Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

Noticeu Mons. Pablo Galimberti reflexiona sobre el vínculo con Dios a partir de la serie «Poco ortodoxa»

A partir de la serie “Poco ortodoxa” el Obispo emérito de Salto, Mons. Pablo Galimberti , reflexiona en la página «El Ocatvo Día» del diario «El Pueblo» de Salto, sobre el vínculo con Dios y el fin de la vida.

 

ECOS DE UNA PELICULA

No tirar al niño junto con el agua sucia

La película “Poco ortodoxa” es la historia de la joven Etsy, hebrea perteneciente a una rama de la ortodoxia judía arraigada en Estados Unidos, el jasidismo.

El papel principal lo protagoniza una joven, Shira Haas, que vivió dentro de esta comunidad hasta que, agobiada, escapa hacia Alemania buscando una nueva vida.

Una religión genuina ayuda a descubrir un “eje”, algo que nos “religue” o conecte con un origen y un destino. La vida plantea peripecias, espejismos y misterios. El coronavirus es una más.

La protagonista, con habilidades artísticas, se abre camino mientras su esposo intenta en vano que regrese.

La pregunta que me plantea es la del título: ¿se liberó? Abandonó un modo de encarar la religión. Pero eso no resuelve el fondo de su nueva vida, que necesitará encontrar una manera diferente de cultivar un vínculo con el Creador y sus mediaciones históricas. No basta decir: yo me arreglo solo con Dios. Muy bien. Pero cómo alimento ese vínculo que es real y no sólo virtual o imaginario. ¿Tirar todo por la borda, incluso al niño?

La película no lo encara. Pero la pregunta requiere respuesta. De lo contrario los agujeros se compensan con evasivas. Eso explicaría las razones ocultas de un proyecto en el parlamento que “autoriza” a cortar el respirador cuando nos toque atravesar el túnel oscuro de los últimos días de nuestra vida terrenal. ¿Para no sufrir? O ¿porque no tenemos respuesta para el día después?