Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Navidad. Obispos lamentaron la aprobación de interrupción del embarazo

EL OBSERVADOR |

Para Cotugno, ley de aborto es “dictadura de la democracia”

El arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, calificó la ley del aborto como “dictadura de la democracia” y reclamó que se acepte la objeción de conciencia personal e institucional para no caer en una “dictadura de la democracia”.

Al dar su mensaje para esta Navidad, Cotugno afirmó en conferencia de prensa que si no se acepta la objeción de conciencia institucional ante la ley, se corre el riesgo de caer en “una dictadura de la democracia”.

Cotugno saludó a la decena de ginecólogos que han planteado su objeción a la práctica de abortos. “No es un acto médico un aborto, porque para hacer un aborto hay que matar una criatura”, afirmó.

Por otra parte, al comentar la ley de matrimonio igualitario, Cotugno dijo que la Iglesia respeta las nuevas realidades pero señaló que este es un elemento que erosiona la figura de la familia.

El tema de la aprobación del aborto fue mencionado por varios de los obispos uruguayos en sus respectivos mensajes de Navidad. El obispo de Minas, Jaime Fuentes, recordó que “cada niño, desde su concepción, es una imagen de Dios” y abogó porque “cada mujer que espera un hijo sea bendita mil veces y reciba toda la ayuda”.

Por su parte, monseñor Pablo Galimberti –obispo de Salto– sostuvo: “El valor de una persona no se compra ni se vende ni depende de una votación; es una marca de origen, grabada en el momento en que fuimos concebidos”. Lamentó que este año “perdió fuerza el derecho a la vida” y se “socavaron las bases de la familia formada por varón y mujer, equiparándola a uniones homosexuales que son imitaciones del matrimonio”.

En tanto, el obispo de Canelones, Alberto Sanguinetti, expresó que “frente a la pérdida del sentido del matrimonio y de la familia, hasta el punto de querer tratarlos como un contrato absolutamente manipulable por la voluntad de los hombres, el niño Jesús, cuidado por María y José, recuerda el carácter único y sagrado de la familia, fundada sobre el matrimonio”.