Iglesia al día

" Cada uno de nosotros es una historia de amor de Dios. A cada uno Dios nos llama y nos conoce por el nombre, nos mira, nos espera, nos perdona, tiene paciencia con nosotros. "
Papa Francisco (Audiencia General, 17/5/2017)

Mons. Rodolfo Wirz invita a vivir con “nuevo ánimo” la confianza en Dios y la sensibilidad al prójimo necesitado

Obispo-Wirz-1-505x700

El Obispo de Maldonado, Mons. Rodolfo Wirz, en su Mensaje para la Pascua invita a no olvidar el sentido originario de la Semana Santa, a vivir “con nuevo ánimo la confianza en Dios y la sensibilidad al prójimo necesitado”. Insta, asimismo, a recordar que “hay un Dios que en su proyecto nos ha regalado la vida y nos motiva a compartirla con los demás”.

“¡Qué humano y consolador es para todos ir a lo  único importante de estos días y en definitiva de toda nuestra existencia: el Amor de Cristo Jesús que hasta el último momento de nuestra vida nos acompaña para continuar en la eterna”, expresa el Pastor.

 

MENSAJE DE PASCUA 2017

A TODOS LOS HERMANOS Y HERMANAS de MALDONADO Y ROCHA

¡MUY FELICES PASCUAS DE TODO CORAZON!

                                                   ¡FELICES PASCUAS!, dos palabras, tal vez con saludos distintos, nos acompañan  cada año, en la diversidad de situaciones, desde el gozo personal y la unidad de una familia hasta las tragedias y la soledad de una vida, la rutina y las sorpresas de cada jornada. Este saludo no es un cumplido que queda bien, sino la realidad del Amor de Jesucristo resucitado que abarca a todos.

En una sociedad  con las ofertas tan diversas, contradictorias unas y complementarias otras, en esta Semana tan significativa, estamos invitados a recordar y revivir el sentido último de estos días que no nos dejan indiferentes.

Además del descanso, vacaciones y licencia, viajes y proyectos, recordamos el “reverso de la moneda” en la soledad, enfermedad, cárcel, tentación de suicidio. ¡Qué humano y consolador es para todos ir a lo  único importante de estos días y en definitiva de toda nuestra existencia: el Amor de Cristo Jesús que hasta el último momento de nuestra vida nos acompaña para continuar en la eterna.

Los invito a no olvidar el sentido originario de estos días q nos motivan a vivirlos de un modo tal, que después cada jornada no siga igual que antes. Esto que parece poco realista, es sin embargo la clave de esta SEMANA SANTA y de toda nuestra existencia. Es la invitación a recordar que hay un Dios que en su proyecto nos ha regalado la vida y nos motiva a compartirla con los demás.

Desearnos unas FELICES PASCUAS es la invitación a vivir con nuevo ánimo la confianza en Dios y la sensibilidad al prójimo necesitado.

CON TODO MI AFECTO:                                  + RODOLFO WIRZ

         OBISPO DE MALDONADO Y ROCHA