Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

Noticeu Mons. Arturo Fajardo llama a crecer en bondad y en la alegría de ser discípulos de Jesús

En su Mensaje para la Navidad 2013, el Obispo de San José, Mons. Arturo Fajardo, llama  a “ser más buenos y a crecer en la alegría de ser discípulos de Jesús”.

El Obispo invita a “hacer de nuestro corazón un pesebre para que nazca el Niño Dios” y a compartir junto al pesebre una pequeña oración con los niños de la casa, “lo que dará la oportunidad de compartir un momento de catequesis y de reflexión  en medio de la  fiebre de consumo que nos invade estos días”.

En su mensaje, Mons. Fajardo anuncia que la comunidad de la Diócesis de San José se propone el próximo año a “entrar en un tiempo fuerte de salida y misión”

Al concluir su saludo navideño, el Pastor aboga por la defensa de la dignidad de la Vida  “desde el momento de la concepción hasta su fin natural”.

“CON JESUCRISTO SIEMPRE NACE Y RENACE LA ALEGRIA”
Saludo de Navidad 2013 del Obispo de San José de Mayo
 

 Al acercarse los días Santos de Navidad les hago llegar mi afectuoso saludo.

Muchas veces hemos escuchado hablar del “espíritu navideño”, estos días que se acercan son una invitación a ser más buenos y a crecer en la alegría de ser discípulos de Jesús.

Dice el Papa Francisco: “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. (Evangelii Gaudium, 1)

Estamos todos invitados en este tiempo a centrarnos en lo fundamental, Dios se hace hombre, el cielo y la tierra se tocan.

Armar el Pesebre acompañado de una pequeña oración con los niños de la casa -si los hay-, nos dará la oportunidad de compartir un momento de catequesis y de reflexión  en medio de la  fiebre de consumo que nos invade estos días. Como todos los años en nuestra casa hacemos espacio para el pesebre, estamos también invitados a hacer de nuestro corazón un pesebre para que nazca el Niño Dios.

El Santo Padre Francisco nos invita: “En la Palabra de Dios aparece permanentemente este dinamismo de ‘salida’ que Dios quiere provocar en los creyentes”. (EG, 20)

Una Iglesia que sale al encuentro, es signo de la presencia del “Emmanuel”, Dios con Nosotros. Como comunidad diocesana el próximo año queremos entrar en un tiempo fuerte de salida y misión.

Que María, causa de Nuestra Alegría interceda por nosotros.

Que San José nos proteja  y nos cuide como buen Padre.

Que el Niño Dios nos ayude a ser testigos de la Vida que vence la Muerte, a defender siempre su dignidad desde el momento de la concepción hasta su fin natural.

Con todo mi afecto y mi bendición,

+Arturo Fajardo Bustamante
Obispo de San José de Mayo