Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

Noticeu Mons. Fuentes afirma que reciente resolución de la ONU sobre la familia es “síntoma de un cambio”

JAIME-FUENTES-2-581x700

El Obispo de Minas, Mons. Jaime Fuentes, retoma en su blog www.desdelverdun.org el tema del folleto de educación sexual para las familias que se distribuye en las escuelas públicas y destacó la Resolución de Protección a la Familia aprobada el 26 de junio por la ONU en la que se reconoce a la familia “como el núcleo natural y fundamental de la sociedad”. De esta resolución, Mons. Fuentes infiere que “no hay ni puede haber `distintos tipos de familia` sino sólo una”. Mons. Fuentes destaca que este pronunciamiento es “síntoma de un cambio”.

Refiriéndose al folleto de educación sexual el Obispo expresa que comparte el propósito del escrito y coincide en que “’está bueno conversar’ sobre la sexualidad y hacerlo con `buena disposición, generando un clima de confianza y tratando de escuchar y comprender’.

ESTÁ BUENO CONVERSAR (Cómo enfrentar a un tsunami-2)

Queridos Rafa y Anamaría:

volvamos al tema de la semana pasada, el folleto de educación sexual para las familias –Está bueno conversar- que se está distribuyendo en nuestras escuelas.
Fue “la gota que derramó el vaso”, me escribiste, Rafa, que te bajoneó por lo que encontraste en él. Te hablé de la “dictadura del relativismo”…

Ahora debo decirte algo que tal vez te sorprenda, no sé: en el folleto encontré varias cosas interesantes, bien dichas… También te digo que ya hace años –a lo mejor te sirve la experiencia- aprendí que es difícil encontrar algo en lo que TODO esté mal… En el argumento que nos ocupa, veo que son cinco los autores del folleto y, para realizarlo, recibieron aportes de dos instituciones oficiales y de otras 19 personas. Me pregunto: ¿será posible que entre tantas mujeres y hombres, la mayoría personas dedicadas a la enseñanza, no hayan escrito algo bien? No, no puede ser.

Te diré que comparto con ellos el propósito del escrito: coincido en que “está bueno conversar” sobre la sexualidad y hacerlo con “buena disposición, generando un clima de confianza y tratando de escuchar y comprender”, como declaran en las primeras líneas. Pretenden, también, que el folleto sea “un aporte para los momentos cotidianos, en familia”, de manera que en ese entorno afectivo “fluyan preguntas y se den las respuestas que acompañen los descubrimientos”. ¿No te parece que se pueden compartir estos propósitos?

Al mismo tiempo te confieso que subrayé en familia, porque estoy convencido de que es ahí donde nos jugamos la felicidad y nuestro futuro. En este sentido, creo que “está bueno conversar” sobre una noticia que no es fútbol… El 26 de junio, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una Resolución de Protección a la Familia, en la que se afirma algo muy importante: «Reconocemos a la familia como el núcleo natural y fundamental de la sociedad”.

Dice varias cosas más, también de mucho interés, pero quisiera quedarme en esta primera afirmación.
Que Naciones Unidas reconozca hoy a la familia como “el núcleo natural y fundamental de la sociedad”, ¿acaso no supone un desmentido a quienes piensan -¡como vos, Rafa!- que TODO está mal?

Si la familia es “el núcleo natural y fundamental” de la sociedad, esto significa que ella tiene una naturaleza propia. Si me preguntan qué es naturaleza, respondo con el DRAE que es la esencia y propiedad característica de cada ser. Tomando pie en esta definición, la esencia de la familia consiste, pues, en estar formada por un hombre y una mujer, ya que son los que tienen la capacidad de realizar el acto sexual propio del varón y de la hembra (esta es la propiedad característica de cada uno de ellos). Esta relación estable y exclusiva, abierta a la vida por naturaleza, sobre la cual se construye la familia, se llama matrimonio.

Habrá que concluir, entonces, hablando con el mínimo rigor necesario para entendernos, que no hay ni puede haber “distintos tipos de familia” sino sólo una, a la que la ONU califica como “el núcleo natural y fundamental de la sociedad”.
Rafa, te recordé la vez pasada que estamos en plena dictadura del relativismo. En mi opinión, la Resolución de la ONU es el síntoma de un cambio.

En un sitio web que ha sufrido la Resolución como una derrota, leo que ella fue presentada por Bangladesh, China, Costa de Marfil, Egipto, El Salvador, Mauritania, Marruecos, Namibia, Qatar, Federación Rusa, Sierra Leona, Túnez y Uganda. Fue aprobada por 26 votos a favor y 14 en contra. ¿Qué hizo Uruguay?: Uruguay en su nombre y en el de Chile, Francia e Irlanda presentaron una solicitud de enmienda a la resolución insertando en su texto el párrafo “teniendo en cuenta que en diferentes sistemas culturales, políticos y sociales existen varias formas de familia”. Desafortunadamente Rusia presentó una moción de NO-ACCIÓN, impidiendo que esta moción sea votada, ni siquiera discutida.

Termino por hoy, creo que no me fui de tema. Anamaría, ya ves que a ti no te dije nada… Con tres meses de tu segundo embarazo no creo que necesites muchas explicaciones sobre la naturaleza de la familia. Te cuento un cuento.
Un estudiante se presentó, nerviosísimo, a su futuro suegro y le dijo muy formalmente y rapidito: – Señor, soy un joven paraguayo y vengo a pedirle la mano de su hija para casarme con ella. – ¿Para quéee? – ¡Paraguayo!, señor.

Con todo afecto, hasta la próxima,

Jaime