Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

Noticeu Nace el Observatorio sobre discriminación e intolerancia contra los cristianos

Foto de F. GUTIÉRREZ de ICM

Registra e informa de actos ocurridos en Uruguay

Publicado en Entre Todos N° 471  

En el mes de julio de 2018 se redactó un memorándum que planteaba la idea de crear un observatorio sobre la intolerancia y la discriminación contra los cristianos en Uruguay. El mismo fue presentado en primer lugar ante la Comisión Directiva del Club Católico y, en el mes de diciembre, directamente al Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, durante una reunión plenaria de las comisiones de trabajo del Club Católico.

Ese documento empezaba diciendo que la idea había surgido tras descubrir la existencia del Observatorio sobre la intolerancia y la discriminación de los cristianos en Europa y que, teniendo en cuenta algunos actos de discriminación e intolerancia a nivel local y regional, parecía prudente “fundar en Montevideo un Observatorio de características similares, aunque más modesto, que sirva al menos para registrar e informar acerca de los actos de intolerancia y discriminación contra los cristianos en esta región del mundo”.

Tras describir someramente los antecedentes, la misión y la integración del Observatorio europeo, el memorándum enumeraba las razones para implementar un observatorio similar en Uruguay. Entre ellas, mencionaba la baja población de cristianos en el país, que en la actualidad ronda el 50% sumando católicos y no católicos; la fuerte presencia laicista en la sociedad y en el poder político; los antecedentes en materia legislativa, que desde principios del siglo XX se vienen aprobando con la intención de relegar la religión al ámbito de la conciencia privada; y los antecedentes más recientes de intolerancia y discriminación en nuestra patria.

A partir de este punto, se enumeraban una serie de casos cuyo registro cronológicamente ordenado y debidamente clasificado como intolerancia o discriminación, se puede encontrar hoy en la recientemente inaugurada web del Observatorio: clubcatolico.org.uy/observatorio/

Intolerancia y discriminación: no persecución
Importa aclarar que —como dice la web del Observatorio europeo— “intolerancia y discriminación contra los cristianos es la frase que usamos para describir los niveles de hostilidades y marginación que los cristianos y las instituciones cristianas enfrentan en Europa. Ejemplos de ataques físicos y amenazas contra cristianos individuales o comunidades cristianas, profanación y vandalismo de sitios cristianos, leyes discriminatorias y aplicación sesgada de leyes faciales ‘neutrales’, exclusión de cristianos y símbolos cristianos de la esfera pública, interferencia con los derechos de los padres y violaciones de la libertad de religión, expresión, asociación y conciencia».

En Uruguay compartimos el criterio europeo y reservamos el término “persecución” para aquellos casos en que los cristianos pueden llegar a pagar con sus vidas su fidelidad al Evangelio. En nuestro país, por el momento, no ha habido ningún caso de “persecución” que haya terminado con la vida de algún fiel cristiano.

Misión del Observatorio
«Nuestra misión —informa la web del Observatorio—, es contribuir a un Uruguay en el que los cristianos puedan ejercer plenamente sus derechos fundamentales a la libertad de religión, conciencia, expresión y asociación, sin temor a represalias, censura, amenazas o violencia.

En el cumplimiento de esta misión, siempre tendremos como referencia fundamental el Art. 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

‘Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia’.

No olvidemos, además —sigue expresando la web—, que son muchos los instrumentos jurídicos internacionales suscritos por Uruguay, en relación al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, que incluyen la libertad religiosa. Como tales, forman parte de nuestro ordenamiento jurídico y es preceptivo su cumplimiento”.

Integrantes y funcionamiento
Los integrantes del Observatorio son personas preocupadas por la discriminación y la intolerancia contra los cristianos en el país, o bien, dicho de otro modo, interesados en promover la libertad religiosa. El núcleo fundador está integrado por profesionales católicos, pero pueden cooperar con el Observatorio personas de otras religiones (no católicos, no cristianos y no creyentes).

