Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Movilizaciones en Europa contra nueva ley de aborto

EL PAÍS |

HAY RESISTENCIA A LA REFORMA PROPUESTA POR RAJOY

Miles de personas apoyaron en distintas capitales de Europa las protestas contra la reforma de la ley del aborto en España, que pretende cambiar el actual modelo de plazos y limitarlo a los casos de violación y riesgo de salud para la madre.

Activistas de diversas organizaciones sociales y feministas de París, Londres y Estambul coincidieron en la protesta con las miles de personas que se manifestaron en Madrid contra la Ley de Protección de la Vida del Conebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada.

En la capital española, los asistentes, convocados por la iniciativa “Tren de la libertad”, pidieron también la dimisión del ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en un ambiente reivindicativo y festivo. La manifestación, a la que asistieron representantes políticos y figuras del cine, comenzó al grito de “Gallardón dimisión” y con pancartas con lemas como “Decidir nos hace libres”, “Aborto legal”, “Nosotras decidimos”.

En España, la actual ley establece el aborto libre como un derecho de la mujer hasta la semana catorce, pero el nuevo proyecto opta por los supuestos y excluye de estos malformaciones en el feto.

En Francia, miles de personas se manifestaron en París y en otras ciudades contra el anteproyecto de ley del Gobierno español, una iniciativa criticada por el Ejecutivo francés.

La marcha de París, más multitudinaria que las de Nantes, Marsella o Burdeos, reunió a 30.000 personas, según los organizadores y a 3.000, según la policía, en lo que quería ser una réplica de la protesta organizada en Madrid, que también se trasladó a Londres y Estambul.

“Nosotras parimos, nosotras decidimos” o “Mujeres unidas jamás serán vencidas” fueron algunos de los eslóganes que corearon los manifestantes -principalmente mujeres- en su recorrido parisino que finalizó en la embajada de España en Francia y en el que se vieron banderas españolas, francesas, tricolores de la República española y enseñas arco iris.

El rostro más reconocible en la protesta fue el de la “número dos” del ayuntamiento parisino y candidata socialista a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz, España).

En Londres, unas 250 personas, según señaló a Efe Cristina Ríos, la fundadora de la iniciativa pro-elección “My Belly is Mine” (Mi barriga es mía), se congregaron en Hungerford Bridge, en el centro de la capital británica.

Allí los manifestantes llevaron a cabo “una acción simbólica” atando perchas decoradas a las barandillas del puente.

Durante la congregación, Ríos lanzó un mensaje al Gobierno español para decirle que desde el Reino Unido se comprometen “a proteger el derecho de las mujeres españolas al aborto libre, seguro y gratuito”.

En Estambul, varias decenas de mujeres también se manifestaron ante el consulado español bajo consignas como “No pasarán” y “Madrid en todas partes, en todas partes se resiste”.

Un cartel en turco aseguraba: “El PP, el AKP español, no podrá prohibir el aborto”, comparando así el Partido Popular a la formación gubernamental de Turquía, que en 2012 prometió modificar la hasta ahora liberal ley del aborto, pero que se echó atrás ante las masivas protestas de las organizaciones feministas.

“Aquí lo vivimos: el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, equiparó el aborto con una masacre y quiso prohibirlo. Ha tenido que desistir, pero nos sentimos solidarias con las mujeres españolas que ahora pasan por lo mismo”, explicó a Efe Sakina, una de las activistas.

Oposición.

El proyecto de reforma de la ley de aborto, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy (Partido Popular), el 19 de diciembre, está pendiente del dictamen de los órganos constitucionales, para después volver al Consejo de Ministros, que dará el visto bueno al texto definitivo que presente al Parlamento, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Al explicar el proyecto, el ministro Gallardón indicó que el objetivo es “proteger a los más débiles: los concebidos y no nacidos”, pero “siempre en interés de la mujer y respetando asimismo sus derechos”.

El proyecto ha recibido el apoyo de la Iglesia Católica española, que la ve como un “avance positivo”, la reforma ha llegado incluso a dividir al partido en el gobierno, en el que varios dirigentes han mostrado sus reticencias al texto legislativo en su forma actual.

Cuenta, en cambio, con el respaldo de los grupos contrarios al aborto como es el caso del colectivo HazteOir.org, que convocó una manifestación hoy domingo en Madrid, en el marco de las concentraciones que se celebrarán en Europa “contra la familiafobia”.

La reforma plantea varias restricciones

El proyecto de ley impulsado por el presidente Mariano Rajoy elimina la autorización vigente de realizar abortos en las primeras 14 semanas de embarazo sin alegar motivo, y establece que solo se permitirá si existe “menoscabo importante y duradero” para la salud física y psíquica de la mujer o un peligro importante para su vida. El plazo para hacerlo es de 22 semanas. El otro supuesto es que haya “delito contra la salud o indemnidad sexual de la mujer” (violación). El plazo es de 12 semanas. Para ampararse en esta segunda posibilidad, será necesario haber denunciado la agresión. Se permite la objeción de conciencia de todos los profesionales de la salud que participen o colaboren en el proceso de interrupción del embarazo. (Fuente: El País de Madrid).