Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

Noticeu Misa Crismal en Catedral de Canelones en la fiesta de Mons. Jacinto Vera

 

El miércoles 6 de mayo se celebró en la Catedral Santuario Nuestra Señora de Guadalupe de Canelones la Misa Crismal.

Junto con la bendición de los óleos y la consagración del Santo Crisma, se renovaron las promesas de la ordenación de sacerdotes y diáconos.

En la homilía el Obispo de Canelones, Mons. Alberto Sanguinetti,  proclamó la libertad que nos ha dado Cristo sobre el pecado y sobre el miedo a la muerte. También fue recordando la presencia del Espíritu en la vida de la Iglesia, en los sacramentos y en cada miembro. Agradeció a los fieles, sacerdotes y diáconos y religiosas.

El 6 de mayo se recuerda la fecha de la muerte del Venerable Jacinto Vera. Por ello, al final de la Misa, el Obispo se acercó al lugar donde se encuentran las reliquias de su cuerpo y rezó la oración por la canonización del santo obispo, que durante 17 años sirvió como párroco en esa iglesia.


Concluida la celebración los presentes tuvieron un rato de intercambio en la misma iglesia. En especial se conversó sobre todas las medidas sanitarias que ya se implementaron en esta celebración: todos con mascarillas o tapabocas, distancia con lugares señalados, alfombra de desinfección, alcohol, desinfección previa del templo.

Texto completo homilía Santa Misa Crismal