Iglesia al día

" En muchas naciones el #COVID19 aún está causando numerosas víctimas. Deseo expresar mi cercanía a estos pueblos, a los enfermos y a sus familiares, así como a todos aquellos que los que los cuidan. "
Papa Francisco

Noticeu Mons. Sanguinetti invita en esta Pascua a buscar a Dios o dejarse encontrar por El (VIDEO y TEXTO)

Mons.-Sanguinetti

En la Pascua 2015, el Obispo de Canelones, Mons. Alberto Sanguinetti, anima a buscar al Padre o a dejarse encontrar por El, que nos ama y “tiene un plan para nosotros”.

“La Pascua de Resurrección es que Cristo ha muerto por nuestros pecados y hay perdón del pecado. Y ha resucitado y nos da vida nueva, nos hace hijos de Dios. Y nos da vida eterna, que ya comienza ahora”, asevera el Pastor. Para que la Pascua sea feliz “Dios ha hecho ya toda su parte. Ahora falta que nosotros nos encontremos con Él”, señala Mons. Sanguinetti. “Dios tiene un plan para nosotros. Dios nos llama. El Padre nos quiere engendrar hijos en su Hijo único Jesucristo”, acota.

“Dicen que somos la sociedad del conocimiento, en un vendaval de cosas en Internet. Y somos la sociedad del desconocimiento”, advierte el Obispo. “No sabes, no recibes, que el Señor te ama. Te busca y puedes ser encontrado. Te invita y te está atrayendo hacia Él”, subraya.

“Vivimos en una sociedad que quiere ser sin raíces, que cada uno haga lo que quiera, se modele a sí mismo, pero sin sentido, sin por qué, para cualquier forma. Es una sociedad que niega al Creador y al Padre”, advierte Mons. Sanguinetti, al tiempo que asegura que “hay sentido en la creación, en la redención y en la vida eterna”.

El Pastor asevera, asimismo, que “hay esperanza” porque “podemos ser perdonados por Dios”, porque “estamos llamados a la santidad y a la dignidad de vida, como hijos de Dios e imitadores de Jesucristo, con la ayuda de su gracia”.
“Hay esperanza: podemos formar familias en las que se trasmiten, no solamente algunos valores, sino en el sentido total de la existencia por el Dios que nos amó desde siempre, desde la eternidad, para crearnos, para redimirnos, para hacernos santos a su imagen, para llevarnos a la vida eterna”, afirma el Obispo de Canelones.

“Cristo nos comunica esa esperanza hoy, en la Iglesia” y “habita hoy en su Iglesia” en la Palabra de la fe, en la oración y principalmente en la Misa, destaca el Pastor.

>> VIDEOMENSAJES

(Duración 03:30)

SALUDO PASCUAL
de Mons. Alberto Sanguinetti Montero, obispo de Canelones
Pascua de Resurrección 2015

Desde la Catedral de Canelones a todos los habitantes del departamento y a todos los que reciban este mensaje quiero desearles una muy feliz Pascua de Resurrección.

Y para que sea feliz, Dios ha hecho ya toda su parte. Ahora falta que nosotros nos encontremos con Él.

La Pascua de Resurrección es que Cristo ha muerto por nuestros pecados y hay perdón del pecado.
Y ha resucitado y nos da vida nueva, nos hace hijos de Dios. Y nos da vida eterna, que ya comienza ahora.

Por ello, los invito: busquemos al Padre. O dejémonos encontrar por Dios nuestro Padre.
Vivimos en una sociedad que quiere ser sin raíces, que cada uno haga lo que quiera, se modele a sí mismo, pero sin sentido, sin porqué, para cualquier forma. Es una sociedad que niega al Creador y al Padre.
Pero hay sentido, en la creación, en la redención y en la vida eterna.
Hay esperanza: podemos ser perdonados por Dios.
Hay esperanza: estamos llamados a la santidad y a la dignidad de vida, como hijos de Dios e imitadores de Jesucristo, con la ayuda de su gracia.
Hay esperanza: podemos formar familias en las que se trasmiten, no solamente algunos valores, sino en el sentido total de la existencia por el Dios que nos amó desde siempre, desde la eternidad, para crearnos, para redimirnos, para hacernos santos a su imagen, para llevarnos a la vida eterna.
Y Dios nos comunica esa esperanza, porque así lo ha hecho y lo hace ahora Cristo Resucitado, que está a la derecha del Padre. Vive, reina, obra, nos llama.

Cristo nos comunica esa esperanza hoy, en la Iglesia.
Cristo vive hoy, habita hoy en su Iglesia.
En primer lugar por la Palabra de la fe: busquemos escuchar y conocer a Dios.
En segundo lugar por la oración, y la oración de la Iglesia, principalmente la Misa, que Cristo no sólo nos dejó la Misa, sino que nos deja. La Misa es ahora el acto de Él.
La Misa es algo único. Cristo vivo, resucitado a la derecha del Padre, se hace presente en su Iglesia, habla, se ofrece, nos santifica y en ÉL le hablamos al Padre y le damos gracias.
No hay fiesta verdadera sin la Misa.
En la Iglesia Cristo vivo y resucitado nos da la vida nueva por el Bautismo y los demás sacramentos. Nos perdona los pecados cometidos después del Bautismo en el Sacramento de la Confesión o Reconciliación.

Cristo en su Pascua nos abre.
No vivamos encerrados en una mirada corta, pequeña: mejorar un poquito, tener un aire acondicionado mejor, un paseo más lindo. Está bien, son cosas que hacen bien a la vida. Pero si nos quedamos ahí, tenemos una visión estrecha, sin verdadera esperanza.

Abrámonos, pensemos: ¿quién eres tú? ¿quiénes somos nosotros?
Dios tiene un plan para nosotros. Dios nos llama. El Padre nos quiere engendrar hijos en su Hijo único Jesucristo.
Que nosotros conozcamos la verdad de la fe. Y los que somos mayores que también sepamos comunicarlo a las nuevas generaciones.
Dicen que somos la sociedad del conocimiento, en un vendaval de cosas en Internet.
Y somos la sociedad del desconocimiento. No sabes, no recibes, que el Señor te ama. Te busca y puedes ser encontrado. Te invita y te está atrayendo hacia Él.
Que todos nosotros busquemos y así tengamos realmente una Feliz Pascua.
Que cuando nos saludemos y nos digamos ¡Feliz Pascua! ¡Feliz Pascua de Resurrección! nos lo comuniquemos, nos invitemos unos a otros, y de verdad crezcamos o renazcamos a una vida nueva.

Muy felices Pascuas de Resurrección para ustedes, paras sus familias para todos.

+ Alberto Sanguinetti Montero
Obispo de Canelones