Iglesia al día

" Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida. Por lo tanto, las primeras palabras que quiero dirigir a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo! "
Christus vivit

Participantes de Encuentro de Diócesis de Frontera reivindican importancia de la familia en la sociedad

WhatsApp Image 2019-05-23 at 00.37.46

Uuguayos en el Encuentro de Diócesis de Frontera

Al culminar este miércoles 22 de mayo el XXXIV Encuentro de Diócesis de Frontera los laicos y laicas, religiosas, diáconos, sacerdotes y obispos de Diócesis de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay que participaron instan en su mensaje final a impulsar una mirada que “contribuya a promover la cultura de la vida y la dignidad de las personas a los efectos de potenciar familias donde se viva la equidad, la afectividad, la responsabilidad, la hospitalidad, la entrega mutua y el cuidado de los más débiles” y que les permita “acceso al trabajo, vivienda, salud y educación integral para sus hijos”.

Del 20 al 22 de mayo los participantes en el Encuentro, procedentes de Diócesis de Argentina (Concordia, Corrientes, Formosa y Santo Tomé), de Brasil (Bagé, Chapecó, Pelotas, Santo Ângelo y Uruguaiana), de la Diócesis de Encarnación de Paraguay y de Uruguay (Melo, Salto y Tacuarembó) se congregaron en Pelotas (Brasil) para “analizar los escenarios ideológicos que impactan en la familia y en los jóvenes en vistas a promover la cultura de la vida de nuestros pueblos”.

Los asistentes reafirman “la importancia que la familia sigue teniendo como institución fundamental en nuestras sociedades y primera transmisora de los valores y la fe”. Al mismo tiempo, expresan su rechazo hacia “todas aquellas situaciones que atentan contra el desarrollo humano integral y contra la libertad responsable como fundamento de los proyectos de vida”. “Especialmente negativas resultan las tendencias hacia el individualismo, la competitividad desenfrenada, la cultura del consumismo o la relativización de la verdad y de la ética que desdibujan todo humanismo al no ofrecer horizontes ciertos”, puntualizan.

En el Encuentro analizaron “diversos escenarios contradictorios que reafirman la importancia que la familia sigue teniendo como institución fundamental en nuestras sociedades y primera transmisora de los valores y la fe” y compartieron “experiencias de trabajo llevadas adelante en nuestros países, en defensa de la vida de los más indefensos y vulnerables”.

Reivindican, “junto a Francisco (…) el amor como `central en la experiencia cristiana del matrimonio y de la familia´ (AL 28)” y subrayan la creencia de que  “la juventud ‘es una alegría, un canto de esperanza y una bienaventuranza´”(ChV 135). A la vez, rechazan “todas aquellas situaciones que atentan contra el desarrollo humano integral y contra la libertad responsable como fundamento de los proyectos de vida”. Señalan como “especialmente negativas (…) las tendencias hacia el individualismo, la competitividad desenfrenada, la cultura del consumismo o la relativización de la verdad y de la ética que desdibujan todo humanismo al no ofrecer horizontes ciertos”.

Ante los fuertes cambios del contexto social que impactaron en las familias y entre los jóvenes, con sus luces y sombras, los participantes destacan que “la familia continúa siendo muy especialmente valorada como espacio de intimidad, afecto y reciprocidad entre las generaciones”.

“Convencidos de que ‘el amor vivido en las familias es una fuerza constante para la vida de la Iglesia´ (LA 88)” animan a  “promover espacios y experiencias que impulsen una mirada crítica a la cultura de lo provisorio y de lo efímero”. Instan, en este sentido, a impulsar una mirada que “contribuya a promover la cultura de la vida y la dignidad de las personas a los efectos de potenciar familias donde se viva la equidad, la afectividad, la responsabilidad, la hospitalidad, la entrega mutua y el cuidado de los más débiles” y que “permita a las familias acceso al trabajo, vivienda, salud y educación integral para sus hijos”.

WhatsApp Image 2019-05-23 at 00.49.40

XXXIV Encuentro de Diócesis de Frontera 20, 21 y 22 de mayo de 2019 – Pelotas – BRASIL 

Tema: “Los vecinos se encuentran para analizar los escenarios ideológicos que impactan en la familia y en los jóvenes en vistas a promover la cultura de la vida de nuestros pueblos” “Yo he venido para que ustedes tengan vida, y vida en abundancia”. Juan 10, 10b.

Llenos de gratitud hemos culminado nuestro Encuentro de Diócesis de Frontera realizado en la ciudad de Pelotas, Río Grande do Sul, Brasil.

Laicos y laicas, religiosas, diáconos, sacerdotes y obispos de Diócesis de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay hemos compartido estos días de reflexión y de fraternidad y volvemos ahora a nuestros lugares con la alegría y el calor de este encuentro, pero también con inquietudes que nos ayudarán a profundizar la misión de servicio y anuncio de nuestras Iglesias diocesanas.

Hemos podido analizar juntos diversos escenarios contradictorios que reafirman la importancia que la familia sigue teniendo como institución fundamental en nuestras sociedades y primera trasmisora de los valores y la fe. También hemos compartido experiencias de trabajo llevadas adelante en nuestros países, en defensa de la vida de los más indefensos y vulnerables.

Junto a Francisco, queremos reivindicar el amor como “central en la experiencia cristiana del matrimonio y de la familia” (AL 28) y creemos que la juventud “es una alegría, un canto de esperanza y una bienaventuranza” (ChV 135). A la vez, rechazamos todas aquellas situaciones que atentan contra el desarrollo humano integral y contra la libertad responsable como fundamento de los proyectos de vida. Especialmente negativas resultan las tendencias hacia el individualismo, la competitividad desenfrenada, la cultura del consumismo o la relativización de la verdad y de la ética que desdibujan todo humanismo al no ofrecer horizontes ciertos.

Vivimos en un contexto social de fuertes cambios en las dinámicas sociales que notoriamente han impactado en nuestras familias y entre los jóvenes. Es posible advertir en todos estos aspectos, luces y sombras. Pero por sobre todas las cosas destacamos que la familia continúa siendo muy especialmente valorada como espacio de intimidad, afecto y reciprocidad entre las generaciones.

Convencidos que “el amor vivido en las familias es una fuerza constante para la vida de la Iglesia” (LA 88) animamos a promover espacios y experiencias que impulsen una mirada crítica a la cultura de lo provisorio y de lo efímero. Una mirada que contribuya a promover la cultura de la vida y la dignidad de las personas a los efectos de potenciar familias donde se viva la equidad, la afectividad, la responsabilidad, la hospitalidad, la entrega mutua y el cuidado de los más débiles. Una mirada que permita a las familias acceso al trabajo, vivienda, salud y educación integral para sus hijos. Recordando con el Santo Padre que “los sueños más bellos se conquistan con esperanza, paciencia y empeño, renunciando a las prisas” (ChV 142), nos encomendamos a Nuestra Señora Aparecida, Madre de la Vida abundante.

En la ciudad de Pelotas, al día 22 de Mayo de 2019, Argentina: Diócesis de Concordia, Corrientes, Formosa y Santo Tomé. Brasil: Diócesis de Bagé, Chapecó, Pelotas, Santo Ângelo y Uruguaiana. Paraguay: Diócesis de Encarnación. Uruguay: Diócesis de Melo, Salto y Tacuarembó.