Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Mujer denuncia faltas de respuestas del MSP a su decisión de abortar

EL OBSERVADOR |

Comenzó el proceso a pocos días de que se cumplieran las doce semanas de embarazo; asegura que no funcionó el misoprostol y que ya cumplido el plazo no quieren intervenirla quirúrgicamente.

Laura Galván, una usuaria del sistema de salud público, denunció que el MSP no quiere intervenirla quirúrgicamente para que pueda interrumpir su embarazo porque ya pasaron las doce semanas de embarazo previstas por ley, aunque ella comenzó el proceso de abortar antes de que se cumpliera la fecha límite.

En diálogo con Telenoche, Galván contó que, tras pensar en su decisión por cinco días, el 2 de enero recibió su primera dosis de misoprostol.

“Supuestamente íbamos a llegar hasta el final. Me dieron la medicación, falló. Yo voy a la ginecóloga y me dijo que por 48 no me podía volver a dar la medicación. Me la volvió a dar el 4 de enero. (…) Y también me falló”, explicó.

Contó que sufrió grandes pérdidas y “todos los efectos secundarios de la medicación: un poco de fiebre, náuseas, escalofríos”, dijo. Sin embargo, la expulsión del feto no se produjo.

Posteriormente la enviaron al Pereira Rossell por otra droga que se combina, pero se la negaron ya que las 12 semanas ya se habían pasado.

“El 6 (de enero) me empezaron las 13 (semanas). (…) Cuando yo llego al Pereira supuestamente por la medicación que combinaba con la otra, el ginecólogo (dice que) no quería riesgos y (que) iba a mandar una carta al MSP. Porque dice que estoy pasada de la ley, pero yo la interrupción la empecé hace días”, aseguró.

Galván denuncia que no le advirtieron que, de no producirse la expulsión del feto, no iban a continuar con el tratamiento.

“Si a mí me hubieran avisado que si la medicación fallaba podía tener consecuencias y que ellos no iban a continuar con la interrupción del embarazo, yo no las tomo”, sentenció. Según ella, su ginecóloga le recomendó “conseguir medicación por ahí”.

”Ya estoy 3 días pasada de las 12 semanas y, como quien dice, ‘arreglátelas’”, puntualizó.

“Yo ya no quiero ni seguir. La idea es interrumpir el embarazo, pero no puedo seguir tomando una medicación que siga fallando y ocasionándole problemas al niño. Quiero saber si está bien, si está bien me lo dejo, pero si no es inhumano saber que vas a traer un niño que vas a traer problema”, agregó.