Iglesia al día

" Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida. Por lo tanto, las primeras palabras que quiero dirigir a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo! "
Christus vivit

Indulgencias para el Año de la Fe en la Diócesis de Mercedes

El Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazzi; decretó las disposiciones generales para ganar la Indulgencia Plenaria en el Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI.

 

AÑO DE LA FE: INDULGENCIAS

Decreto 32/12

Mons. CARLOS MARÍA COLLAZZI
Obispo de Mercedes

 

El Papa Benedicto XVI   ha inaugurado solemnemente el pasado 11 de octubre  el AÑO DE LA FE convocado por la Carta Apostólica “La puerta de la fe”.

En ella nos recuerda “la exigencia de redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo” (n.2).

El pasado 30 de setiembre en la celebración de la Eucaristía del Día de la Diócesis, invitaba a toda la Familia Diocesana a “vivir este tiempo de Gracia y a renovarnos en nuestra identidad de cristianos, asumiendo el estilo de vida de Aquel que es el Camino, Verdad y Vida”.

La Penitenciería Apostólica en Decreto del 14 de setiembre del corriente año, nos comunicaba que se otorga el don de las Indulgencias para este tiempo. La Iglesia espera que el “Año de la fe contribuya a una renovada conversión al Señor Jesús y al  redescubrimiento de la fe, de modo que todos los miembros de la Iglesia sean para el mundo testigos gozosos y convincentes del Señor Resucitado, capaces de señalar ´la puerta de la fe` a tantos que están en búsqueda de la fe” (Cong. Doct. de la Fe, indicaciones pastorales para este Año).

Para ganar el  don de la Indulgencia, se nos  recuerda tres condiciones básicas: 1) Celebrar el Sacramento de la Confesión; 2) Comulgar sacramentalmente y 3) orar  por las intenciones del Papa.

Por este Decreto, en aplicación para nuestra Comunidad Diocesana de las disposiciones generales establecidas, se DISPONE cuanto sigue a los efectos de ganar la Indulgencia Plenaria que alivia la pena temporal por nuestros pecados o en sufragio de los fieles difuntos:

1)     Aquellos que participen en las siguientes celebraciones diocesanas:

– Misa Crismal (Miércoles Santo, 27 de marzo)

– Día de la Diócesis, Peregrinación a la Iglesia Catedral (29 de setiembre)

– Domingo de Corpus (2 de junio en Colonia del Sacramento)

– Jornadas Diocesanas de Pastoral Social, Adolescentes, Jóvenes y Catequistas.

2)     En los siguientes días en  todas las Sedes Parroquiales:

– Nochebuena y  Navidad

– Vigilia Pascual y Domingo de Pascua

– Domingo de Corpus

– Solemnidad de Jesucristo Señor y Rey del Universo (24 de noviembre de   2013)

– Celebración central en la fiesta patronal de cada Parroquia.

– Celebración en los Cementerios del 2 de noviembre.

3)     Cada vez que se visite la Iglesia Catedral “Nuestra Señora de las Mercedes” y  la Basílica del “Santísimo Sacramento” en la ciudad de Colonia del Sacramento y se participe allí de una celebración litúrgica.

4)     Celebración en el Santuario de la  Virgen del Carmen en Carmelo (16 de julio) y participación en celebración central del día de la Peregrinación al Santuario de Nueva Helvecia (20 de octubre).

5)     Un día elegido por cada fiel, para realizar una visita a la  Pila Bautismal   o lugar en el que se recibió el Sacramento del Bautismo y allí se renueven las  Promesas Bautismales o se rece el Credo.

6)     Aquellos que por legítimas razones no pueden participar de las Celebraciones antes nombradas (enfermos, ancianos, encarcelados), y  si lo hagan por medio de la Cadena Diocesana de Radios en las Celebraciones de Navidad, Via Crucis del Viernes Santo, Domingo de Pascua, Domingo de Corpus y Día de la Diócesis.

7)     Aquellos que participen algunos viernes, de actividades que signifiquen ir al encuentro de Cristo en los hermanos que sufren (ancianos, enfermos, marginados, encarcelados, etc.)

8)     Aquellos  que participen de encuentros de formación recordando los 50 años del Concilio Vaticano II y  los 30 años de la   publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

Al comunicar a la Iglesia Diocesana estas Disposiciones, solicito a los Curas Párrocos y Encargados de Parroquias, organizar  las Celebraciones Penitenciales de Adviento y Cuaresma, y animar a vivir intensamente los tiempos litúrgicos.  A su vez solicito a todo el Presbiterio a estar disponible para facilitar la celebración del Sacramento de la Reconciliación.

Solicito y encomiendo a los Consejos Pastorales Parroquiales organizar las actividades señaladas en el número 7.

Recuerdo las palabras de los Obispos del Uruguay: “La Eucaristía es la fuente y culmen de la vida cristiana. La participación frecuente y fiel en la Misa del Domingo alimenta y acrecienta nuestra fe, despliega nuestra esperanza y enciende nuestra caridad. En  ese crecimiento nos animan y acompañan la Madre de Jesús, los santos y la nube de testigos que a lo largo de nuestra historia personal y  comunitaria han sido  fieles creyentes”. (Carta Pastoral, 1 de agosto,2012, n.8)

Dado en Mercedes, a los veinticinco días del mes noviembre del 2012, Solemnidad de Cristo Rey  y Señor del Universo.

 

+ Carlos María Collazzi
Obispo Diocesano

 

Pbro. Antonio Roselli
Vicario Pastoral