Iglesia al día

" Ser testigos de Jesús significa 'vivir una historia de amor con Él' "
Papa Francisco

Sofía Quiñones: “El proceso Sinodal revaloriza a las juventudes destacando nuestra capacidad de soñar, de ver más allá, de desear un mundo mejor”

WhatsApp Image 2019-07-05 at 18.06.12

 

Sofía Quiñones es de Salto, tiene 22 años y representó a la Pastoral Juvenil Nacional en el XI Fórum Internacional de Jóvenes que tuvo lugar del 19 al 22 de junio, en Roma, para debatir sobre de los puntos centrales de la Exhortación Apostólica postsinodal ‘Christus Vivit’”.

En dicha instancia participaron 350 jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años, en representación de 109 países y 37 comunidades, movimientos y asociaciones eclesiales, con la presencia también de algunos especialistas en ministerios juveniles a nivel internacional y 15 responsables de pastoral juvenil.

“El aporte principal del Fórum fue fascinarnos, encantarnos, enamorarnos del proceso sinodal y del documento Cristo Vive, entendiendo su relevancia para la Iglesia toda, y especialmente para los y las jóvenes”, subraya Sofía consultada para NotiCEU.

Afirma que “desde el comienzo de este proceso sinodal se han realizado marcados esfuerzos por reflejar la heterogeneidad de las juventudes del mundo” y que  “Cristo Vive… puede resultarle cercano a cualquier joven porque utiliza lenguaje sencillo, porque habla de lo esencial de nuestra fe, es un mensaje universal”.

¿Qué expectativas tenías previo al Fórum sobre esta instancia?

Previo a participar del Fórum me sentía contenta y ansiosa, por un lado, de volver a reencontrarme con algunos hermanos y hermanas latinoamericanos con quienes había compartido en el Pre-Sínodo en marzo de 2018; y además porque sabía que esta instancia estaría abocada principalmente a “bajar a tierra” la Exhortación Apostólica Cristo Vive, lo cual me parecía desafiante y por eso mismo emocionante.

¿Cuál fue, para ti, el mayor aporte del Fórum?

El aporte principal del Fórum fue fascinarnos, encantarnos, enamorarnos del proceso sinodal y del documento Cristo Vive, entendiendo su relevancia para la Iglesia toda, y especialmente para los y las jóvenes. Especialmente para nosotros porque tuvimos la oportunidad de ser protagonistas del proceso, de poner nuestros sueños y nuestro corazón en este caminar juntos.

¿Cuál fue tu aporte en el Fórum?

Mi aporte personal en el Fórum creo que es comparable al aporte que significa cualquier representante de una realidad concreta. Mi aporte y el aporte de cada uno es valioso en tanto es reflejo de determinadas características de una realidad que no es igual a ninguna otra.  No es fácil representar una realidad compleja, diversa y que además me es imposible conocer en su totalidad. Pero la tarea la he llevado adelante con la confianza que Dios ha puesto en mí con el especial apoyo de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil.

¿Sentiste reflejada la realidad de las juventudes uruguayas en lo abordado en el Fórum?

Desde el comienzo de este proceso sinodal se han realizado marcados esfuerzos por reflejar la heterogeneidad de las juventudes del mundo. En el Fórum se trabajó en base a Cristo Vive que es un documento que puede resultarle cercano a cualquier joven porque utiliza lenguaje sencillo, porque habla de lo esencial de nuestra fe, es un mensaje universal. Pero no debemos perder de vista que el Fórum fue una instancia que reunió a jóvenes de “adentro” de la Iglesia, pensando acciones desde adentro. Esto no quiere decir que por ello no se contemple a aquellas juventudes de “afuera”, pero es una perspectiva distinta. Sin embargo, en lo personal creo que el proceso Sinodal revaloriza a las juventudes, destacando nuestra capacidad de soñar, de ver más allá, de desear un mundo mejor; y creo que eso va más allá de la religión, de la política, de la cultura; es lo que nos caracteriza y es el fiel rostro de Cristo más vivo que nunca.