Iglesia al día

" María se levantó y fue con prontitud "
Lucas 1,39

El Cardenal Sturla bendijo la restaurada Capilla del Hospital Pereira Rosell

21231674_10212558994903799_4031221610466971857_n

La Capilla restaurada del Hospital Pereira Rossell, edificada a comienzos de la década del 40, fue bendecida por el Cardenal Daniel Sturla, sdb Arzobispo de Montevideo, el pasado 2 de setiembre.

El Director de la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis y de la Pastoral de la Salud Nacional, Pbro. William Bernasconi, explicó que “el primer objetivo de la Iglesia es salir al encuentro del sufriente y del doliente para escucharlo, pero también tiene como tarea misionera llevar consuelo, compasión y misericordia. Esto significa que tiene que llevar la cercanía de Dios a tantos hermanos que allí se encuentran sufriendo”. En el caso del Pereira Rossell, la Iglesia está presente a través de un  grupo de Pastoral de la Salud formado por el diácono Miguel Zinola y un importante grupo de laicos que salen a recorrer el hospital para visitar a los enfermos y sus familiares.

Desde 1943 a 1972, la Capilla ubicada actualmente entre los edificios de Maternidad y Ginecología y la Escuela de Parteras, perteneció a las hermanas capuchinas. En 1972, Ana María, una hermana perteneciente a las esclavas, comenzó su trabajo pastoral hasta 1988 visitando diariamente las salas y rezando el santo Rosario en la Capilla con los acompañantes de los enfermos y algunos pacientes que se podían trasladar.

En el año 1992, de la mano del padre Vitale Doroskevich, responsable en su momento de la Pastoral de la Salud arquidiocesana, comenzó a funcionar un grupo pastoral en el hospital Pasteur que luego impulsó a la formación de otro similar en el Pereira Rossell.

21317481_10212558993383761_7520914693156784954_n

REAPERTURA DE LA CAPILLA

Con los padres Tomás Gutiérrez y Héctor Espósito (de la parroquia de la Medalla Milagrosa y San Agustín), el 11 de febrero de 1995 se reabrió la Capilla. Dos años más tarde, el padre Ciro Ceballos comenzó a celebrar la misa dominical. En los años 2003 y 2004 brindó su apoyo el Pbro. Ernesto Diano y en el 2005 se integró al equipo el Padre Palotino, Fabián Silveira. El Pbro. Bernasconi, coordinador de la Pastoral de la Salud, fue quien colaboró en la tarea pastoral del 2012 al 2013, año en que se le puso el nombre de “Nuestra Señora de la Salud”.

Actualmente la animación de la pastoral está a cargo del diácono Miguel Zinola, y colabora también en la coordinación, desde hace 30 años, Rosamaría Pereira. El Trabajo de la Iglesia no se reduce solo a la tarea espiritual, sino que siendo conscientes de las necesidades materiales, grupos de mujeres de distintas comunidades preparan ajuares que son entregados a las madres carenciadas que dan a luz en el hospital.

Además de la Capilla, en el predio se encuentra una gruta dedicada a la Virgen María a la que acuden familiares de los enfermos a pedir la intercesión de la Virgen.

Nos dice el Papa Francisco:

“Ser Iglesia es ser Pueblo de Dios, de acuerdo con el gran proyecto de amor del Padre. Esto implica ser el fermento de Dios en medio de la humanidad. Quiere decir anunciar y llevar la salvación de Dios en este mundo nuestro, que a menudo se pierde, necesitado de tener respuestas que alienten, que den esperanza, que den nuevo vigor en el camino. La Iglesia tiene que ser el lugar de la misericordia gratuita, donde todo el mundo pueda sentirse acogido, amado, perdonado y alentado a vivir según la vida buena del Evangelio.”(Evangelli Gaudium 114