Sulmona-Valva) y ahora en Uruguay.

La Parroquia de Río Branco está conformada por ocho comunidades: en la ciudad, Inmaculada Concepción, San José Obrero, San Alberto y Beato Óscar Romero–Mártires Latinoamericanos; las otras cuatro en Laguna Merín, Poblado Uruguay, Sarandí de Barcelo y Plácido Rosas. Hay también una comunidad de religiosas, Misioneras de la Doctrina Cristiana, con muchos años de presencia y arraigo, y dos colegios católicos: Nuestra Señora de las Mercedes y Santa Ángela. Desde fines de 2010 la parroquia ha estado a cargo del Pbro. Walter Aguirre, el “Padre Nacho”, quien pasará a desempeñar otros servicios pastorales residiendo en la ciudad de Melo.