Iglesia al día

" Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida. Por lo tanto, las primeras palabras que quiero dirigir a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo! "
Christus vivit

Mons. Collazzi: “Todos estamos empeñados en la búsqueda de la verdad y la justicia”

Conferencia-de-prensa-e1551287300762

Además del vademécum que presentará la Santa Sede en los próximos días, la CEU publicará una guía preventiva para evitar casos de abuso en nuestro país

Tras representar a la Conferencia Episcopal del Uruguay en el encuentro “La protección de los menores en la Iglesia”, el Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Mons. Carlos Collazzi (obispo de Mercedes)  brindó una conferencia de prensa. El diálogo con la prensa tuvo lugar en la sede de la CEU, el martes 26 de febrero.

Compartimos con ustedes el texto íntegro de esta conferencia.

¿En estos cuatros días qué fue lo que conversó con el Papa? Sabemos que del tema de los abusos de la Iglesia…
He ido muchas veces a Roma, pero esta fue una ida más que especial para un tema tan lamentable, doloroso y escandaloso. El Papa Francisco ha tenido esta iniciativa de invitar a los 114 presidentes de Conferencias Episcopales del mundo, y también participaron superiores generales de congregaciones religiosas (masculinas y femeninas) y patriarcas de las Iglesias orientales. Yo diría que fue una reunión en la cual el Papa puso mucho acento. Comenzamos con testimonios muy fuertes de gente que fue abusada por algún clérigo o miembro de la Iglesia y eso motivó el dolor.

Hay otra cosa que motiva: la oración y el pedido de perdón a Dios; el honor de Dios ha sido ofendido por este tipo de cosas. Dolor hacia las víctimas, que indudablemente uno se acerca a estos hechos y le da más dolor todavía. Y sobre todo ese dolor de situaciones vividas, llevadas y arrastradas en el tiempo… la praxis era el silencio y tratados como temas tabúes que no se debían hablar. Hoy todo tenemos que hablarlo, y hablarlo bien y llegar hasta la Justicia, si es necesario, para que haya justicia. Sobre todo, para las víctimas.

Considero que el Papa Francisco ha sido sumamente claro. Entiendo que haya víctimas que puedan decir que las medidas son “medias pálidas”, sin embargo, entiendo que no es así. Sí entiendo que para las víctimas, indudablemente, todo lo que se haga va a ser poco.

Las víctimas también hablaban de que el Papa en su discurso hizo más referencia a estas situaciones que suceden en otros ámbitos fuera de la Iglesia, ¿la Iglesia va a tomar otra postura en Uruguay o va a seguir esa misma línea de hablar de lo que tiene que resolver adentro?
Si analizamos las palabras del Papa Francisco tienen un esquema lógico: ubican el problema a nivel mundial y después empiezan directamente a hablar de cómo enfrentarlo en la Iglesia. Pienso que hay una valentía muy fuerte del Papa en las cosas que manifestó. Dentro de eso, si uno mira hacia nuestra Iglesia uruguaya, desde el año 2012 la Conferencia Episcopal tiene un protocolo de actuación, luego habilitamos una línea telefónica para aquel que quiera hacer denuncias. Se recibieron 44 en total. En los últimos tiempos no se han recibido denuncias, el año pasado fue el último caso. Hemos tomado esa actitud de llevar adelante un protocolo de actuación interna, pero siempre pedir que la víctima se remita a la justicia civil. Eso me parece un tema clave como criterio de actuación.

El Papa Francisco anunció que pronto van a salir unas líneas comunes para la actuación de la Iglesia en el mundo entero, a través de un vademécum para tener un criterio común por parte de todos los obispos.

Por otro lado, en pocos días vamos a terminar una guía práctica de actuación para todos los agentes pastorales, de todas las comunidades del país, y así entrar en una dimensión preventiva, fundamental para el futuro y que esto no se dé nunca más. Todos estamos empeñados en la búsqueda de la verdad y la justicia, pero creo que es fundamental la comprensión de la gente abusada y la necesidad de un acompañamiento para todo aquel que ha sufrido esta monstruosidad que ha sucedido.

Esto toca el dolor de la Iglesia, toca nuestro pedido de perdón a las víctimas y el pedido de perdón al mismo Dios. Cuando se toca a cualquier criatura, cualquiera de ella en todas sus dimensiones, no le estamos dando el honor debido al Creador.

Hubo una práctica reiterada durante mucho tiempo que era separar o sacar de las parroquias donde estaban esos sacerdotes y enviarlos a otras parroquias o a otros países, pero seguían ejerciendo, ¿eso sigue así?
No, la práctica esa no corre más. Era una praxis que a nivel general se llevaba, pero ya hace mucho que ha dejado de funcionar.

Con respecto a la guía preventiva ¿qué equipo profesional trabajó en ella?
Comenzó a trabajar el Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal y después se llamaron a expertos que estuvieron elaborándola. Dentro de poco va a ser presentada.

Una de las cosas que se puede destacar de este encuentro es su total transparencia: todo lo que allí se habló fue divulgado… hasta los testimonios.Esto de la transparencia de la Iglesia, ¿es un punto de quiebre institucional?

No creo que sea un quiebre institucional, sino de seguir creciendo en lo que tiene que ser la búsqueda de la verdad. En las palabras de Jesús. “la verdad es la que nos hace libres”. Es un proceso que se ha ido dando, es difícil marcar el punto del antes y el después. Pienso que luego de este encuentro se puede marcar un antes y un después en la unidad de criterio de la Iglesia a nivel mundial.

Además de la llegada del Papa Francisco, ¿qué cambió en la Iglesia para que estos temas que eran tabúes hoy se estén abordando?
Hay muchos motivos y causas. Hoy la persona humana trata de otra manera su interioridad, lo dice y da testimonio. Eso hay que agradecérselo a los medios de comunicación social, porque nos ayudan en la búsqueda de mayor transparencia. El Papa Juan XXIII decía que la paz tiene cuatro pilares: verdad, justicia, libertad y amor.

Además del protocolo preventivo, ¿la Iglesia va a trabajar de alguna forma para buscar los casos que aún están ocultos?
Está el teléfono habilitado para recibir denuncias. Pero no se llama ‘protocolo preventivo’. Protocolo se llama cuando hay una denuncia. La guía preventiva busca que esto no se dé más.

¿De qué se tratan las líneas que están en la guía preventiva?
Todo indica que están en consonancia con las conferencias que se dieron allí y el trabajo en los grupos lingüísticos que tuvimos en Roma.

¿En Uruguay hay algún caso que aún esté en resolución?
En este momento creo que todos los casos tienen una resolución. El año pasado tuvimos el procesamiento de un sacerdote. Tenemos que estar siempre atentos a que se nos pueda presentar algún caso, y si se presenta hay que tener criterios comunes de actuación.

Tomado de http://icm.org.uy/mons-collazzi-todos-estamos-empenados-la-busqueda-la-verdad-la-justicia/