Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Mons. Galimberti destaca la necesidad de impulsar a los talentos “made in Uruguay”

MonsGalimberti1

En su columna semanal en el Diario “Cambio”, el Obispo de Salto, Mons. Pablo Galimberti, destaca los logros de jóvenes uruguayos reconocidos en el exterior y explicita la necesidad de “no perder energías en debates estériles” e impulsar las iniciativas que involucran a jóvenes de “tierra adentro”.

Talentos “made in Uruguay”

Mons. Pablo Galimberti

La distancia entre Toscas de Caraguatá (1.200 hab. Dpto. de  Tacuarembó) y California  es enorme en kilómetros pero no en inteligencia. Acaban de demostrarlo cinco jóvenes del Uruguay profundo.

Tariza Silva, Paulino Silva, Celina López, Sandro Pereira y Camila Martínez participaron en una competencia mundial de robótica para liceales en Legoland.

Estos estudiantes accedieron al torneo luego de quedar en tercer lugar en la categoría First Lego League Uruguay de la Olimpíada de Robótica, Programación y Videojuegos 2017, que realiza anualmente el Plan Ceibal. El proyecto en el que habían trabajado se focalizó en una necesidad de su entorno, la recolección de agua para producción alimenticia.

La sequía golpea fuerte en los productores agropecuarios y los jóvenes llevaron las preocupaciones cotidianas de sus familias al aula. Y se repitió una constante en la evolución de la humanidad: los problemas también ayudan para despertar el ingenio.

El proyecto empezó con la recolección de agua de lluvia mediante un sistema de tanques aéreos. Esa agua se recoge en el techo del liceo y de allí pasa por un filtro y una bomba de ariete, que bombea agua a los tanques, que tienen una capacidad total de 1.500 litros.

El ingenioso proyecto, lejos de ubicarse en la categoría de ciencia ficción, se puede concretar con relativa facilidad para beneficio de su propio liceo, que se ha convertido en su segunda casa. Laboratorios Digitales es un programa de Ceibal que se basa en tecnologías digitales para el fomento del trabajo colaborativo, el aprendizaje basado en proyectos, el estímulo de la creatividad y el pensamiento computacional, propiciando la integración de diversas disciplinas.

No es la primera vez que Uruguay está presente en estos eventos. Otros dos grupos, provenientes del liceo de Tala, Canelones, ya habían participado.

Imaginemos la explosión de emociones de estos jóvenes. Cuántos mitos del primer mundo pudieron ver y tocar con sus propios ojos. Han podido verificar que con el estudio y la inteligencia, dejándose guiar por pacientes docentes, van descubriendo sus propias capacidades y lo que pueden ofrecer a la comunidad. Sus familias y vecinos de Toscas de Caraguatá seguramente habrán festejado la conquista de esta “copa”.

Hace pocos días el Palacio Legislativo fue escenario de un evento destacable y prometedor: el lanzamiento de la propuesta de reforma educativa de Eduy21, a la que el senador Pablo Mieres calificó como la “resurrección de la esperanza”.

Los jóvenes de la capital y del Uruguay profundo necesitan con urgencia estos impulsos positivos, que a Dios gracias, ya se vienen dando y que han permitido la participación de estos jóvenes de “tierra adentro”. No perdamos energías en debates estériles.

Un columnista de El País comentaba algunas reacciones luego del evento del Eduy21. Al día siguiente algunos burócratas centraron sus críticas en dos puntos: la falta de mujeres y la sospecha de que se trata de un “intento privatizador” de la enseñanza. Una lástima esta miopía y la poca percepción de la urgencia de lo que se está proponiendo.

Según el columnista, es como si la gente que escapaba del Titanic se hubiera peleado por el color de los botes salvavidas, mientras el agua les va llegando al cuello.

Muchos jóvenes de las periferias capitalinas y de tierra adentro esperan el oportuno apoyo para que nuestro país crezca y los jóvenes descubran motivaciones para vivir y esperar.

Columna publicada en el Diario “Cambio”  el viernes 25 de mayo de 2018