Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mons. Fajardo envió primera carta a la Diócesis de Salto y anuncia que tomará posesión el 15 de agosto

En su primera comunicación con su nueva Diócesis, el Obispo electo de Salto, Mons. Arturo Fajardo, les expresa su cariño y  deseo de ponerse “desde ya en camino para servir al Señor en medio de ustedes” . “Los quiero y cada día rezo por la Diócesis y por ustedes. Al Señor los encomiendo en la oración y espero con ansiedad el día de conocerlos”, les manifiesta en su primera carta a los miembros del presbiterio, diáconos permanentes, seminaristas, Vida Consagrada, y miembros del santo pueblo de Dios.

En su misiva Mons. Fajardo anuncia que tomará posesión de la Diócesis el 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María. ”A Ella quiero encomendar la Diócesis en su camino centenario”, afirma.

En estas primeras líneas Mons. Fajardo hace memoria de su antecesor, Mons. Fernando Gil, fallecido en enero de este año, destacando que  “se hizo querer mucho y lo extrañamos”.

El Obispo electo de Salto admite que “nos toca un tiempo difícil y desafiante, con muchas situaciones que nos angustian y afligen” pero subraya que “tenemos una certeza: la promesa del Señor que siempre estará con nosotros; que esa sea nuestra esperanza y nuestro consuelo”.

 

TEXTO DE LA CARTA DE MONS. ARTURO FAJARDO A LA DIÓCESIS DE SALTO

Queridos hermanos: miembros del presbiterio, diáconos permanentes, seminaristas, Vida Consagrada, y miembros del santo pueblo de Dios.

A través de los buenos oficios del Administrador Diocesano, Pbro. Carlos Silva, quiero hacerles llegar un afectuoso saludo en este domingo en que tenemos la alegría de retomar la celebración de la Santa Misa con presencia de fieles.

Como saben, el Santo Padre Francisco me ha nombrado Obispo de Salto. Me toca suceder al querido Obispo Mons. Fernando Gil, quien se hizo querer mucho y lo extrañamos.

Quiero expresarles mi deseo de ponerme desde ya en camino para servir al Señor en medio de ustedes. Los quiero y cada día rezo por la Diócesis y por ustedes. Al Señor los encomiendo en la oración y espero con ansiedad el día de conocerlos.

Nos toca un tiempo difícil y desafiante, con muchas situaciones que nos angustian y afligen. Tenemos una certeza: la promesa del Señor que siempre estará con nosotros; que esa sea nuestra esperanza y nuestro consuelo.

La Misa de inicio del ministerio como Obispo de Salto será el 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María. A Ella quiero encomendar la Diócesis en su camino centenario.

Cuenten con mi mejor disposición y les pido me encomienden al Señor.

Con mi afecto y bendición

Mons. Arturo Fajardo
Obispo electo de Salto