Iglesia al día

" Cada uno de nosotros es una historia de amor de Dios. A cada uno Dios nos llama y nos conoce por el nombre, nos mira, nos espera, nos perdona, tiene paciencia con nosotros. "
Papa Francisco (Audiencia General, 17/5/2017)

Mons. Arturo Fajardo: En Pascua “todo comienza de nuevo”

 

slide_pascua_obispo_2017

El Obispo de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, recuerda que la Pascua es el día en que “todo comienza de nuevo” , el día de “la luz y de la vida, que combaten las tinieblas y la oscuridad”.

Mons. Fajardo destaca que Jesús es “la luz del mundo”, capaz de vencer las tinieblas que hoy son “signo de muerte” como el “dolor, sufrimiento, injusticia, violencia, presentes en nuestra sociedad, donde los niños, las mujeres y los ancianos son los más vulnerados” y en “tantas situaciones de terrorismo y de guerra, en especial en aquellos lugares donde los cristianos son perseguidos solo por el hecho de vivir su fe”.

 

Saludo de Pascua 2017

Mons. Arturo Fajardo, Obispo de San José de Mayo

“Este es el día que hizo el Señor”

El día que da sentido a todos nuestros días. Jornadas de rutina, sufrimiento, alegría y satisfacciones.

El día de la nueva creación.

El día que según una feliz expresión de los santos padres “todo empieza de nuevo”.

El día de la luz y de la vida, que combaten las tinieblas y la oscuridad. Las “tinieblas” se vencen con la luz, ellas son signo de muerte, dolor, sufrimiento, injusticia, violencia, presentes en nuestra sociedad, donde los niños, las mujeres y los ancianos son los más vulnerados.

“Tinieblas” presentes en tantas situaciones de terrorismo y de guerra, en especial en aquellos lugares donde los cristianos son perseguidos solo por el hecho de vivir su fe.

Jesús es la luz del mundo.

Alegrémonos en este día, “el día que hizo el Señor”, a Él le decimos sé mi luz, sé nuestra luz.

Al Señor le damos gracias por las celebraciones vividas estos días, en especial por el Encuentro-retiro diocesano de este año.

Le pedimos al Señor Jesús: “Conviértenos en testigos de la luz en la familia, en el barrio, en la sociedad”.

Él nunca deja de amarnos, está con nosotros cada día hasta el fin del mundo. Ésta es nuestra esperanza: ¡Cristo Resucitó!

 Felices Pascuas.

Con mi saludo y mi bendición,

+Arturo Fajardo Bustamente
Obispo de San José de Mayo