Formalmente, el Observatorio funciona en la órbita de la Comisión Fe y Anuncio, una las cinco comisiones de trabajo del Club Católico. La coordinadora de dicha Comisión es la Dra. Laura Álvarez Goyoaga, quien integra además, el equipo del Observatorio. Se cuenta también con la invalorable colaboración del Pbro. Dr. Gabriel González Merlano, especialista de nivel internacional en libertad religiosa, además de otros profesionales.

Objetivos del Observatorio
– Publicar noticias sobre la intolerancia y la discriminación contra los cristianos en otros países, con particular énfasis en Iberoamérica y el Cono Sur.

– Habilitar denuncias de casos e intercambiar experiencias.

– Informar y educar sobre las hostilidades y marginaciones que padecen los cristianos, proporcionando datos confiables y objetivos.

– Fomentar la «libertad religiosa en toda su extensión imaginable”, como decía Artigas, y recordar rol vital de la religión en la sociedad.

– Documentar e informar sobre casos de intolerancia y discriminación contra los cristianos en Uruguay.

– Investigar y asesorar en casos puntuales, en la medida en que haya recursos necesarios para hacerlo.

Algunos casos registrados
El Observatorio registra en la actualidad 15 casos de intolerancia y discriminación contra los cristianos ocurridos desde el año 2015 hasta la fecha. Algunos de ellos incluyen disposiciones oficiales o medidas legales. Otros son simples críticas de personas u organizaciones que parecen tener una concepción integrista de la laicidad, no neutral, y para nada acorde con los valores de tolerancia, inclusión y diversidad que a menudo predican.

Destaca entre los casos registrados la negativa a instalar una imagen de la Virgen María en la Rambla de Montevideo. Esta iniciativa partió de un grupo de fieles que, desde el año 2011, se venía reuniendo cada último sábado de enero en la Aduana de Oribe para rezar el Rosario “por las familias”. El proyecto fue presentado a fines de 2016 ante la Intendencia Municipal por el Cardenal Daniel Sturla.

Contra esta aspiración de los cristianos se argumentó que el Estado laico debía “guardar la neutralidad correspondiente, peservándolo para el uso y goce común de la ciudadanía y no para el usufructo de una colectividad religiosa”. Esta afirmación de la Asociación Uruguaya de Librepensadores no tiene en cuenta que la imagen de Iemanjá, ubicada en un espacio público frente a la Playa Ramírez, se erigió allí como respuesta a una solicitud de la comunidad umbandista que se reúne en el lugar cada 2 de febrero. Por otra parte, el Estado laico no promueve nada al ceder parte de un predio. Lo único que hace es asegurar la “libre manifestación de todas las concepciones religiosas”, como la misma asociación indica en otro pasaje de su mensaje.

El proyecto fue rechazado el 11 de mayo de 2017 por la Junta Departamental de Montevideo por 17 votos contra 14, tras año y medio de debate público.

Otro caso, registrado como uno solo aunque se repitió en tres oportunidades —8 de marzo de 2017, 2018 y 2019—, son los actos vandálicos perpetrados contra la Iglesia del Cordón por parte de feministas que participaron de la marcha por el Día de la Mujer. Por tres años consecutivos, se tiraron bombas de pintura contra la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen la Mayor, sin que las autoridades competentes hicieran nada al respecto, pese a las denuncias radicadas, a las filmaciones de las personas que llevaron a cabo los atentados y a la confesión de parte de Ekaterina Delgado en su cuenta de facebook: “La evolución de las plumas ayer logró y celebró una práctica artística y política de apostasía histórica: cerramos la Iglesia del Cordón. Me llena de orgullo que las ideas locas que tengo se transformen en arte y política y me sobrepasen. No sólo vandalizamos iglesias sino que no nos silenciará su control y vigilancia”.

Se espera que en el futuro los casos registrados por el Observatorio ayuden a tomar conciencia de que la libertad religiosa no es total en Uruguay.