Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mons. Galimberti inauguró Proyecto Educativo en Barrio “Nuevo Uruguay” de Salto

 

salto 2

Con la plantación de un Ibirapitá, árbol de Artigas y palabras del Obispo, Mons. Pablo Galimberti, fue inaugurado el miércoles 17 un programa educativo, en el Barrio Nuevo Uruguay de la ciudad de Salto, destinado a acompañar a niños que cursan los últimos años de la escuela.

Un grupo de adolescentes del barrio, madres, colaboradores y animadores del programa, así como estudiantes de la Universidad Católica (sede Salto), junto con algunos de sus docentes, acompañaron y animaron el sencillo acto.

La actividad, en principio, está orientada a compartir momentos de juegos, talleres y posterior merienda comunitaria. Durante los meses de agosto y setiembre es guiada por  alumnos de la Universidad  Católica y a partir de octubre se intensificarán los talleres con  la incorporación  de otros profesionales del área educativa, con el propósito de ir creando conciencia  de la importancia de la educación y de que desarrollo es responsabilidad de todos.

El objetivo del proyecto quedó plasmado con una parábola que usó el Obispo de Salto: Una mujer caminaba por una zona de su ciudad y vio a varios obreros trabajando. Preguntó al primero qué hacía: “pongo ladrillos”, respondió. Siguió y preguntó lo mismo a otro, que le respondió: “levanto paredes”. Vio después a un tercero y a la misma pregunta la respuesta fue: “construyo catedrales”.

La plantación del árbol de Artigas en el predio donde se encuentra la Capilla Virgen de los Treinta y Tres, expresa el sueño de ver un día no lejano una generosa sombra para reunir y alentar a los adolescentes y sus familias. “Es la sombra protectora que también regala la fe en Jesucristo y la protección de su Madre, invocada en este lugar con el nombre de Virgen de los Treinta y Tres”, señaló el Obispo.

“Soñamos y nos comprometemos a poner nuestras manos para esta tarea. Quiera Dios que esta siembra de buenas semillas esparcidas en este rincón de Salto contribuya a despertar el corazón y el futuro de muchos jóvenes y familias”, dijo Mons. Galimberti.

Concluida la ceremonia y bendición, un grupo de estudiantes de la Universidad Católica realizaron actividades de animación y recreación.La inauguración culminó con una merienda y rostros pintados, expresión del ramillete de esperanzas que regaló sonrisas, optimismo y ganas de poner el hombro en todos los participantes.

Información porporcionada por DECOS SALTO