Iglesia al día

" Pobres de nosotros si no tuviéramos a esta poderosa intercesora que nos ha de alcanzar el paraíso. "
San Alfonso María de Ligorio

“Santa Teresita nos habla de la ternura de Dios”

Reliquias-Teresita-17-e1487180555830

Entronización de las reliquias de santa Teresita de Lisieux en la capilla del Proyecto Renacer

El martes 14 de febrero, en la capilla dedicada a santa Celia Guérin y san Luis Martin, se entronizaron las reliquias de su hija, santa Teresita del Niño Jesús. Los cabellos de santa Teresita de Lisieux estarán ahora junto a la reliquias de sus padres en la capilla del Proyecto Renacer en el Prado.

Luego del acto de entronización, se celebró una Misa en la capilla dedicada a la familia de Lisieux y que tiene la intención de ser, en un futuro, proclamada Santuario de las Familias. La homilía fue predicada por el Padre Jorge Presentado, ocd, Vicario regional para Bolivia, Paraguay y Uruguay de los y las Carmelitas Descalzos. Se destacó la figura de santa Teresita como inspiración de miles de cristianos para alcanzar la santidad.

“La maravilla de celebrar la fe juntos”
El Padre Jorge agradeció a Dios “porque hace posible esta maravilla de celebrar la fe juntos. Un Dios que hace que una persona, como Teresita, que nació hace más de un siglo siga convocando corazones”. Además recordó a los padres de Teresita “Luis y Celia que se han convertido en ejemplo para todos de padres de familia cristianos”.

El Vicario regional de los Carmelitas recalcó que el salmo lo conmovía “porque hablaba de la ternura. Una palabra que aparentemente en el diario vivir la expresamos mucho en casa, pero no tanto en el ámbito de la fe”. Justamente el salmo recordaba la ternura de la familia, la ternura de Dios. “Como un padre que siente ternura por sus hijos, así el Señor siente ternura por sus fieles.” “Nos habla de ternura en nuestra relación con Dios. Y este salmo para Teresita fue fundamental, para entablar una relación de amor con Dios. No sólo una relación de sacrificios, sino también una relación de ternura”.

Otro gran legado de Teresita, y su familia (su padre Luis y su madre Celia han sido declarados santos por la Iglesia, y su hermana Leonia está en proceso de beatificación), es la vocación a la santidad. El Padre Jorge dijo “Que sigamos sintiendo la obligación de ser santos, porque ser santo está en las pequeñas cositas de cada día. No hacen falta cosas hiperextraordinarias, en lo que tenemos, en donde nos movemos, así es cómo venceremos”.

Luego de la Misa, el Padre Jorge Presentado dijo estar sintiendo, al igual que su congregación,“Una alegría enorme. Estamos todo los Carmelitas muy emocionados, que una hermana nuestra como Teresita del Niño Jesús tenga un lugar tan especial en Montevideo”. Comentó, además, que “ este lugar, dedicado a sus padres, Luis y Celia, está para lo que las familias uruguayas estén necesitando”.

La Iglesia: defensora y cuidadora de la familia
Por su parte, el Padre Gustavo Larrique, encargado del Proyecto Renacer mencionó que esto comenzó el 28 de diciembre de 2016 cuando “se inauguró la capilla y habían venido las reliquias de Celia y Luis, desde Alençon”. Y prosiguió “ahora el provincial de los Carmelitas, el Padre Miguel Márquez trajo cabellos de santa Teresita. Es más, me dijo que fueron rastreados porque no se consiguen tan fácilmente y queríamos traer una buena reliquia para acá. Hasta que al final con el General de la Orden consiguieron unos cabellos de santa Teresita para este santuario de la familia”.

El Padre Larrique puntualizó que “Es una capilla, aún no es santuario, pero a todos nos sale santuario. Sabemos que hay un paso más, que tiene que ser reconocido como santuario”. La capilla está ubicada dentro del Proyecto Renacer. Este proyecto trabaja hace 28 años con familias heridas por la drogadicción, familias que sufren la drogadicción. El encargado del Proyecto Renacer enfatizó que “como trabajamos con familias hemos querido plasmar en este santuario este mensaje. Trabajamos para fortalecer la familia. Que si trabajamos con la familia, con todo lo que ella trae creemos que estamos sanando el tejido social. Y yo creo que esta es la gran misión de la Iglesia: defensora y cuidadora, esta última palabra es más linda, de la familia”. La misa se celebra todos los martes a las 10:30 horas.

Tomado de www.icm.org.uy