Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu Mons. Fajardo confirió Ministerio del Lectorado a Alejandro Cruz Garabelli

alejandro cruz

El pasado lunes 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor y XIX Jornada de la Vida Consagrada, el Obispo de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, confirió el ministerio del lectorado a Alejandro Cruz Garabelli, de la Institución Dalmanutá.

El Ingeniero Electricista, que dejó su profesión para responder al llamado al sacerdocio, actualmente es catequista de los grupos de Bachillerato en el Colegio del Huerto, integra el grupo de ministros de la Esperanza en la Parroquia Catedral de San José y mantiene el espacio radial “Caminando en San José”, que se emite por Radio 41.

Mons. Fajardo le confirió el ministerio del lectorado, que lo habilita a leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica, en la celebración que tuvo lugar a las 20 hs., en la Basílica Catedral de San José.

DE ANTEL A LA IGLESIA

Alejandro Cruz nació en la ciudad de Montevideo el 15 de abril de 1968. Recibió el Bautismo en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, Tierra Santa (Montevideo), el 04 de mayo de 1968, su Primera Comunión en la misma Parroquia el 29 de julio de 1978. El Sacramento de la Confirmación en el Colegio y Liceo Santa María, de los Hermanos Maristas (Montevideo) el 25 de octubre de 1985.

Ingresó a la Institución Dalmanutá y realizó su consagración como religioso el 22 de setiembre de 1989 y sus votos perpetuos el 31 de diciembre de 2009. La Institución Dalmanutá, perteneciente a la Iglesia Católica, está dedicada a la Dirección Espiritual, y lleva más de 30 años de actividad en la Iglesia brindando este tradicional servicio. Fue fundada oficialmente el 15 de agosto de 1980 por los sacerdotes Luis Pedro Montes sj y Ernesto Popelka.

El nombre “Dalmanutá” se refiere al lugar que el Señor eligió para retirarse con sus discípulos en busca de soledad, recogimiento, oración y encuentro con su Padre. Sus sacerdotes y religiosos están presentes en varios lugares, particularmente en Uruguay se encuentran en Montevideo, Flores y San José. A comienzos de 2009, el Obispo diocesano, les confió la atención pastoral de la Cuasiparroquia que se encuentra en la zona de Delta del Tigre en San José.

Alejandro Cruz desarrolló el apostolado de la Dirección Espiritual en diferentes casas de Dalmanutá, preparó para la recepción de algunos sacramentos a adultos y animó a algunos grupos de jóvenes. Actualmente es catequista de los grupos de Bachillerato en el Colegio del Huerto, integra el grupo de ministros de la Esperanza en la Parroquia Catedral de San José y mantiene el espacio radial “Caminando en San José”, que se emite por Radio 41.

Se recibió como Ingeniero Electricista, tras egresar de la Universidad de la República, Facultad de Ingeniería. Hizo sus estudios de Filosofía y Teología desde el año 1993-1999 en la Facultad de Teología del Uruguay. Bachiller en Teología, Pontificia Universidad Gregoriana, y cursó el Bienio Filosófico en el I.T.U.M.S., hoy Facultad de Teología.

Desde el año 1991 al 2007 ejerció su profesión de Ingeniero en la sección de Telefonía celular en la Administración Nacional de Telecomunicaciones (ANTEL), puesto que dejó para dedicarse a su apostolado dentro de la Institución Dalmanutá.

MINISTERIO DE LECTOR

El ministerio del lectorado, se expresa en el gesto de entregar una Biblia y una oración pronunciada por el Obispo.

El Lector, queda instituido para la función, que le es propia, de leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica. Por lo cual proclamará las lecturas de la Sagrada Escritura, pero no el Evangelio, en la Misa y en las demás celebraciones.

Los primeros cristianos se reunían para escuchar la Palabra de Dios y desde el principio, ha habido personas encargadas de leer la Palabra de Dios. En 1971, el Papa Pablo VI cambió las llamadas “órdenes menores” y creó los ministerios del lectorado y acolitado, los cuales son confiados a los seminaristas o candidatos al diaconado permanente por los obispos diocesanos para servir en la liturgia.

Fuente:  “Red Diocesana”, Boletín Digital de la Diócesis de San José