Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu Mons. Sanguinetti presentó el libro de marketing de los autores Álvarez Goyoaga y Torres como “alta filosofía”

El pasado 10 de diciembre fue presentado  en la Sala Francisco Bauzá de la de la Universidad Católica del Uruguay el libro de Laura Älvarez Goyoaga y de Pablo Torres Irurtia “¿Es Emily Feliz? Manual de Marketing para empresas, familias…y gatos”

El libro, publicado por la editorial Sicut Serpentes y la Universidad Católica del Uruguay, fue presentado por la Cra. Susana Ramela, la Mag. Nuri Masjuan y el Obispo de Canelones, Mons. Alberto Sanguinetti.

Durante la presentación, Mons. Sanguinetti anticipó que este libro, que aborda el tema del marketing, es polivalente  y apunta al desarrollo personal “muy mirado en la vida interpersonal, porque es así como nos desarrollamos: con los otros, frente a los otros, tomando conciencia de uno, conociendo al otro, comunicándonos mejor, viendo qué es lo que el otro necesita, qué es lo que le puedo dar”.  Explicó, en este sentido, que sus premisas son aplicables tanto a la vida familiar, como a otra cantidad de intercomunicaciones en las cuales la clave es el desarrollo personal posible y virtuoso, en el sentido más genérico del término”.

El Obispo de Canelones adelantó, asimismo, que es un libro de comunicación social, moderno, que presenta muchos niveles y planos. “Uno hace una primera lectura rápida, porque una anécdota lleva a la otra, y a la otra. Después hay que releerlo más despacito, para uno mismo; ver las interconexiones que provoca en uno”, puntualizó.

Aseguró que se trata de un libro filosófico, y de alta filosofía, y no catequético, porque  la pregunta clásica de la filosofía es la felicidad. El Obispo explicó sobre este aspecto, que “el anuncio evangélico es que la felicidad es pura gracia. El Marketing ciertamente es aplicable a la organización y misiones de la Iglesia,  pero el Evangelio siempre tiene lo propio del misterio cristiano, que no es la frutilla de la torta de la felicidad. La felicidad es la donación de Dios y gratuita. Integrando la razón, salta más allá, porque la misma plenitud de excelencia de gracia que es Jesucristo, es la respuesta del Logos, la última respuesta a lo razonable”.

Palabras de Mons. Alberto Sanguinetti en el lanzamiento del libro “¿Es Emily Feliz? Manual de Marketing para empresas, familias…y gatos” de Laura Álvarez Goyoaga y Pablo Torres

 Resumen de las palabras de Mons. Alberto Sanguinetti en la presentación organizada por la Universidad Católica del Uruguay y la editorial SicutSerpentes

“¿Es Emily Feliz? Manual de Marketing para empresas, familias…y gatos” es un libro polivalente, tanto en su estructura como en las relaciones que hace. En general, para los que no venimos de su mundo, Marketing es una palabra sospechosa, aunque las conversaciones con sus autores desde hace muchos años me han ido mostrando otra cara. Cada capítulo de esta obra comienza con una parábola, con una narración, y a su vez todos están relativamente concatenados por los personajes, lo cual le da gran agilidad a la lectura. Luego vienen reflexiones y una indicación o cierto resumen, lo cual es un acto de cortesía para con el lector. Es un libro que se abre para aquí y para allá, y al fin la gata aterriza en algún lugar. Está muy bien estructurado: en parte el lector se pierde por los espacios, que abre y después reordena, lo cual lo vuelve muy atractivo.

Este libro polivalente trata de Marketing. Tiene también, y enseguida me corrijo, algo de libro de “autoayuda”. Como no me gustan los libros de autoayuda como receta, hago la diferencia: es más bien de desarrollo personal. Un desarrollo personal muy mirado en la vida interpersonal, porque es así como nos desarrollamos: con los otros, frente a los otros, tomando conciencia de uno, conociendo al otro, comunicándonos mejor, viendo qué es lo que el otro necesita, qué es lo que le puedo dar. Y así es aplicable tanto a la vida familiar, como a otra cantidad de intercomunicaciones en las cuales la clave es el desarrollo personal posible y virtuoso, en el sentido más genérico del término. Es un libro de comunicación social, moderno. Con acento en el desarrollo personal, pero de comunicación social, aplicable a muchas cosas. No es una catequesis solapada. Tiene distintos planos y hace distintas conexiones, como la cultura misma.

