Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios MSP en evento de “repudio” a médicos que no hacen aborto

EL PAÍS |

Alegan que ginecólogos quieren desestabilizar la ley

Una asociación civil vinculada al viceministro de Salud Pública organizó una actividad en repudio a los médicos que impugnaron parte de la ley del aborto. Los acusan de “desestabilizar” su aplicación.

La asociación Iniciativas Sanitarias cuestiona al grupo de unos 100 médicos que presentó un recurso ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) en contra de once artículos del decreto reglamentario de la ley del aborto. El TCA suspendió estos artículos por su “daño” a los médicos.

“En repudio a la actitud de ciertos médicos que, alegando la objeción de conciencia, han intentado desestabilizar la reglamentación de la Ley 18.987 a través de su impugnación ante el TCA, Iniciativas Sanitarias convoca a un panel de alto nivel”, informa un comunicado de la organización, que hoy funciona en el Hospital Pereira Rossell.

La asociación, que reúne a profesionales de la salud, fue fundada y dirigida por el actual viceministro Leonel Briozzo, quien llegó a recibir un premio de la Organización Panamericana de la Salud en nombre de Iniciativas Sanitarias.

Iniciativas Sanitarias realizará hoy un debate en el que participarán, entre otros, el asesor jurídico del Ministerio de Salud Pública, Fernando Rovira, y Francisco Cóppola, representante de Uruguay en el comité para la prevención del aborto inseguro de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología y expresidente de la Sociedad de Ginecotocología del Uruguay.

Rovira, a quien la organización presenta como el representante del Ministerio de Salud Pública, dijo a El País que participará del debate a título personal y aseguró que expondrá sobre “derecho sanitario”.

“La convocatoria surge a partir de la discrepancia de Iniciativas Sanitarias con la actitud de ciertos médicos”, explica el comunicado de la propia organización.

Iniciativas Sanitarias afirma que los “logros obtenidos y avances legislativos alcanzados” afectaron positivamente los indicadores del país.

“Los profesionales y equipos comprometidos seguiremos siendo garantes de derechos, la autonomía de usuarias no se negocia con falsas objeciones”, apunta en referencia a los médicos que recurrieron la reglamentación de la ley del aborto.
Recurso.

Un grupo de 100 médicos presentó hace un año un recurso ante el TCA, en el que pidieron la suspensión de once de los 42 artículos de la reglamentación alegando objeción de conciencia.

Según los médicos, la ley, tal como fue redactada, limita la invocación de objeción de conciencia a recetar el fármaco abortivo o hacer el legrado, y los obliga a participar en todos los procedimientos previos y posteriores a la interrupción del embarazo.

El fallo emitido el 14 de octubre por unanimidad consideró que los artículos recurridos dañan el libre ejercicio de la medicina y la libertad de conciencia como derecho humano, por lo que resolvió suspender su aplicación hasta tanto se pronuncie sobre el recurso de impugnación presentado.

El Tribunal consideró que los artículos causan un grave daño a los médicos, un daño mayor al que la no suspensión podía traer a los involucrados.

El Ministerio, en tanto, presentará un recurso ante el Tribunal para que revea la suspensión de los 11 artículos.

Briozzo sostuvo “si se confirma el fallo, habrá que hacer los cambios correspondientes al decreto” reglamentario, pero aclaró que ello “no significará grandes cambios” y resaltó que el sistema “seguirá funcionando normalmente”.
Molestia.

El abogado que representa a los médicos, Gianni Gutiérrez, criticó la realización de este panel y aseguró que el grupo de médicos demandantes hizo uso de su derecho.

“Los médicos ejercieron su derecho constitucional a impugnar un decreto que viola su derecho, también constitucional, a la objeción de conciencia, y no reconoce lo que establece la propia ley”, dijo.

Gutiérrez recordó que el TCA les dio la razón a los médicos y suspendió provisoriamente el decreto, “que esperamos sea anulado definitivamente”.

El abogado aseguró que se utilizará la participación de Salud Pública en este panel durante el proceso judicial.

“Resulta increíble que el Ministerio de Salud Pública se preste para aparecer repudiando el ejercicio de un derecho constitucional. Este hecho no hace más que confirmar las presiones que existen respecto al ejercicio de la objeción de conciencia y obviamente será usado en el proceso judicial”, aseguró.

“Reiteramos, nos cuesta creer que el Ministerio, en lugar de rectificarse, se confirme en el error y pretenda repudiar a médicos que solamente ejercen sus derechos y que han sido amparados por una sentencia unánime del Tribunal de lo Contencioso Administrativo”.
Alcance.

La suspensión de los artículos del decreto reglamentario que dispuso el TCA implica una ampliación en lo que respecta al alcance de la objeción de conciencia.

La decisión habilita a los médicos a abstenerse en participar de todas las actividades preparatorias o posteriores a la realización de un aborto.

Los profesionales tampoco estarán obligados a firmar el formulario IVE, lo que debía hacerse en la primera consulta para que se procediera al proceso que terminaría en la interrupción del embarazo. También quedarán liberados de presentar por escrito su objeción de conciencia ante el prestador para el que trabajan.

Igualmente se suspendió el artículo que no permite a los médicos exponer su experiencia profesional y sugerir alternativas al aborto, para hacer a la paciente torcer su decisión.