Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Mujica y su gabinete en la misa por salud de Chávez

EL PAÍS |

Agradecido. El presidente recordó apoyo a Uruguay

Mujica y su gabinete en la misa por salud de Chávez

El presidente José Mujica y buena parte de su gabinete concurrieron a la misa para pedir por la salud Hugo Chávez. “Tengo memoria”, expresó Mujica al recordar el apoyo de su par de Venezuela cuando el banco Cofac fue intervenido en 2005.

Ayer jueves se realizó en la iglesia de Conventuales una misa solicitada por Mujica para rezar por la salud de su par venezolano Hugo Chávez. A la cita concurrió buena parte del Poder Ejecutivo y también algunos legisladores del Frente Amplio.

Mujica se mostró agradecido con Chávez y recordó que ayudó en el año 2005 cuando Bandes compró a Cofac, que había sido intervenido y cerrado por el Banco Central.

“Frente a cosas como estas que se dan, tenemos memoria. Cuando recién asumía el gobierno de mi compañero Tabaré Vázquez, a los muy pocos días, se vino un desastre en un banco. Psicológicamente esas cosas son horriblemente peligrosas porque pueden generar corridas y recuerdo que un llamado telefónico sirvió para que Chávez le tendiera una mano al Uruguay en un momento muy difícil”, dijo Mujica al salir de la Iglesia.

“Yo no me puedo olvidar de eso. Me estoy poniendo viejo y no se si me estoy arrimando a Dios o no. No soy creyente (pero) tengo un profundo reconocimiento a las religiones y particularmente a la Iglesia Católica por la historia de América Latina”, acotó.

Mujica dijo que en su corazón aún no puede creer, pero “sé que Chávez cree a muerte y no he encontrado otra forma que hacer una cosa como esta para practicar un poco de solidaridad en un momento difícil para él”. Añadió que viajará a Cuba a saludarlo “en el momento que sea posible, que los médicos dispongan”, ya que “quisiera darle un abrazo”. Mujica fue aplaudido cuando se retiró del lugar.

Concurrieron a la misa unas 250 personas, entre ellas, secretario y prosecretario de la Presidencia, Homero Guerrero, y Diego Cánepa, y los ministros Luis Almagro, Eduardo Brenta y Roberto Kreimerman. También estuvieron los senadores Lucía Topolansky, Ernesto Agazzi (MPP) y Eduardo Lorier (PCU). También el presidente de la comisión de programa del FA y ex ministro de Turismo, Héctor Lescano.

El embajador de Brasil en Uruguay Joao C. De Souza Gomes, el secretario general de Aladi, Carlos Álvarez, y dirigentes del Pit-Cnt concurrieron a la misa. De los dirigentes del FA, Lescano y Cánepa fueron los únicos que comulgaron.

El cura argentino Vicente Novellio -quien hace cinco años vive en Uruguay- dio la misa, en la que dijo que es “emocionante compartir esta eucaristía para pedir por alguien que pasa un momento delicado”. Afirmó que “es bueno este gesto” de pedir por un enfermo y llamó a que “el dolor del pueblo” se transforme en “esperanza y paz”. Deseó que el manto de Dios acompañe a Chávez y a Mujica y encomendó a Santa María que proteja a Chávez y al pueblo venezolano.

Cuando el cura invitó al saludo de “la paz sea contigo” muchos de los presentes fueron a saludar al presidente.

A pedido de Novellio, el embajador venezolano Julio Chirino habló al final de la misa. Agradeció en nombre de su gobierno y de Chávez “infinitamente la solidaridad que ha surgido” en América y en especial de Uruguay. Destacó “el gesto” del presidente Mujica “que nos guía y nos orienta en la búsqueda de la justicia social”.

El cura invitó a que alguien del gobierno diera un mensaje, pero nadie lo hizo. No fue casualidad que el lugar elegido para la misa haya sido la iglesia de Conventuales, ya que sus instalaciones fueron un lugar de encuentro de expresos políticos a la salida de la dictadura.

Mujica lo recordó. Dijo que siempre fue admirador de los franciscanos y “es obvio que esta casa hace muchos años abrió sus brazos y uno es como el burro, no olvida donde come”.

INCIDENTES. Mientras Mujica hablaba con periodistas, un hombre comenzó a gritarle e intentó acercársele, pero los agentes de seguridad del presidente lo sacaron del lugar.

No fue el único incidente que enfrentaron miembros de la guardia presidencial, ya que otro más insólito se dio poco después, cuando observaron que uno de sus vehículos (sin chapa oficial visible) era guinchado por una grúa de la intendencia de Montevideo. El coche había sido estacionado en una zona reservada para vehículos de personas con discapacidad. Tras discutir con un inspector e identificarse, el vehículo fue liberado.