Iglesia al día

" Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida. Por lo tanto, las primeras palabras que quiero dirigir a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo! "
Christus vivit

Agustinos Jou Poma y Cristhian Benítez: nuevos Salesianos diáconos “servidores”

46485816_2391693590872784_7691573965076037632_o

P. Alfonso Bauer (Inspector Salesiano en Uruguay), Agustinos Jou Poma, Cardenal daniel Sturla, Cristhian Benítez, P. Mario Villalba (Inspector Salesiano en Paraguay). Foto de Comunicación Salesiana. Sofía Cayota

Los Salesianos Agustinos Jou Poma, de Indonesia, y Cristhian Benítez, de Paraguay, recibieron el domingo 18 de noviembre, en Montevideo (Uruguay), la ordenación diaconal en la Eucaristía presidida por el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla.

Ambos Salesianos pertenecen a la Inspectoría Nuestra Señora de la Asunción de Paraguay pero efectuaron los estudios de Teología en Uruguay. Cristhian David Benítez Rotela es paraguayo, y tiene 31 años. Por su parte, Agustinos Jou, de 34 años, nació en una pequeña isla volcánica llamada “Isla de Flores”, ubicada entre miles de islas en Indonesia.

Participaron en la celebración eucarística, que tuvo lugar en la Parroquia de Colón, el Padre Inspector de la Inspectoría San José de Uruguay, Alfonso Bauer, el Padre Inspector de la Inspectoría Nuestra Señora de la Asunción de Paraguay, Mario Villalba, Sacerdotes salesianos, del clero, de la Orden de los Predicadores, Palotinos, diáconos y seminaristas.

Además de los compañeros, amigos y de los jóvenes salesianos con los que cada uno de ellos comparten la misión, acompañaron a Cristhian su madre, una hermana y otros familiares. La familia de Jou siguió la celebración a través de la transmisión vía Facebook realizada por Comunicación Salesiana y lo acompañó el Cónsul Honorario de Indonesia en Uruguay junto a su familia.
Terminada la proclamación del Evangelio, el P. José Luis Morillo sdb presentó a los candidatos a ser ordenados y el P. Bauer pidió al Arzobispo la ordenación de ambos jóvenes. En su homilía el Cardenal Sturla dijo que “es un día de fiesta para la Iglesia, para las Inspectorías salesianas de Paraguay y de Uruguay y para las familias de estos hermanos nuestros”.

46480119_2391699927538817_6484773710648573952_o

Foto de Comunicación Salesiana. Sofía Cayota

Destacó que “la realidad más profunda del sentido del ministerio en la Iglesia es abajarse para servir” y si no es vivido desde el servicio “pierde de hecho su razón de ser en la Iglesia”. El Cardenal Sturla explicó que el diaconado como tal quiere decir “ser servidor.”

“Hoy a su ser religiosos salesianos se les suma ser diáconos servidores”, en orden al sacerdocio, les dijo a los jóvenes que serían ordenados diáconos.

La primera lectura de la profecía de Daniel fue leída en guaraní y el Arzobispo de Montevideo se refirió a ese “dulce lengua” que dio el nombre a nuestro país y a casi todos los accidentes geográficos del norte del Río Negro. Recordó, asimismo, que es la lengua que además del español hablaba el prócer de la Patria, José Artigas. Comentó que el guaraní fue la lengua de quienes “pusieron las bases de la ciudad de Montevideo, defendieron las fronteras y tallaron la Virgencita de nuestra Patrona. la Virgen de los Treinta y Tres”.

Al aludir a la segunda lectura de la carta a los Hebreos, referida a los sacrificios que se presentaban en el templo de Jerusalén, el Cardenal recordó que sobre el altar se actualiza el sacrificio de Jesús en la cruz. “Estos dos jóvenes se acercan más al altar porque están con la mirada puesta en el día en que levantarán en sus manos el cuerpo y la sangre de Cristo, sacrificio actualizado para dar vida y vida abundante a nosotros”, dijo.

El Arzobispo de Montevideo resaltó el hecho de que Cristhian y Jou reciban el don del diaconado en el día que la Iglesia celebra la II Jornada Mundial de los Pobres. “El hecho de recibir este regalo en este día une el diaconado con el servicio a los más pobres, a los que están llamados también por su vocación salesiana”, les dijo.

Luego de señalar la historia común de uruguayos y paraguayos así como de los hermanos salesianos de ambos países que en algún momento formaron parte de una misma Inspectoría por más de 50 años, el Cardenal compartió la fuerte devoción mariana de los dos candidatos al diaconado. Destacó, asimismo, que en una charla previa con él, ambos, por separado, le confiaron que lo que más les ha llamado la atención de la vida salesiana es la cercanía de los Salesianos con los jóvenes, “ese estar `con´ que es esencial en nuestro carisma. Nuestra presencia entre los jóvenes nunca es algo virtual, sino que estamos en presencia de corazón, de mente, todo por ustedes decía Don Bosco, es estar en el patio, es estar en la realidad de los chicas y chicas, es compartir su vida, tener relaciones sencillas, simples, sin vueltas”.

El lema de Ordenación Diaconal de Jou es: “Reina Yahvé! Exulte la tierra, se alegren las islas innumerables!” (Salmo 97,1) y el de Cristhian: “Como la cierva busca corrientes de agua, mi alma te busca a ti Dios mío” (Sal 41,2)
Luego de la Homilía comenzaron los ritos propios de la ordenación diaconal con las promesas de los elegidos y la comunidad rezó especialmente por ellos invocando la intercesión de todos los santos por medio del canto de las letanías.

La Imposición de las manos y la Plegaria de Ordenación son los elementos esenciales del rito de ordenación, y fueron acompañados en silencio y profunda oración. Luego, los padres Villalba y Enrique Bissio, revistieron a los nuevos diáconos con los ornamentos propios de su ministerio. Enseguida fueron incorporados al cuerpo diaconal por medio de un abrazo de bienvenida que cada diácono presente les brindó.

Al finalizar la celebración, los flamantes diáconos dieron gracias a sus familiares, amigos y a las personas que los han acompañado en su camino de fe y de misión. Cristhian lo hizo en español y Jou en su lengua materna Ngadha.
Terminada la Misa los presentes compartieron un fraterno ágape con los nuevos Salesianos diáconos.

Tomado de Comunicación Salesiana-Uruguay

Imágenes aquí