Está de acuerdo con el proyecto de los autores, que es polivalente, de intercomunicación cultural, al que le pusieron como título Sicut Serpentes, por el término latino “como serpientes”, aludiendo al texto bíblico: mansos como palomas y astutos como serpientes. De modo que la serpiente, que nosotros en general la ligamos con el peligro y con lo malo, también representa la sabiduría. Y este libro es en ese sentido un poco “ofídico”, porque pide pensar, pide pasar de niveles. No es tan simple ni obvio. Con lo cual lo ligo con la Parábola. A veces pensamos que las Parábolas Evangélicas son cuentitos fáciles, y no lo son: son textos para agudizar el pensamiento. Para entrar en el misterio. Les pongo como ejemplo la parábola del administrador injusto, donde el Señor alaba precisamente al administrador injusto. Hay que pensarlo, ¿no? O cuando el dueño de la viña paga el mismo denario a todos los obreros, aunque todos trabajaron distinto tiempo. Parece también injusto.  Así que ven que las parábolas no son cuentitos fáciles y obvios. Al contrario, piden agudeza, un poco de “serpiente”, porque abren a otra reflexión. En ese sentido, este libro tiene muchos niveles y planos. Uno hace una primera lectura rápida, porque una anécdota lleva a la otra, y a la otra. Después hay que releerlo más despacito, para uno mismo; ver las interconexiones que provoca en uno.

Después de todo, el libro es de alta filosofía. Porque la pregunta clásica de la filosofía es la felicidad. Toda la filosofía griega busca responder a la pregunta: ¿qué es la felicidad? Que por otra parte está en el nervio del Evangelio: en las bienaventuranzas. Porque la bienaventuranza es el término clásico de la filosofía para hablar justamente de la felicidad. Así que la pregunta sobre la felicidad es la pregunta de fondo. Hay que ver si el Marketing nos engaña o no, o cómo somos astutos para preguntarnos donde está, o cómo cambiamos de nivel. De modo que el libro pone en la mesa la pregunta filosófica clásica, con la cual toda la Patrística hizo el anuncio del Evangelio. El presupuesto de los antiguos es que el mundo está bien hecho, por lo tanto debe apuntar a la felicidad. Porque si pensáramos que está mal hecho, y es irracional y no conduce a la felicidad, nos tumbaríamos y no haríamos nada más. De modo que hay un presupuesto de que el mundo tiene una cierta lógica y va hacia la felicidad. La pregunta es ¿cuál es la felicidad y cómo se alcanza? Eso es en lo que trata de hacernos pensar este libro. Por eso califico a los autores como filósofos.

Pero digo además que el libro es filosófico, y no catequético. El anuncio evangélico es que la felicidad es pura gracia. El Marketing ciertamente es aplicable a la organización y misiones de la Iglesia,  pero el Evangelio siempre tiene lo propio del misterio cristiano, que no es la frutilla de la torta de la felicidad. La felicidad es la donación de Dios y gratuita. Integrando la razón, salta más allá, porque la misma plenitud de excelencia de gracia que es Jesucristo, es la respuesta del Logos, la última respuesta a lo razonable. Que por otra parte también lo es a nivel humano. Porque en todas estas relaciones, en último término lo que lo cierra es el amor, y el amor tiene que tener algo de gratuito. Como también de sabiduría, que es necesaria. Hay dos tipos de gratuidad: está lo gratuito sin sabiduría – y esto es irracional – , y lo gratuito que, teniéndola, pasa aún más allá de lo razonable por el amor, en lo humano y en lo divino.

Felicito a los autores, y los invito a todos a leer este libro.