Iglesia al día

" Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende. "
San Juan XXIII, papa

CELAM y Consejo Permanente de la CEU se solidarizan con Iglesia de Venezuela

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 10.47.43 p.m.

Mons. Diego Padrón Sánchez (Venezuela) y Mons. Carlos Collazzi (Uruguay)

La 36° Asamblea General Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) realizada del 9 al 12 de mayo en San Salvador (El Salvador), con la participación de 22 obispos de la región, dio a conocer un comunicado, en la tarde del jueves 11 de mayo, en el que piden “soluciones urgentes” para la crisis política, económica y social que vive Venezuela.

Por otra parte, el Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), Mons. Carlos Collazzi, le entregó al Presidente del episcopado Venezolano, Mons. Diego Padrón Sánchez, una carta rubricada por el Consejo  Permanente de la CEU  en la que se expresa la solidaridad de los obispos para con la Iglesia y el pueblo venezolanos ante la difícil situación que afrontan.

“Con el papa Francisco, quien les aseguró que lleva en su corazón los graves problemas que aquejan a Venezuela, hacemos un llamado para que se concreten urgentemente soluciones a la actual crisis, por las vías constitucionales y salvaguardando los valores democráticos”, expresaron los obispos latinoamericanos en el comunicado.

El Celam exhortó especialmente a que se evite en Venezuela “cualquier forma de violencia, venga de donde venga, y el uso desmesurado de la fuerza pública, pues éstas solo acarrean más sufrimiento y muerte”.

Los obispos latinoamericanos expresaron a todos los ciudadanos venezolanos “nuestra cercanía, solidaridad y apoyo; al mismo tiempo que les transmitimos una voz de esperanza en Cristo, Camino, Verdad y Vida”.

“Nos preocupan y duelen las muertes, la violencia, la carencia de lo más fundamental, la división, la violación de los derechos humanos, en fin, el sufrimiento que tocó al pueblo venezolano, hasta llegar a padecer una auténtica crisis humanitaria”.

“Percibimos también los anhelos y los esfuerzos de un pueblo que quiere vivir en paz, recorriendo senderos de libertad, justicia y desarrollo integral”, indicaron.

Asimismo los prelados alientan a las comunidades diocesanas de América Latina y el Caribe “a poner en marcha iniciativas de caridad con los hermanos venezolanos y a pensar en maneras de hacerlas efectivas, a pesar de los obstáculos que puedan presentarse”.

Además, pidieron acoger “fraternalmente” y ofrecer “con generosidad condiciones de vida digna” a los venezolanos que migran fuera del país.

A las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria, los obispos las alentaron a dirigir “su acción y recurso de manera prioritaria hacia Venezuela”.

Los obispos exhortaron también a los fieles de toda América Latina y el Caribe a organizar “jornadas de oración a Jesús Sacramentado” y ofrecer sacrificios “suplicando para este hermano país una pronta y definitiva reconciliación y paz social”.

Por último el Celam encomendó a Venezuela a “la intercesión de la Virgen María y del beato monseñor Óscar Arnulfo Romero”.

El comunicado lleva la firma del cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá (Colombia) y presidente del Celam; moneñor Carlos María Collazzi, obispo de Mercedes (Uruguay) y primer vicepresidente; monseñor José Belisário Da Silva, arzobispo de Sao Luis do Maranhao (Brasil), segundo vicepresidente; cardenal José Luis Lacunza Maestrojuan, obispo de David (Panamá) y presidente de Asuntos Económicos; y monseñor Juan Espinoza Jiménez, obispo auxiliar de Morelia (México) y secretario general.

En base a AICA