Iglesia al día

" Dios quiere que lo llamemos Padre con la confianza de un niño que se abandona en los brazos de quien le ha dado la vida. "
@Pontifex_es

Mons. Fuentes en la Fiesta del Beato Álvaro del Portillo: “Meter a la Virgen en todo y para todo”

 

fiesta álvaro del portillo 1

 

El 12 de mayo se celebró en Montevideo la Fiesta del Beato Álvaro del Portillo,  primer sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador de la Prematura del Opus Dei. La Eucarística fue presidida por Mons. Jaime Fuentes, Obispo de Minas, en la Parroquia María Auxiliadora (Talleres Don Bosco). Concelebraron con él el Vicario del Opus Dei en Uruguay, Mons. Carlos María González Saracho y el Padre Francisco Nolla.

En una Iglesia parroquial colmada de fieles, Mons. Fuentes los invitó en primer lugar a “ir con la imaginación a Roma, a la cripta de la Iglesia prelaticia del Opus Dei […] Allí se encuentra la tumba en la que descansan los restos del Beato Álvaro del Portillo”. Tumba, que como recordó el Obispo, antes había sido la de San Josemaría, quien luego de su canonización fue sepultado debajo del altar de dicha Iglesia. 

Dedicó la centralidad de su prédica a la figura del Beato y se refirió a él diciendo: “Don Álvaro fue el Padre, el Buen Pastor de la Obra, que dio la vida para que todas sus hijas y sus hijos fuéramos muy fieles al espíritu del fundador del Opus Dei”.

Mons. Fuentes hizo especial hincapié en que Don Álvaro siguió fielmente los pasos de San Josemaría, especialmente en su amor hacia la Santísima Virgen María. “Llegó a proponernos como una especie de lema para siempre: meter a la Virgen en todo y para todo”, agregó. Más adelante explicó que esto significa “buscar a nuestra Madre en las prácticas de piedad marianas, en el Rosario, en el Ángelus, en las jaculatorias… Y entronizando a la Virgen en el hogar, y celebrando sus fiestas; y en el trabajo, y en la amistad…”.

Hacia el final de su homilía los animó “a seguir las huellas del Beato Álvaro, teniéndolo como intercesor: que él nos enseñe a meter a la Virgen en todo y para todo”.

Álvaro del Portillo fue beatificado en Valdebebas (Madrid) por el Cardenal Angelo Amato el 27 de septiembre de 2014.

fiesta álvaro del portillo 2